sábado, 28 de noviembre de 2009

Con cariño, a mi insultador


Querido anónimo lector que me insultas cada día con emocionante constancia; ayer me enviaste un comentario muy certero:

"No es el momento de escribir sobre el amor a los animales, las torres gemelas o tus paseos por Madrid. Nos importa muy poco lo que piensas sobre el alma de los perros o los anuncios de cerveza. Es demasiado grave lo que ocurre en España para que te dediques a esas banalidades. Una cosa es el humor y otra la frivolidad.
No tienes tanto talento como te atribuyes. A mí me produce vergüenza ajena leer tus chorradas”.

Debería haber publicado el comentario, pero estoy tan acostumbrado a rechazar todas tus cosas, que sin querer le di al botoncito equivocado. Ahora me arrepiento porque esta vez no pones faltas de ortografía, y ni siquiera me insultas con el vigor de otras veces; al contrario. Además en parte estoy de acuerdo contigo.

Tienes razón, amigo; tengo menos talento del que creo. Si alguien me comprarse por lo que valgo y me vendiese por lo que creo que valgo, haría un gran negocio. A lo mejor a ti te ocurre lo mismo. Piénsalo.

También es cierto que algunas veces me dan ganas de ponerme serio y gruñir en el blog desde la mañana a la noche; pero supongo que a base de mal humor tampoco resolvería nada, y ya ves que de vez en cuando hablo de esas cosas graves que nos harían perder la alegría, si no supiésemos que somos hijos de Dios. ¿No se me nota que no siempre estoy para bromas?

Por ejemplo, ahora. ¿Qué pinto yo aquí comentando los comentarios de mis comentaristas más irritados, cuando ahí fuera ocurren tantas calamidades? Imagínate, mañana mismo se juega el partido del siglo: Barça & Real Madrid.

Y yo con estos pelos.

39 comentarios:

Hadasita dijo...

Con cariño, a D.Enrique:
estoy de acuerdo con su insultador en que la vida es... dura (por decirlo finamente). Si me pusiera a contar todas las cosas malas que me están pasando de golpe, algún sabiondo podría pensar que soy víctima de un mal de ojo o algo así. Y pese a que mi perrita es la única que sigue a mi lado (para vergüenza de los seres humanos) con lo que no estoy muy de acuerdo con todo lo que usted publica, de todas maneras siempre es agradable que alguien te saque una sonrisa o te haga ver las cosas desde... una tercera dimensión de vez en cuando. Así que por mí puede seguir publicando "chorradas" a mansalva, que las leeré encantada y además de verdad. Gracias por su blog: es una bocanada de aire fresco. Quizás sólo es eso, pero ¿quién pide más?

Anónimo dijo...

D. Enrique:

Si el insultador piens así, entonces, ¿porqué lee su blog?. NO sería mejor que se despreocupe de "banalidades" que le interesan... Creo es un "buena gente" que sufre porque no entiende pero que quiere hacerlo. Yo sólo sufro con las cosas que me importan.

Por cierto, no me parece que pierda el poco tiempo que tiene a diario para escribir banalidades. De hecho ningún post suyo una "banalidad".

A mi me encanta su blog y sus posts y AGRADEZCO ENORMENENTE su esfuerzo diario para actualizarlo constantemente. A nadie le sobra el tiempo y a usted me consta que mucho menos.

Bueno, comentarista insultador, la rabia no debe ser tan mala cuando te teien enganchado a este blog qe te disgusta tanto. A mí , lo que no me gusta, no me engancha.

Adaldrida dijo...

Ay Dios mío. Mientras leía la entrada pensaba en lo cretino que era el anónimo, lo fácil que es insultar y me enfadaba un poco (porque estos días estoy en modo rebelde ON), lo humildico que estaba usted frente a semejantes alimañas. Pero de repente veo ese final taaan inesperado jajajajaj. Siga así, don Enrique.

Yuria dijo...

España y el mundo entero van así,... Lleva razón el anónimo.
Esta mañana al despertarme le he preguntado a Jesús, hijo de María, qué tenía que hacer yo para seguirle.

Entonces me he preguntado ¿Irme a las misiones con los más pobres? ¿Dejándome a mi marido y a mi hija?
No. Porque estos también me necesitan, y mis alumnos en mi trabajo, y más gente. Tengo que estar donde estoy, mejorando algunas cosas.

No sigo porque me alargaría demasiado.
Sólo dejo esta pregunta en el aire: ¿qué podemos hacer los creyentes por este mundo? Acaso tener un blog con aire fresco sea una, de ese montón de cosas que tienen cabida y no están tan mal.

Carmen dijo...

No haga caso, siga escribiendo. España está como está y nuestras vidas personales ni le cuento. Llego a pensar que la dificultad es algo inherente al ser humano, así que como puede apreciar tenemos motivos (verdaderas y aplastantes chorradas, estas sí que lo son en toda regla) para seguir luchando.
Tenga por seguro que para mucha gente este es un espacio en el que justamente y con toda la intención salimos de nosotros, y nuestro "yo" sigue con nosotros evidentemente pero no ocupa todo el horizante.

Gracias

Anónimo dijo...

Pues a mí no me parece que escriba banalidades D.Enrique... es más, no sabe lo que ayuda su blog para acercarse a Dios... pues si no lo sabemos ver en todas las "banalidades" que nos pasan a diario (y en esto, Kloster está de testigo, usted es un gran instrumento) ¿dónde le vamos a encontrar?

Y a su insultador, ni caso, a rezar por él, que seguramente lo hace y es por ello que no se queda "indiferente" ante lo que escribe, y es que, ya le digo, su blog "cala".

¡¡¡GRACIAS por su aire fresco, que nos da ánimo y alegría para afrontar lo pequeño y lo grande!!!
A seguir así.

Carmen dijo...

No haga caso, siga escribiendo. España está como está y nuestras vidas personales ni le cuento. Llego a pensar que la dificultad es algo inherente al ser humano, así que como puede apreciar tenemos motivos (verdaderas y aplastantes chorradas, estas sí que lo son en toda regla) para seguir luchando.
Tenga por seguro que para mucha gente este es un espacio en el que justamente y con toda la intención salimos de nosotros, y nuestro "yo" sigue con nosotros evidentemente pero no ocupa todo el horizante.

Gracias

Pascalle dijo...

Insultador (o como te llames): todos pensamos lo mismo. ¿Qué haces ahí leyendo este blog? Si tan poco te importa, de qué vas? Hay gente pa-tó...

Enrique Monasterio dijo...

No me insultéis a mi insultador, porfa. Temo que me abandone, o, lo que es peor, que descubra vuestros blogs y amplíe su campo de acción.

Juanluís dijo...

Continúe con su buen humor, D. Enrique; por eso venimos a respirar aire fresco cada día hasta aquí.

Javier dijo...

Pues siga con sus "banalidades", que a mí por lo menos me gustan.

Joseph Kabamba dijo...

.
No perdemos el tiempo.

Ganamos amigos.

.

INÉS dijo...

No nos vienen mal estos comentarios...aunque parezca mentira ayudan....
Publique sus comenterios...ya estamos nosotros para contestarles.

Isa dijo...

En el fondo le debe encantar su blog a ese insultador porque de otro modo no se entiende que siga leyendo sus entradas. Debe estar muy aburrido para perder así el tiempo o es que reclama atención a voces...como un adolescente o un bebé...
Su blog no es sólo "una bocanada de aire fresco", es un medio que te ayuda a pensar, a replantearte muchas cosas y a llevarte por el camino que lleva a la felicidad, que no es poco.
Gracias por su buen humor, ¡es contagioso!

Anónimo dijo...

Banalidades, que barbaridad, yo hace dos años que estoy enganchada a us blog, por pura casualidad, no estoy convencida de que lo puso Dios en mi camino, porque:
-Me hace sonreir (con la que me esta callendo)
-No solo leo sus entradas , leo tambien todos los comentarios a diario, y he conocido a una gran familia, que la siento mia.
-Me ayuda a rezar (que a veces me cuesta)
-Me ayuda a pensar( siempre en positivo).
-Mi hija adolescente me pregunta semanalmente,¿que ha colgado D. Enrique? , lee algunas cosas y me ayuda a que ella piense, que falta le hace.
Podria seguir asi hasta el infinito , pero resumo me ayuda a luchar por querer ser mejor persona .
GRACIAS D. ENRIQUE , ME ENCANTA SU BLOG , ES EL AIRE PURO QUE RESPIRO CADA MAÑANA.
Inma.

ann dijo...

Pobre anonimo!!!

Yo creo que deberiamos pedirle a nuestra Madre Santisima, hoy por ser sabado, que intercediera por el.

¿No tendra amigos?

Ah! y me encanta su blog, es una gozada.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Hombre, D. Enrique, si descubre nuestros blogs no le vamos a hacer nada. A lo mejor tenemos suerte, les disgusta igualmente y también se "engancha".

En el mío que se pase cuando quiera porque la verdad que creo el "insultador" tiene un buen ángel de la guarda ya que, con tanto comentario negativo (por lo que cuenta) seguro que ha conseguido que le encomienda con frecuencia. (No digo que el ángel de la guarda le anime a insultar, sino a ponerlo por escrito y que así le encomendemos).

Además si el "insultador" pensara que escribe banalidades se dedicaría a ayudar en los comedores de Cáritas (uno al menos por ciudad) en vez de perder el tiempo en lo que considera un blog banal.

Anónimo dijo...

Yo reconozco que también me he encendido con su "insultador particular", tanto que me ha motivado a escribir un comentario (porque sigo su blog pero no me gusta poner comentarios)y cada vez más pienso, en lo difícil que es ser agradable con la gente que opina diferente que tú y sino que se lo pregunten al "elemento", el caso es que algunos hacemos un poquito de esfuerzo por la paz a pequeña escala.

Clara dijo...

También yo estoy enganchada a este blog que descubrí de rebote. Es profundo y divertido. También leo todos los comentarios.

Un abrazo al presunto insultador, seguro que lo necesita, y gracias a D. Enrique por seguir dándole a la tecla, hace mucho bien.

Clara dijo...

También yo estoy enganchada a este blog que descubrí de rebote. Es profundo y divertido. También leo todos los comentarios.

Un abrazo al presunto insultador, seguro que lo necesita, y gracias a D. Enrique por seguir dándole a la tecla, hace mucho bien.

Almudena dijo...

Pues sí, este mundo está que echa llamas pero mientras lo vamos apagando tampoco está de más que nos fijemos en un pájaro que vuela ni es ofensivo que nos molesten los zapatos. Afortunadamente, además de las cosas grandes hay cosas pequeñas e incluso, minucias. Y a nadie debería ofender que se les preste atención

jotacepeve dijo...

Adelante Don Enrique... ya le había comentado yo en aquella entrada de "los intrusos" que no podemos evitar que haya gente así y que si ladran los perros señal es que se avanza... en fin, le mando un link para que vea que usted podría ser uno de los "muñequitos" verdes y el "intruso-insultador" uno de los rojos... acá el link http://www.youtube.com/watch?v=P5xBadkEmSs a lo mejor ya lo ha visto, pero creo que es adhoc para esta entrada... el bien sobre el mal, la sempiterna batalla. Por último: muchas felicidades en este día 28 ;)

Anónimo dijo...

Al insultador:
si piensa que este blog es una banalidad, no pierda su tiempo ya que ha de ser tan valioso como el mío y vayase a otros lados donde encuentre lago que para usted merezca la pena. Pero no critique y desmerezca algo que a algunos sí que nos llena y nos gusta.
A D. Enrique:
Gracias por dedicarnos parte de su tiempo cada día.

maría.

Isa dijo...

¡Ah, lo olvidaba! no lo he felicitado por el día de hoy...
¡Felicidades!

Marita dijo...

Un personaje tan serio como ese, ¿para qué se toma la molestia de venir a cada rato a ver banalidades?
Saludos, don Enrique. Feliz 28 de noviembre

Anónimo dijo...

A mí, que soy lectora habitual de su blog y de su artículo de Mundo Cristiano, me encanta lo que escribe y cómo lo escribe: con mucho sentido común y con sentido del humor, dos enfoques que se echan en falta con demasiada frecuencia en el mundo actual.

Sobre el insultador, sólo diría que si a él le molestan tanto sus palabras será porque le hacen pensar que al fin y al cabo es de lo que se trata ¿no? Y además, siendo usted como es, seguro que entre insulto e insulto por parte de este individuo algún Padrenuestro le caerá al susodicho, así que el pobre no sabe en que berenjenal se está metiendo, estupendo berenjenal por cierto.

GRACIAS por su blog y por todo lo que escribe y, para que no se diga que digo Amén a todo, diré que a mí sí me gustan los rascacielos, pero esta diferencia entre su pensamiento y el mío yo la considero pecata minuta.

Anónimo dijo...

Hoy he podado unos árboles, a la caída de la tarde los pájaros volvían buscando hasta lo que hoy era su casa, revoloteaban por que no la hallaban ¿le pasará esto a su anónimo diario?.Que no se preocupe, si sigues aquí es porque no estarás tan mal y si no le gusta,ya sabes, vuela a otras tierras que a lo mejor estas mas a gusto.
Pero si te apetece volver,ten la seguridad que aquí hay un montón de gente que te acompañara en el vuelo de bienvenida, pero por favor aprende a respetar al que escribe y a los que leen.
Las ráfagas de aire fresco de la pluma de Don Enrique hace que muchos de nosotros volvamos cada mañana a este blog, a mí me hace olvidar por un momento mis problemas y otras que sus palabras me ayudan a solucionar alguno.

Pierre Nodoyuna dijo...

Pero, cuantos cumpleaños tiene, donen? Me cae bien el insultador, aunque no comparto sus opiniones sobre el autor del blog. Cada uno escribe lo que quiere en su propio blog, no es así?

Rocio dijo...

!Pero bueno!cada uno escribe lo que quiere en su blog,yo alucino,vamos.
A mí me gusta mucho su blog,así que ni caso.Nunca me gustaron los anónimos,que escriba un blog y así podremos opinar los demás
Un abrazo ,Rocío.

Boo dijo...

A las 11 de la noche y me encuentro con semejante animación en el blog...¡por poco me lo pierdo!
No hay como un "buen estímulo" para que reconozcamos lo enganchados que estamos al blog y lo mucho que nos gusta a tantos. Y si no lo decimos con frecuencia es por aquello de la humildad del autor,je,je.A mi muchos días me devuelve la alegría.
Y los que no les guste ¡que no miren!
Y si dicen que es malo ¡ que nos enseñen lo que hacen ellos para que lo juzguemos también!¡que demuestren lo bien que lo hacen!

Rosa dijo...

Si tan mal le parece....que no lo lea. No le haga caso.

Galahad dijo...

Parece que no se da cuenta de que estamos en crisis. Lo que ha de hacer es:

-Primero, pone gesto grave y cara de Priamo viendo arder Troya.
-Luego, se inspira leyendo algo de Sartre o Delibes, o una tragedia griega.
-Lo siguiente es ver "El dia de Mañana" o "2012".
-Luego, comenzando con un "Ay, misero de mi, y ay, infelice", lanza un discurso que incluya los siguientes puntos: una referencia al agujero de la capa de ozono, dos al calentamiento global, uno al efecto invernadero, doscientas diecisiete a la crisis, cuatro a la guerra nuclear y no descarte referencias a "Un mundo feliz", de Huxley, y "1984" de Orwell.
-La musica mas apropiada es el Requiem de Mozart.
-Fulmine con la mirada a todo aquel que ose esbozar una sonrisa.

No haga caso a su insultador particular: debe estar nervioso por el Barça-Madrid. Seguramente, a eso se refiere con "lo que esta pasando en España".

Para mi, su blog es un punto de referencia indispensable. Por favor, no deje de escribir. Ya tenemos bastantes personas diciendo lo mal que esta todo.

desde mi más profunda admiración dijo...

Que ladren, que ladren!! Estoy segura de que, en el fondo, al insultador le gusta su blog pero no lo quiere confesar tan abiertamente, hombre D.Henry. Igual Closter tiene algo que decir.

mar dijo...

Hola D. Enrique. No se puede rezar para que gane el Madrid, verdad? Jo que pena porque lo tenemos tan difícil.
Usted siga con su blog a mi me encanta.

Anónimo dijo...

D. Enrique,

Tengo trece años, y soy la segunda de una familia de nueve hermanos, nos chifla su blog, hace algo mas de un año que mi madre, mi padre, tres de mis hermanos y yo leemos su blog.

De "banalidades" nada. Su blog siempre nos arranca una sonrisa, mi madre ha recomendado muchos de sus vídeos al colegio, que han entusiasmado a todos las clases en las que fueron puestas, muchos han pedido el nombre de su web.

¡Siga así D.Enrrique!, nosotros rezaremos por su insultador, para que cambie de actitud.

Anónimo dijo...

Don Enrique, yo también quiero unirme a lo que dicen todos: ¡siga con su blog! A muchos nos ayuda y nos gusta leerlo a diario, más de los que usted cree. Un día me presentaré.
Un fuerte abrazo.

Historias del Metro dijo...

A mí me parece que ese "anónimo" está pidiendo a gritos que recen por él. No es normal estar de tan mal humor ¿no? Algo te pasa, anónimo... Y tú lo sabes ¿a que sí?
En todo caso... Don Enrique no tiene la culpa...
Yo también aprovecho la ocasión para agradecer el esfuerzo diario de este blog que nos ofrece ratitos tan agradables. Un día son ratos que nos sacan una sonrisa; otro día nos hacen reflexionar... otras veces nos ponen un poco melancólicos... hace falta mucho arte!

Bernardo dijo...

¡Cuántos comentarios!

No entiendo muy bien cómo hay gente que se enfada, o se pone triste, o le da tanta importancia.

Si total, los cristianos perdonamos a los que nos ofenden, y lo decimos alto y claro todo el tiempo.

Alejandro dijo...

el insultador...¿será del barça o del real?