domingo, 20 de enero de 2013

El vino de Caná

Cuenta el Evangelio de la Misa de hoy que se celebró una boda en Caná de Galilea, y María estaba allí. Era una invitada, la más elegante y la más hermosa de todas. Ella es La Señora.
¿Por qué ningún pintor se ha atrevido todavía a retratarla así, con una copa de vino en la mano y una sonrisa en los labios? 

15 comentarios:

Vila dijo...

El pasaje del evangelio de hoy es uno de los que más me gustan. Me recuerda a gritos que la Virgen es Madre y que si hay algo que nos preocupa tenemos que acudir a ella, pues es la medianera de todas las Gracias. Y luego... fiarme a ciegas del Señor. Pues sí, porque hay cosas que no se entienden lo mires por dónde lo mires.

Seguramente hay otras enseñanzas de este evangelio y posiblemente más acertadas. Pero ésto es a lo que yo llego hoy.

ALEJANDRA dijo...

La mía, mi enseñanza particular vale para cada situación de cada día de cualquiera: "haced lo que Él os diga", nada más... ¡y nada menos!.
Mi madre es retratista,al óleo y últimamente al pastel, y aunque es bastante mayor de vez en cuando aún pinta. Se lo voy a proponer. Si lo hace haré por mandarle una foto. (Anda pachucha, le vendría bien un rezao, se llama Mely. ¡Gracias!).

Cordelia dijo...

A mí también me encanta. Eso de que Jesús le dice, Madre, mira, que no es momento, que Yo todavía no... Y ella dice, hala, que sí, haced lo que Él os diga... Sabiendo que Jesús no se puede resistir a una petición de su Madre.
Y Ella, tan guapa, probando el vino bueno, el que casi nadie sabe que ha salido de las cisternas.

yomisma dijo...

Como me gustaría probar ese vino, tiene que estar buenísimo.

Anónimo dijo...

Creo D. Enrique que la Virgen estaba allí ayudando a la dueña de la casa; las mujeres judías no participaban de las fiestas.... eso dicen los entendidos. No me imagino a la Virgen probando el vino. Sí con una cara preciosa y alegre.

Enrique Monasterio dijo...

Yo también soy "entendido", Anónimo. La Virgen estaba como invitada principal. El vino era malito. Más un alimento que una bebida, con especias, etc.
Menos mal que Jesús lo mejoró con el milagro.
Naturalmente que la Virgen probó el vino.

Relicary dijo...

Pienso como yomisma. Mi padre menciona muchas veces lo bueno que debió de estar ese vino para que gargantas anestesiadas de tanto beber pudiesen apreciar el sabor especial.

pacita dijo...

Yo siempre me imagino a ls Virgen en segundo plano;con unos ojod oscuros observando y ayudanfo sin hacer ruido,sin alborotar

Papathoma dijo...

Se han empeñado durante siglos en presentárnosla con una aureola de misticismo que nos han hecho olvidar a la mujer audaz, decidida, alegre, cariñosa, detallista...que era (que es!!!) Tardé muchos años en formar otra imagen de Nuestra Señora y del mismo Jesús, y eso q Él nos lo puso bien fácil! No deja de ser sorprendente que su primer milagro fuera algo tan humano... Creo que Jesús, con su participación en las bodas de Caná, no sólo bendijo la institución del matrimonio sino también las celebraciones y las fiestas, las diversiones.... Sí, yo me imagino a la Virgen y a su Hijo brindando con ese nuevo vino, sonrientes, lanzándose una mirada de complicidad, quizás un guiño de Jesús a su Madre y una sonrisa entre divertida y agradecida de ésta.

Igo dijo...

que gran comentario D. Enrique.
Acaba de hacerme ver y sentir a la virgen de carne y hueso. Claro que si. como en cualquier boda, en la que todos estamos brindando por los novios, allí también la Virgen estaría como ud dice sonriendo y por qué no, con una copa en la mano. Sobria pero humana. Gracias por humanizarmela.

yomisma dijo...

Alejandra, mandamos un rezo por Mely. Dile que no deje de hacer ese cuadro, va a salir precioso.

Anónimo dijo...

Lo que seguro que no haría, aunque no soy entendida, es criticar los vestidos (túnicas, supongo) de las otras mujeres.

yomisma dijo...

Anda y por qué no?

Asumpta dijo...

En realidad,no me imagino a La Virgen ni un segundo chismorreando

pacita dijo...

Yo tambien pienso q no ,al contrario seria de a las q ivan un poco feuchas las haria pasar por casa y Ella les daria su toque