viernes, 4 de enero de 2013

A ver cómo le caigo


Poner mi dirección de correo en lo alto del globo tiene consecuencias. Me escriben muchos desconocidos generalmente para consultar una duda o para pedir un favor. Otras veces, uno recibe mensajes misteriosos como el que me ha llegado hace un par de horas.
He corregido la ortografía y la sintaxis, y he sustituido dos palabrotas demasiado rotundas (las que llevan asterisco) por otras menos expresivas.
“Si se deja usted ver por Gijón, suelo tirar las tardes con mis amigos en la calle N a la altura del bar N. Si no llueve, me pongo en la mesa que hay fuera para fumar a gusto sin que se cabree* el gobierno. A lo mejor me reconoce. Soy gordo y un poco parao, pero simpático. Mañana sábado estaré casi todo el día. Si veo pasar un cura seguro que es usted. Si me cae mal por el aspecto no diré nada, pero a lo mejor le hablo y le cuento mi nombre y todo lo que le interese.
A mí solo me importa saber lo que pasa cuando me muera, y por qué Dios me ha hecho tantas faenas* si dicen que es bueno.”
De acuerdo, gordito. Me daré un paseo: uno solo. Si ves un cura grandón con gafas de sol, a por él. Iré desarmado. Pero la sidra corre de tu cuenta.


21 comentarios:

Cordelia dijo...

No le dejes pasar de largo, gordito... Que te puede cambiar la vida.

pacits dijo...

Q grande es este globo!

Sonia dijo...

Me lo imagino como en una peli del Oeste, usted frente a gordito...con música de fondo de Henry Morricone, usted con las gafas de sol y él con una gabardina raída....
Ya nos dirá.

Asumpta dijo...

Hola simpatico fumador y pregunton de los que nos interesa a todos,que porqué,en verdad nadie lo sabe,pero la corazonada seguro que la tienes.

Vila dijo...

Hoy es el primer viernes de mes, así que ya sabe dónde me voy esta noche. Le tendré presente.
Y si admite una sugerencia (qué pesada esta Vila) no se ponga la chupa de camuflaje antifrío, que no se le ve el alzacuellos; no vaya a pasarle desapercibido a pesar de su tamaño.
Suerte a los dos!!

Me voy corriendo ya mismo, que llego tarde...

Miriam dijo...

Anda, pinta interesante la conversación¡¡¡
Ojalá se encuentren... eso sí será empezar bien el 2013

yomisma dijo...

Sería un bien regalo de reyes

Rocio dijo...

!Qué gracioso el hombre,si sabe su correo es porque entra en su blog no?
Seguro que le gusta.

MARISOL dijo...

Si pasa por Murcia avise por favor

Rocky Balboa dijo...

Qué majo, ojalá se lleguen a hablar...
Eso no te dejará igual...
Es lo que tiene ser cura... Este tipo de cosas que acaban en alegría...

Papathoma dijo...

Y claro, no nos va a contar el desenlace...jeje.
Bueno, al menos sí nos dirá si se vieron.
(Ojo con la sidra, que ha retado usted a un asturiano rodeado de amigos....y se pelearán por invitar a otra) Que disfrute del encuentro.

Isabel dijo...

Aaaaayyyyyy las eternas preguntas sin respuesta rotunda (como las expresiones de este simpático desconocido).

Entender a Dios es más difícil que entender a las mujeres (eso dicen, a mí no me cuesta tanto entendernos).

Cayo coco dijo...

Feliz ańo al jefe de éste globo y a sus seguidores.

Cayo coco dijo...

Isabel,siiiiiiiiiiii,es todo muy complicado

Antuán dijo...

Es curioso lo que puede hacer un globo y un cura descarao... ¡Aproveche! y ¡Que Dios le bendiga! Adiosle

Fernando Q, dijo...

Pues yo tengo un punto de vista un pelín más crítico. Me parece que se puede pedir consejo espiritual de manera menos soberbia y agresiva. Pedirle explicaciones al Creador puede ser un acto de fe, pero no deja de ser altivo si no se hace con humildad.
Por eso me maravilla que don Enrique acepte el reto, lo que es una lección para todos nostros. Al menos para mi.

Enrique Monasterio dijo...

No hay ningún reto, Fernando; es evidente que esa persona está pidiendo ayuda.

pacita dijo...

Y que como ha ido D.Enrique?yo creo q todos nos hemos acordado.ya se q no nos dira nada ,pero q cosas tiene la providenvia eh.....

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

Esas faenas que Dios nos hace de vez en cuando no siempre son obra suya.
A veces nos las hacemos nosotros mismos por tercos y cabezones y metepatas y pecadores y todo eso.
Otras veces nos las hacen nuestros projimos queriendo o sin querer.
Y otras nos las hace el Demonio.
Realmente es poco inteligente echarle a Dios la culpa de todo.

pacita dijo...

Yo creo q no le echamos la culpa a Dios, al contrario lvemos la "chispa divina" haciendo q atraves de este blog ,este "gordito"haya podido encontrar a un sacerdote q le dara la paz q le falta

Fernando Q, dijo...

Era evidente que pedía ayuda, don Enrique, y usted lo supo ver. Lección aprendida.