lunes, 10 de agosto de 2009

Objetos olvidados (II)

Llego a Molinoviejo y saco los trastos de la maleta. ¿Se habrá roto el maleficio de que hablaba en mi entrada de ayer? Al cabo de media hora descubro que, además de los objetos que yo mismo seleccioné como antídoto, he olvidado otros dos: los zapatos para andar por el campo y el peine. Nada importante.

Me acuesto casi feliz. Al menos ya no son tres los objetos. A media noche me despierto sobresaltado: un silbido familiar junto a la oreja me hace caer en la cuenta de que también olvidé el aparato eléctrico contra los mosquitos.

7 comentarios:

Filósofo de la vida dijo...

No se preocupe: es mejor no tenerlos, se lo aseguro. Yo puse uno, y nunca en la vida me habían picado tantos mosquitos...

mejorempleo dijo...

Como bien sabe, ni el peine ni el enchufe antimosquitos son problema. Los puede conseguir sin moverse de esa casa. Los zapatos ... no renuncie a ellos. Sin salidas al campo su blog perdería mucho y sus lectores también. Consígalos cuanto antes.

Isa dijo...

Espero que no me pase lo mismo a mí al llegar a Sevilla hoy...Por cierto, ese aparatico lo tengo yo y funciona más que las pastillas...aunque lo más infalible es un ventilador de techo...

JUANMA SUÁREZ dijo...

Pues algo me dice que será el objeto del que más se acuerde...

yomisma dijo...

Nosotros viajamos todos los años con mucho movimiento pues somos muchos. Al principio lo olvidábamos todo, hasta pañales. Un año en Nueva york, dejamos un biberón en cada restaurante que visitamos. Así que ahora cuando hago las maletas mi lema es el siguiente:
Si se me olvida algo no importa, vamos a zona civilizada.
Y curiosamente ya no se me olvida nada.

GAZTELU dijo...

Lo que mas me preocupa son los zapatos....lo demas pidaselo a Administracion,tienen de todo...
Por favor no deje de andar!!!!que se los manden por SEUR de su casa se me ocurre
GRACIAS

Anónimo dijo...

Ánimo, don Enrique. No crea en fatalidades. Esta vez los objetos olvidados involuntariamente son cuatro (porque supongo que los zapatos los gasta usted por pares).