sábado, 14 de marzo de 2015

Defender lo evidente


Mientras escribo estas líneas, aquí en Molinoviejo, la televisión transmite las primeras imágenes de la "marcha por la vida", que avanza en la calle de Alcalá. Veo a algunas antiguas alumnas de Aldeafuente y me siento orgulloso de ellas; las hemos educado para luchar en defensa de los grandes valores, y tienen la cabeza bien armada para la batalla. Begoña, agarrada a la pancarta de cabeza, canta algo a voz en grito.
Apago la tele y, como siempre me ocurre en estos casos, me dejo dominar por la melancolía. ¿Es que hay alguien que no sepa que el aborto provocado es un homicidio? Y me viene a la memoria el conocido lamento de Dürrenmatt: "raros tiempos éstos en los que es necesario demostrar lo evidente."


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Deja tú lo evidente. ¿Cómo le explicas a alguien que por más que se quiera casar con ella misma, eso no es matrimonio? Tengo ubicados tres casos, dos norteamericanas y una asiática. Todo, ramo, pastel, damas de honor, lo que no se ve es al ministro, pienso que él dijo "búsquense a otro loco, yo ese día tengo que bañar a mi perro".

Antuán dijo...

Yo esta vez no pude ir. La he seguido por la radio. Dicen que somos el único pais que tiene como ley defender el aborto. ¡Es monstruoso! ¡Cuanto hay que rezar! Adiosle-pido

Un guipuchi dijo...

Begoña presidenta de Cofapa. Es que Aldeafuente ha dado mucho fruto. Y, usted, tiene mucho que ver en ello. Y no se me ponga sentimental y saque pecho como un buen Bilbaino. Yo iba detrás de ella.

Altea dijo...

¡Huy, pues había otro, un clásico, que aseguraba que el que niega lo evidente no necesita explicaciones, sino azotes! Pero no recuerdo quén era.

Alfonso Esteban López Hernandez. dijo...

Quisiera dejar un comentario, valiéndome el hecho que una imagen vale más que 1000 palabras.