sábado, 21 de marzo de 2015

La poda y la cruz

Frente al cuarto de estar de la casa antigua de Molinoviejo había seis hermosos árboles; seis arces blancos, también llamados "falsos plátanos", de tronco recto, recio, con una corteza gris escamada muy apetecida por las aves trepadoras (el agateador, el trepador azul) y por los pico-picapinos que frecuentan el jardín. Hasta hace unos días, los seis centinelas sombreaban la entrada de la casa y el pequeño espacio donde solemos poner  la mesa y las sillas en verano.
Escribo en pasado, porque los seis gigantes se han convertido en una ruina, en una especie de Partenón vegetal, por obra y gracia de una sierra mecánica y de un vehículo amarillo de aspecto extraterrestre. Ahora, frente a la casa antigua hay seis columnas chatas y robustas sin una sola rama que revele su glorioso pasado.
Me dice el jardinero que la poda ha sido necesaria, porque la parte superior del tronco estaba muerta y hueca, y las ramas podían destrozar los tejados de la casa.
—Ahora están más contentos —sentencia—. Cuando llegue el verano darán sombra otra vez.
Kloster contesta que no se fía y, por si acaso, saca un par de fotos de la catástrofe.
—No te preocupes, colega, —le explico a mi amigo—. Estos árboles tendrán su propia primavera un poco más tarde. A nosotros, en el fondo, nos ocurre algo parecido: con el paso de los años, nos llenamos de hojas y subimos tan alto que nos creemos algo. No hay que fiarse: de tanto exhalar humos, el alma se envanece y se queda hueca como un tronco moribundo. Nos convertimos entonces en un peligro y necesitamos una buena poda. Duele, pero viene muy bien. Esa poda es la Cruz, que Dios envía a los que más ama. Si la abrazamos con alegría, no dudes que tendremos una nueva floración y mucho más fruto.




16 comentarios:

angalu dijo...

¡Qué pena me da! Me recuerda la Dehesa de Girona, que también anda moribunda. Yo no sé que les está pasando a estos árboles. Pero creo que en lo referente a espacios públicos, podrían investigar más y renovar las plantaciones con nuevos árboles de la misma especie.

ANGALU
www.acueductoazul.blogspot.com

Fernando M Díez Gallego dijo...

Molinoviejo, ya me gustaría hacer un curso de retiro o algo en esa finca. Pero por aquí abajo, en el sur, también tenemos nuestras casas de convivencia con sus estilos peculiares.
Un saludo Don Enrique.
No piense quién soy, porque nos conocemos por el blog y por Mundo Cristiano solamente.

Antuán dijo...

Pues si que se han quedado desplumados. Esperemos que los pájaros tengan donde cobijarse mientras estos florecen. Adiosle

Anónimo dijo...

Que falta hace la poda esa!

Merche dijo...

Es otro milagro más de la naturaleza, que, a pesar de parecer sólo unos troncos muertos, les vuelvan a salir ramas y hojas y frutos. ¡Qué bien pensado lo tenía todo el Creador!
"Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido..."

Anónimo dijo...

Que bonita reflexión. Estaba yo pensando el otro día en el pasaje del evangelio donde dice Jesus:
"Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, sigue siendo un solo grano; pero si muere, da abundante cosecha"
Y pienso que un grano de trigo no es nada, tan pequeño, tan poca cosa... Pero si además no deja de ser eso muriendo, no da fruto. Solo será siempre un pequeño patético grano de trigo. Incluso cuando no somos mucho, debemos aceptar morir a nosotros mismos y dejar que sea el Spiritu Santo el que haga florecer las flores y los frutos. Y que cosecha tan buena.

Papathoma dijo...

Me quedo como ayer leyendo el artículo de Cordelia: sin palabras. Con semejantes cargas de profundidad, tengo para una temporada. GRACIAS.

Isa dijo...

Eso de que Dios envía cruz a los que ama... no lo acabo de entender. En la vida hay dosis de sufrimientos para todos, porque por otra parte a todos nos ama Dios (a unos esperándonos y a otros en el abrazo diario; de distinto modo, pero a todos nos ama).

En una ocasión escuché a alguien que el mejor don que te podía dar Dios es el martirio, pero a la Santísima Virgen no se lo dió, y creo recordar que al discípulo amado tampoco, y a san José tampoco.

Tanto dolor tienes tanto te ama Dios me parece la otra cara de la teoría de que si te portas bien la vida te va bien y si te va bien es porque Dios está contento contigo. ¡Error! La vida no es así.

El dolor es un ingrediente más de la vida.

ALEJANDRA dijo...

Anonimo de las 20:17 gracias!. Llevo días reconcomiéndome los sesos, buscándole un porqué a esta larga ¿agonía? de mi madre...Me lo has encontrado. Gracias a todos por vuestras oraciones y perdonad que me repita en cada entrada. No es vanagloria, es orgullo: mi madre está muriendo como ha vivido, callada, sin quejas, pasándolo muy mal, abrazada a la cruz, consciente. Está muy nerviosa porque a la vez que abandono tiene mucho miedo a ahogarse, que es lo que le está pasando porque no traga...Gracias otra vez...

Enrique Monasterio dijo...

Sí, Isa. Dios bendice con la cruz. Por eso quiso que su Hijo muriera en la Cruz, a pesar de amarlo con un amor infinito, Y, amando a la Virgen más que a ninguna otra criatura, la llevó hasta el pie de la Cruz.

Cruz y dolor no son lo mismo. Es verdad que en esta vida hay dolores para todos, pero sólo algunos saben abrazar ese dolor y convertirlo en Cruz.

En fin, el tema es largo y complejo. Estamos en el centro mismo del Misterio de la Redención, y quizá necesitaríamos muchas más páginas para explicarlo.

Dentro de unos días publicaré aquí un e-mail dirigido al "mal ladrón". Allí volveré sobre este asunto brevemente.
Por hoy, basta.

Anónimo dijo...

No hay otro camino: si uno trata de evitar la cruz, de no agarrarse a ella, no le llegaran las gracias de la redención. No porque se le castigue sin ellas, si no porque no llegara a agarrarlas... Por eso Jesus es el camino, la verdad y la vida. Y Jesus esta en la Cruz.

Anónimo dijo...

Gracias a Dios por el consuelo que te ha dado con estas palabras. Agárrate bien a tu madre que esta bien amarrada a la cruz, por su alma y por las de todos los hombres.

Anónimo dijo...

Abrazar el dolor para convertirlo en Cruz. Gracias.

MARISOL dijo...

Alejandra.Comprendo muy bien lo que estás pasando.Yo ya he pasado por ese camino tres veces;con mi padre,mi madre y mi tía. Te ofrezco mi oración y apoyo.
Marisol

Anónimo dijo...

Muchas gracias! Me llega, no os creáis que no! (Estoy en el móvil , no me gusta meter contraseñas por aquí. Alejandra)

Antuán dijo...

¡Felicidades! d. Enry que disfrute con los suyos. Dentro de unos días quizá le mande algo. Adiosle