domingo, 20 de enero de 2013

El secreto


Te comprendo, Carmencita: era un secreto tan gordo, tan gordo, que no tuviste más remedio que contárselo a tus amigas, a tus padres, a tu hermana, a tu perro, a tu diario, a...
Cuéntaselo también a Jesús. A ver que opina.

8 comentarios:

Antuán dijo...

Pues a mi ayer me dijeron: te cuento esto si no se lo dices a nadie. y hasta hoy he aguantado. hasta que esa misma persona no lo diga yo no pienso irme de la lengua, a no ser que alguien sospeche algo y me delate. Adiosle

Rocky Balboa dijo...

?? Ahora responde a las preguntas que le mandan por entradas y nos deja a todos con la intriga?

Relicary dijo...

En cierta película, de cuyo título no deseo acordarme, tiene el siguiente diálogo:

- ¿Qué lío tienes?
- ¿Sabes guardar un secreto?
- Sí
- Pues yo también ;)

Parece ser que hay secretos que solamente lo son para las personas que no deseamos que lo sepan. Puedes compartirlo con muchas personas, pero lo que más preocupa es que lo sepa alguien que pueda poner voz a tu conciencia diciéndote: "Has hecho una tontería, deberías arreglarlo"

Isabel dijo...

Rocky tiene razón, pero yo no pienso inmutarme. Ni intriga tengo. ¡Hala!

pacita dijo...

D.Enrique !....con lo que me ha costado escribirlo y no lo publica

Enrique Monasterio dijo...

Pacita, no he recibido ningún comentario tuyo

pacita dijo...

Uy perdone D.Enrique se me va"la pinza"

Alfonso Esteban López Hernandez. dijo...

Lo que debió hacer desde el principio. Y así pasa, dejamos el secreto a los amigos, porque no sabemos que decir, o mejor aun, que hacer...Mas nunca a Dios, aquél que tiene la llave y la puerta que nunca se cierra. Saludos.