miércoles, 8 de abril de 2015

La religión de la juerga

Itxu Díaz ha publicado en el diario “La Región”, de Orense, un magnífico artículo que comienza así:



Que el cristianismo no está reñido con el vino lo prueba la fiesta de hoy. Lo esencial de un cristiano es la alegría. No necesariamente etílica, pero también. La Pasión de Cristo no fue más que una pincelada terrorífica en un mar de alegría, esperanza, y milagros para todos. Sin el humor, el amor se seca y se muere. Y sólo los hombres tienen sentido del humor. Las gaviotas se ríen a grandes voces pero nunca entienden el chiste. Tampoco por casualidad, sólo el hombre puede amar. Y el cristianismo es la religión del amor, de acuerdo, pero también la del humor, la del buen humor.

Podéis leer el resto pinchando aquí.


6 comentarios:

Isa dijo...

El enlace está chungo, ha debido de copiar y pegar dos veces

Enrique Monasterio dijo...

Creo que lo arreglé

Anónimo dijo...

Yo tengo una duda. En las películas sobre Cristo, en todas, este habla a la multitud de manera sosegada, como conversando y, pienso, no debió ser así, salvo que la audiencia fuese escasísima. ¿Cómo se las arreglarían para poder oír a Jesus? No puedo evitar imaginármelo gritando como un político, sin altavoces... ¿Cómo seria?

Anónimo dijo...

Sera que es Dios y habla al corazón?

yankee dijo...

Buenísimo el artículo.

yankee dijo...

Buenísimo el artículo.