miércoles, 7 de septiembre de 2011

Mi pequeña esperanza

Si tuviera que hacer una lista exhaustiva de cada una de las cosas que debo agradecer al Señor cada noche, empezaría por las más pequeñas para no olvidarlas. Las grandes, ¡son tan enormes! Necesitaría crear palabras nuevas para poder expresarlas. ¿Cómo resumir en pocas líneas lo que significan la fe, la vocación, la Eucaristía, la Virgen Santísima…? Son tesoros infinitos y mi capacidad de agradecer es mezquina; no da para tanto.
En cambio, las cosas pequeñas… Hoy, al terminar el examen, me he entretenido unos minutos recordándolas.
Te doy gracias, Señor, por las trufas que me regaló Susana y que desaparecieron en dos minutos en la tertulia de Gaztelueta; por la sonrisa de la azafata, que me ayudó a sonreír también a mí; por el zumo de naranja que bebí antes de salir de viaje, y que parecía, en efecto, de naranja; por esas pastillas diminutas que han inventado los farmacéuticos, que me hacen dormir con solo mirarlas…
Te doy gracias, también, por haberme dado una familia que nunca, nunca, se pelea por nada; una familia rara, como casi todas; pero blindada contra las disputas, los rencores y el egoísmo. Te doy gracias porque nos has volcado con generosidad quintales de buen humor, y nos has hecho tan listos, has repartido tan bien el don de inteligencia, que cada uno está encantado con la dosis recibida.
Te doy gracias por ser de Bilbao (casi se me olvida). Y también madrileño, pamplonés, valenciano, asturiano, leonés, algunas veces catalán y, sobre todo, romano. Te agradezco que aún no llueva, que sople una brisa azul desde el Serantes; que lleguen cada día, como otro viento refrescante, centenares de mensajes a través de este aparato que ahora manejo.
Te agradezco que el verano termine y venga el fresco.
Y te doy gracias, Señor, sobre todo, porque, a pesar de mis miserias cotidianas (que tampoco son tantas, no creáis) jamás me ha faltado la sonrisa de tu Madre, que, al terminar el día me envía a la cama con mi pequeña esperanza intacta.

22 comentarios:

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

Hoy si que me ha gustado mucho este pequeño articulo, gracias.
Aunque yo reconozco que me cuesta darle gracias a Dios por todo eso porque me paso el dia pidiendole perdon y se me olvida dar gracias.
Ademas tampoco se me da bien pedir tantas y tantas cosas porque desde niño estoy acostumbrado a no pedir casi nada sino conformarme con lo que venga tal y como venga...pfff.

Relicary dijo...

Una oración muy bonita Don Enrique y que invita a pensar en la que podemos hacer cada uno si queremos.

Además, es personal, creada por uno mismo y que manifiesta el Amor de cada uno por Cristo y su Santa Madre, cada uno a su manera, tratando a Dios como "Padre, Creador y AMIGO", citando más o menos a Don Pablo Domínguez Prieto.

Por mi parte, tendré presente este post de hoy y, si no le importa, para rezar un poco.

¡Buenos días!

Rosario dijo...

Gracias por esta pequeña entrada.

Papathoma dijo...

(Ahora que no me oye nadie, le diré que he entrado hoy en el blog buscando ideas para hacer oración. Voy sobrada: GRACIAS.)

Cordelia dijo...

Pues entre las cosas que yo agradezco al Señor todos los días está un cura de Bilbao...

Luis y Mª Jesús dijo...

Me sumo con mis cosas pequeñas coincidiendo con Vd. en el orfidal para dormir y en ser de León.

c3po dijo...

¿Y por los pájaros, no? Humm!!

Varenka dijo...

Sennor te doy gracias porque cada vez que abro este blog, hay un post, o dos! Es una buena manera de empezar o acabar el dia.

Vila dijo...

Amen.

Estos días andaba yo mirando hacia atrás y recorriendo con el corazón los últimos “intensos” doce meses, y me estaba dejando llevar. Sí, hay que agradecer por tantas caricias recibidas. De todo se sacan cosa buenas, y aunque a veces crees que el corazón se te desgarra, todo es para bien.

Su entrada de agradecimiento de hoy me lo ha recordado, gracias. Me ha venido muy bien.

Isa dijo...

Son tantas las cosas que yo también tendría que agradecer... Los buenos momentos con las amigas; las sonrisas de los demás que me suben el ánimo y hablan por sí solas; el sol del sureste; los macarrones tan buenos que hizo ayer mi madre; los detalles de mis personas más cercanas, y un largo etcétera... Claro, omito las cosas más importantes, porque también son muchas y no os quiero aburrir.

Antuán dijo...

Su corresponsal en Argamasilla de Calatrava se ha contagiao es esto de dar gracias por esta familia tan rara Carmelo aparecio la noche que llovia con la cazadora impermeable que le deje, venia para estar presentarse a los examenes de filo.la segunda noche le prepare unas acelgas y compre pimientos, es un cocinillas,le gusta hacerse sus guisos, Pablo me grapó la tela de la JMJ en la puerta de la camarilla. Doy gracias a las enfermeras que sin avisar hacen la ronda y aconsejan lo mejor. A las cocineras del bar de Tomas -no pude resistir el olor a calamares- y compre una ración me salvo la cena de los dos. Llego tarde pero mi madre se acosto tranquila aunque no diga nada. Doi gracias por el pan de cada dia, mañana no hay solo para el pisto que se supone que van a hacer a granel para dar y tomar. Gracias a los angeles custodios y a las demas buenas amistades... Adiosle

Gilca dijo...

D. Enrique,
¿Cómo está su hermana? Seguimos apoyando.

yomisma dijo...

Gracias a Dios por este globo, que cualquier día nos regala estas inspiraciones, por los loberos que abren su corazón en el universo cibernetico y se sienten tan cercanos, y por el regalo de cumpleaños que me ha dedicado Don Enrique sin saberlo. Gracias.

Almudena dijo...

Y gracias Señor por este globo que nunca se desinfla y que por más pasajeros que acoja, nunca pierde altura...

Anónimo dijo...

Me sumo a la pregunta y al apoyo que le da Gilka, y pido que recen por Santiago, mañana tiene una operación delicada de columna.
Gracias! También por ésto...
GAP

AleMamá dijo...

....y gracias por los ajos, y por las sábanas limpias, y por las ensaladas.....

Hermoso post, don Enrique

Mariano dijo...

Para ser de Bilbao........Gracias Don Enrique

GAZTELU dijo...

Mientras que leía los comentarios iba pensando lo mismo que Mariano.
Que barbaridad para ser de Bilbao, pensaba, que ataque de sensibilidad le ha dado!!!

No sabe como lo celebro, su capacidad para sorprendernos va "in crecendo" por días.

GRACIAS DE CORAZÓN

PD. Seguimos con AMALIA

pacita dijo...

PRECIOSO Don Enrique¡

mvaldesa dijo...

Como dice el dicho: "Es de bien nacido ser agradecido"
Un saludo D. Enrique y gracias por su columna.

María

Clara dijo...

Rece más veces en alto, Don Enrique. Algunos todavía estamos aprendiendo y pensamos que la oración es para hablar de Teologia Fundamental... y así de cuesta arriba se nos hace.

Raquel dijo...

Es lo más bonito y cierto que he leído en años!!!!. Gracias Señor, qué bueno eres, nos das tanto a través de tantos!!!