viernes, 19 de marzo de 2010

19 de marzo


He venido de nuevo a Molinoviejo y, aunque son las 6 de la mañana, ya he empezado a celebrar la fiesta...
del hombre en quien Dios confió;
el que enamoró a María;
el que se enamoró de ella;
el que nunca dijo que no a su Dios;
el que soñaba con ángeles;
el más silencioso;
el más eficaz;
el que gobernó la casa del Verbo Encarnado;
el que dio nombre al Mesías;
el que adoptó como hijo a su Creador;
el yerno de San Joaquín y Santa Ana;
el que no hizo milagros;
el patrón de los obreros y de las pymes;
el que tuvo en sus brazos al Omnipotente;
el que le cambió los pañales;
el que le hizo una cuna y un sonajero;
el que le dio un oficio;
el que sigue mandando en el Cielo como mandó en la tierra,
por los siglos de los siglos.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

El patrón de los ingenieros

Anónimo dijo...

Como me gustaría que en mi vida fuesen muchos “el que…….” de los que describen a San José, pero tendremos que seguir luchando para llegar hacer realidad muchos de ellos sobre todo el que dice” El que nunca dijo Dios a su Dios”

Enrique Monasterio dijo...

Hablábamos de erratas: he aquí una fantástica. Yo escribí "el que nunca dijo que no a su Dios". El comentarista anónimo dice "el que nunca dijo Dios a su Dios".
Algo de razón tiene la errata. San José llamó a Jesús de mil formas, pero probablemente nunca le llamó "Dios"

Papathoma dijo...

El patrono de todos los padres del mundo y, como dijo ayer mi párroco, el rector del primer seminario...porque educó a Jesús,primer Sacerdote.
Felicidades a todos los padres y a todos los que llevan su nombre.
Muy bonita la errata.

Andrés dijo...

Amén.

Muchas felicidades.

Saludos

Capuchino de Silos dijo...

Hoy he leído una frase preciosa referente, y no precisamente a San José, sino a Dios.
Es una frase de San Agustín:
"Si piensas que ya conoces a Dios, quítate esa imagen de la cabeza que no es Dios".

Pierre Nodoyuna dijo...

San Jose! Que adivinanza tan fácil, DonEn. Feliz día del padre a los que les corresponda. Y felicidades a los Pepes donde los haya.

Andrea dijo...

Que este día y siempre sepamos decirle a Dios que sí, en todo momento, aunque esto signifique que tenemos que salir de madrugada a Egiptol, sin planes previos, con la incertidumbre del futuro... que no será tan incierto porque sabemos que Dios tiene nuestra vida en sus manos y Él nunca se equivoca.

Isabela dijo...

D. Enrique ¿Qué son las pymes?

Emilio Muñoz dijo...

Qué gran entrada, querido don Enrique.
Felicidades a los josés y a los pepes, y a todos, porque todos tenemos padre, y todos tenemos cerca a S. José...
otra cosa es que lo sepamos.
(x cierto, ayer me enteré de que soy funcionario, para siempre, para siempre, para siempre... ¿en el Cielo hay máquina para fichar?)

elektrocrash dijo...

Que lindo y verdadero. Tan poderoso... y tan humilde. Ojalá que nos ayude siempre desde el taller del cielo.

Enrique Monasterio dijo...

Isabela: pymes = pequeñas y medianas empresas.

Verónica dijo...

Amén.

Anónimo dijo...

Hermosa y sencilla oración, gracias y muchas felicidades, don Enrique en día tan hermoso.
Diana

Isa dijo...

A ver si san José trae muchas vocaciones a la Iglesia y muchos sacerdotes santos.

yomisma dijo...

Nunca había visto este cuadro de San Jose, por El Greco. Qué bonito. Gracias

Hadasita dijo...

María no es la única enamorada de San José: ¡a mí me tiene loquita desde niña! Espero que Dios me encuentre un marido "a lo San José" un día de éstos...

GAZTELU dijo...

Por todas las razones que he leido hoy en todos vuestros comentarios tan certeros,yo suelo rezar por todos los sacerdotes del mundo pero especialmente por los que me son mas queridos:
-Por el que me bautizó
-por el que me absuelve de mis pecados,que es siempre el mismo.
-Por los que me dan la sagrada comunión
-Por el que me alienta,me instruye y me aconseja que también es el mismo
-Por todos aquellos con los que me une una deuda de gratitud que son unos cuantos
-por los que se ocupan de dirigir a mis hijos.
Señor,guardalos a todos junto a tu corazón y concedeles abundantes gracias en la tierra y en la eternidad.
Hacía tiempo que no leía una entrada tan bonita en ningún blog.
GRACIAS