lunes, 12 de enero de 2015

Fobias

Seguramente tiene razón mi colega Jotaefe cuando asegura que soy un frívolo y que "con estas cosas no se bromea". Y todo porque dije que soy "humófobo". Yo sólo quería expresar mi aversión al humo; pero a saber lo que él entendió. Si me hubiese dejado seguir, habría matizado que tampoco hablaba de todos los humos. El humo del buen tabaco de pipa no me molesta, al contrario. Y menos aún el del incienso. Pero Jotaefe se puso como una fiera porque suponía que yo quería "ofender a los gays".
—Hu-mó-fo-bo  —repetí silabeando—. Y le aclaré que tampoco me gustan la música rap ni el hígado encebollado ni los pantalones de cintura caída. ¿Me convierte eso en pantalofóbico o algo así.
Fue en ese momento cuando me acusó de frivolidad.
—Tú, en el fondo —añadió— odias a los gays y disfrazas tu odio con bromitas. Pero con estas cosas no se juega.
Creo que no respondí para evitar males mayores. Porque lo cierto es que no me gustan nada determinados alardes homosexuales con plumas o sin plumas; y tampoco me llenan de orgullo —más bien al contrario— los pavoneos o cacareos de machos en celo, tan corrientes en ambientes tabernarios o de Internet.
Por lo demás no creo padecer ningún tipo de fobia. Si acaso, a las cursilerías lingüísticas. Me revienta, por ejemplo, los sufijo "fobo" y "fobia", tan de moda, que últimamente sólo sirven para agredir al que discrepa y evitar la discusión.
—A ti lo que te pasa es que eres islamófobo.
—No, colega; yo solo soy "bobofobófobo compasivo". Dicho de otro modo, me dan pena y un poco de risa esos bobos con balcones a la calle que llaman "fobia" a cualquier opinión contraria que no saben cómo rebatir.
 

12 comentarios:

Fernando M Díez Gallego dijo...

Muy trabajada esta nueva entrada. Yo le veo a usted muy equilibrado, desde lo que conozco de usted y de su blog y de sus aportaciones a la revista Mundo cristiano. ¡Adelante!

releante dijo...

Muy bueno. No hay mayor sordo que el.que.no quiere oír. Un abrazo

Cordelia dijo...

Fobia: temor acusado y persistente que es excesivo e irracional. Es decir, miedo patológico. Es fobia cuando te dan miedo las mariquitas, las cucarachas o salir de casa sin dar diez vueltas a la llave. Si te dan miedo los leones, es normal.
Si opinas que no es normal, o bueno, o adecuado, o razonable alguna cosa (aquí cada uno rellene con lo que quiera: el arroz a banda, el matrimonio homosexual, el vuelo sin motor, la educación para la ciudadanía o lo que sea) es tu derecho a tener una opinión y manifestarla, siempre y cuando no ataques a nadie con ella. Y lo que sí es una fobia es el temor que los del pensamiento único muestran frente a cualquiera que se atreva a (respetuosamente) manifestar su discrepancia. Porque cuando alguien piensa, es muy difícil hacerle comulgar con ruedas de molino.
Y perdón por la loncha.

Altea dijo...

Me quedo con la última frase. Es más, estoy por colocarla en el dintel de mi blog.

Yomisma dijo...

Toydeacuerdo, o soy tontofoba. Hay gente con la que no se puede hablar.

Isa dijo...

Si es que cuando no hay razones la agresión verbal es la única defensa. Y luego se lengolan hablando de la libertad de expresión (la propia únicamente, no la ajena) y la tolerancia (a sus tópicos únicamente, no al razonamiento ajeno). A estos sí que se les ve el plumero, que no la pluma, je, je

El caso es que a los que asesinan no les acusan de tener ninguna fobia... tendrán que ver si tienen asesinofilia

Como usted dice unos cursis, y muy pesaos

Papathoma dijo...

Después de un día un tanto nefasto, es un placer asomarse a este globo y respirar cordura, buen humor y cierta elegancia intelectual.

Tumismo dijo...

D.Enrique a mi los gays me caen genial,pero sobre todo los que conozco,que por cierto son un montón,mi vecino,un primo por parte de mi madre,el cajero del banco Popular de mi calle,mi profe preferido de la uni,el pescatero de la plaza (mi madre dice que es un encanto),dos camareros de la mejor tasca del barrio (menudo pulpo que ponen),el delantero del equipo de futbol donde juego,un amigo de la cuadrilla....etc,etc,vamos todos para quitarse el sombrero y un todo un orgullo.

Enrique Monasterio dijo...

¿Orgullo por ser gays o por otras razones?
A mí me caen bien casi todas las personas que conozco, y ninguna de ellas por ser gay o por todo lo contrario.

Santi Arriaga dijo...

Pa mí que "Tumismo" es heterófobo

Tumismo dijo...

Un orgullo de gente D.Enrique.
Y Santi si,será eso jjjjjj

c3po dijo...

El colmo: ser fobófobo.
O fobófaba...