sábado, 23 de febrero de 2008

Se van las grullas


Hoy ha aparecido una gran V en el cielo de Madrid. Era una bandada de grullas que volaban a mucha altura sobre esas ridículas torres que han edificado al norte de la Castellana. Casi nadie se ha fijado en las aves: mil metros más abajo había huelga de autobuses urbanos y no estaba el tráfico para contemplaciones. Yo, sin embargo, sí que las he mirado; a veces pienso que las huelo y que oigo sus graznidos. Incluso he tenido tiempo de sacar los prismáticos para volar un rato con ellas.

No había ni una sola nube y la temperatura estaba por encima de los dieciocho grados. Las grullas regresan a los países fríos de Europa, donde el hielo ya ha desaparecido. Ellas tienen su propia autopista con áreas de descanso bien conocidas.

Según mi amigo Moisés, la V significa "volveremos". Quién sabe. Parece que este año se han ido antes de lo previsto. Se conoce que su servicio meteorológico les ha avisado de que el clima está cambiando.

Yo creo que la V es lo que siempre ha sido, un signo de victoria. Ha empezado la campaña electoral, y las grullas han pegado su cartel en el cielo. También ellas están seguras de vencer, aunque no me han dicho a qué partido pertenecen.

Este vídeo recoge un pasaje del documental "Nómadas del viento"



8 comentarios:

Juanan dijo...

Pues sí: cantarán victoria.

¡Qué bonito lo de las grullas! A veces la naturaleza es tan sencilla y tan elegante que deslumbra.

LaMujermisma dijo...

¡Qué belleza! Muchas gracias.

LaMujermisma dijo...

¡Qué belleza! Muchas gracias

OnlyMary dijo...

Tuve la suerte de contemplarlas cuando volaban hacia el sur en octubre...
Qué corta se me hace su vuelta esta vez...

Gracias por compartir, siempre,
y una felicitación especial para ese primer año de blog.
Un afectuoso saludo.

Maryluz

a tiza y papel dijo...

es que en Madrid,... siempre pasan cosas y muchas, bonitas!
Feliz cumpleaños!

australino dijo...

Hola, ¿qué tal? He estado haciendo una búsqueda en la red a propósito de la enorme bandada que vi el pasado viernes 22. Pero no estaba seguro de qué se trataba. En teoría todo apuntaba a las grullas, pero he leído en las guías que las cigüeñas también migran en ocasiones en grandes bandadas, y de un modo caótico, hormigueante. Y es que yo no vi la famosa uve, o, cuando la veía, estaba poco definida.

Entonces, ¿estás seguro de que eran grullas? Es lo que piensa un amigo, debéis tener razón.

Un saludo, he entrado casualmente en tu blog.

Jorge M. Hernández dijo...

Buenas a todos!, solo quería aclarar que si el paso de las grullas lo viste ese fin de semana (el del 23 de febrero) no se han adelantado para nada de sus fechas de regreso...todos los años regresan en esas fechas, (los que si parecen haberse adelantado unos 15-20 días son los milanos negros, vistos ya ese mismo fin de semana en bandos que agrupaban cientos de ellos).

australino dijo...

Hola, Jorge:

No sé si me estabas contestando a mí. Gracias de todos modos. He visto las fotos de tu blog y algunas están fenomenal.

Un saludo.