miércoles, 18 de noviembre de 2009

Con los padres




Los capellanes del colegio hemos convocado a los padres de los alumnos que han elegido voluntariamente empezar la catequesis de la Confirmación. José María, que tiene la rara virtud de no irse por las ramas, toma el micrófono y les habla del contenido y la forma en que va a desarrollarse la catequesis y les insta a colaborar, animando a sus hijos e hijas a hacer ese pequeño esfuerzo.

Luego subo yo escenario (Dios mío, qué jóvenes me parecen todos, sobre todo ellas). Les hablo del rebaño de pavos y de pavas que hemos de pastorear: 470 chavales de 16 y17 años; les digo que vale la pena comprometerse en serio en la formación de sus hijos: es su derecho y su deber. Que no sean “amiguetes”, sino padres; que los quieran mucho y los escuchen, pero sin renunciar al ejercicio de la autoridad. La educación en “valores” no basta: los valores deben asentarse en unas convicciones sólidas. Sin ellas, serían valores flotantes, etéreos, puro sentimentalismo. Por último, hablamos de virtudes humanas, que deben desarrollarse en el seno de la familia: la reciedumbre, la generosidad, la valentía, la sinceridad, la magnanimidad….

Como veis, todo muy serio. No entiendo de qué se ríen tanto.

11 comentarios:

Isa dijo...

Se reirán por la dificultad de llevarlo a cabo...
Yo cada vez me doy más cuenta de lo fundamental que es la educación en la familia: que el niño se sienta querido y exigido a la vez.
En el centro en el que trabajo hay muchos chicos problemáticos, y escarbas un poco y te das cuenta que detrás hay tragedias familiares gordísimas. Hay padres traficantes; padres a los que sus hijos les dan igual; hijos que han vivido separaciones de sus padres y qu ehan visto como uno de ellos es metido en la cárcel. Qué penica de hijos.

Negra dijo...

Hace unos días mantuve una discusión acerca de "valores" y "principios", yo argumentaba que los valores que no están atados a principios pueden ser hasta dañinos... las pandillas, tienen "valores" y hasta asesinan cuando se falta a la lealtad por ejemplo... la eutanasia esta "justificada" por la compasión... en ambos casos si estos valores no se atan a principios universales como el respeto a la vida se relativizan fácilmente...

Carlos G. dijo...

Vamos, D. Enrique, todos sabemos de qué se ríen. Es más, usted se sentiría un poco fracasado si -otra vez- no lo hubiera conseguido. Hacer amables, atractivas las verdades como puños que los padres necesitan oir de otro, porque a ellos les da miedo plantearlas .. planteárselas para sí mismos.

Almudena dijo...

Pobrecillos... qué susto... o se ríen de sus ocurrencias o, si se lo toman en serio, se desmayan en masa. Osea, encima de educar contra el ambiente, encima, darles con sus vidas ejemplo de marcianos??? ¿Alguna cosita más?Como para no reirse!

INÉS dijo...

Seguro que de nervios...
Es que esto de ser padres pone muy , pero que muy nervioso...

Boo dijo...

Seguro que es la risa floja de pensar "¿sólo eso?"

yomisma dijo...

Qué dificil es exigir cuando uno tiene niños buenos! Y aún así hay que hacerlo. Siempre que tengo que decidir algo de mis hijos, grande o pequeño, suelo pedir ayuda al Espíritu Santo para que sepa ejercer la Gracia de estado. En mi caso sería de Estado Mayor, pues a veces se complican las cosas.... Por ahora todo va bien.
Hoy le he dicho al de 7 años, que se inventa historias para no dormir, que se va a quedar enterrado debajo de tantas mentiras. Y el tío se ha quedado pensativo.... A ver si funciona.

Clara dijo...

Quién se ríe, don Enrique? Dígamelo, que bajo y les doy una nalgetá...

Enrique Monasterio dijo...

No os pongáis serios. Se ríen cuando toca, o sea cuando les hago cosquillas en la sesera con mis tonterías.
Carlos, ¿Porqué "verdades como puños"? Tan verdad son los puños como los lirios. De ahora en adelante diré verdades como como rosas.

Carlos G. dijo...

Vale, D. Enrique, lo he pillado. Gracias por el aviso.

chon dijo...

Uno de mis hijos va a recibir la Confirmación este curso. Echo en falta que les hablen de que se convierten en soldados de Cristo. ¿Por que ya no se habla en estos términos? Para mí es muy gráfico y creo que les da mucha responsabilidad. Es tener claro que la vida es una batalla continua contra el Enemigo