martes, 10 de noviembre de 2009

Dúo para gatos

Gracias, Santi, por mandarme un nuevo vídeo. Hoy ando mal de tiempo y peor de imaginación.

Se trata de un dueto cómico que escribió Rossini. Cansado de la falta de afinación de sus sopranos decidió componer este duo para 2 gatos, para burlarse de las mediocres sopranos de su època. Son 3 minutos que valen la pena.

Quizá os parezca demasiado susceptible, pero me molesta un poco que los chavales vayan con hábito frailuno y grandes cruces colgadas al cuello. Para maullar podrían haber utilizado otra vestimenta


7 comentarios:

Felicitas dijo...

Jajajajajaja....
debo reconocer que me HA ENCANTADOOOOO
Miiiauuuuuuu
;O)

Papathoma dijo...

Bueno, bueno, D. Enrique: no se enfade con la vestimenta de las criaturas, que el dueto sólo era el contrapunto cómico de un concierto serio, serio...(mire sinó con que seriedad cantan los dos...vamos, el rubito ni se inmuta y el morenín hace lo que puede para que no se le escape la risa). A mí lo de los hábitos en niños tampoco me gusta mucho, pero este coro es de un colegio religioso y a veces se visten así. Estoy segura -por la actitud: brazos cruzados, ni un solo movimiento...perfecto silencio del resto del coro que en ese momento no interviene, y por su modo de cantar- de que no pretenden mofarse del hábito que llevan sino más bien lo saben portar con respeto.

Almudena dijo...

No sé... los chavales sí cantan bien y el morenito lo estaba pasando pipa, a pesar de que llevarán horas de ensayos. Si los maullidos fueran desagradables podría entender su disgusto. Pero ¿Quién le asegura a ud. que en lenguaje gatuno ésto no es un canto de alabanza al creador?...

Isabel Riñón dijo...

Buenísimo!!!

Qué en serio se lo toman. Hasta para burlarse hay que saber hacer.

... y a lo mejor es la manera de que se siga viendo la cruz sin que a nadie le afecte a su sensibilidad. No se crea, que yo ya he pensado en colgarme una más grande aún y acudir así a los edificios públicos.

Bernardo dijo...

Este año por Jalogüín en la guardería, a los de la clase de Jaime los han disfrazado de gatos negros. Esta mañana Jaime ha querido ponerse las orejas de cartón para desayunar.

Juanluís dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isa dijo...

¡Qué risaaaaaa! ¡me ha encantado!
Afinan bastante bien, sobre todo el rubio, me he quedado muerta...
Pues sí, no entiendo tampoco lo de la vestimenta...