sábado, 20 de marzo de 2010

Elogio de la errata (II)


Ampliad
las fotos y veréis qué maravillosas erratas nos depara la vida

I. ¿Quién no ha padecido una hernia fiscal?




II: ¿Y una guerra intestinal?




III. Lo de los decapitados no me lo acabo de creer.


Gracias, Eva, por regalar estas joyas a Kloster. Mañana, más.

9 comentarios:

encarna dijo...

La prisa y los correctores de texto es lo que tiene.

Un pizca de paciencia, un tiempo para cada cosa, y estar en lo que estás puede ayudarnos a reducir el número de erratas en nuestra vida!

Anónimo dijo...

En un libro de texto de filosofía encontre el "mito de la taberna" de Platón. (El filósofo griego ya le daba al tintorro y ha sido tanta su influencia histórica que el botellón es una derivación del mito)

Isa dijo...

¡Muy buenas!

Enrique Monasterio dijo...

Aunque todos mis lectores son muy cultos, tal vez no esté de más aclarar que Platón hablaba del mito de la caverna

Hadasita dijo...

Jajaja, es buenísimo, me encanta el toque de sentido del humor que regala a nuestras vidas cotidianas.
El otro día encontré un vídeo que he reenviado a todos los profes que en mi cole nos dedicamos a trabajar el taller de lectura, que seguro que también le divierte:
http://www.youtube.com/watch?v=5PXaxb-hMDI

Dani Morcillo dijo...

A mí me hizo mucha gracia una noticia que hablaba sobre los "gusanos de seda". El autor quiso darle un toque literario utilizando abundantes "sinónimos" como anélidos, platelmintos y no sé qué más. En ningún momento empleó la palabra oruga, o larva.

Anónimo dijo...

En los exámenes de ingreso de una prestigiosa universidad a mi hermana le pidieron que tradujera al castellano una frase en latín. Mi hermana la tradujo como "Los bellos intestinos de Anibal" cuando se tenía que traducir "Las guerras internas de Anibal". A pesar de todo, ¡le admitieron!.
Supongo que valoraron la capacidad de improvisación...

Papathoma dijo...

Siga, por favor!!! Lo de Platón y la taberna es de lo mejor que he leído!!! Llevo dos días absolutamente seria, porque serio es el problema que tengo entre manos; una buena terapia de risa ayuda a desdramatizar. Gracias! Y que Dios le conserve el sentido del humor.

Bernardo dijo...

Buenas noches!

Gracias por la entrada de San José.

Yo sí me creo la última errata. ¿En qué iban a trasladar un decapitado, sino en una ambulancia de la Cruz Roja? Jo jo.