miércoles, 23 de octubre de 2019

El globo se desinfla





Lo estáis viendo. Ya no es lo que era. Este globero a duras penas consigue mantenerlo en el aire. En primavera traté de darle nueva vida y empecé con entusiasmo adolescente; pero ahora constato que, por mucho que sople, mis pulmones no tienen fuerza suficiente para hinchar este artefacto y hacer que vuele como en sus buenos tiempos.
Reconozcámoslo: tuvimos un pasado memorable y me siento orgulloso de haber capitaneado la nave durante doce años, pero debo abandonar ahora que estoy a tiempo. La decrepitud avanza, y a mi globo le empiezan a salir arrugas. 
Hablando en serio: la jubilación me ha traído un incremento notable de trabajo y también una pérdida evidente de reflejos. No puedo quejarme: siempre quise llegar a viejo y, gracias a Dios, lo he conseguido sin demasiado esfuerzo. No me respondáis que estoy joven: sería un insulto. Me gusta la vejez y que me traten de usted hasta las aves del cielo. Sólo me tutean los niños de primaria, con los que abueleo cada día en el cole.
Por tanto, de ahora en adelante quizá cuelgue un post cada semana. Aprovecharé el finde para reflexionar y para escribir con calma, gota a gota, sin prisas de reportero.
Ayer enterramos a José María Pérez Herrero, un hombre santo de 94 años, al que atendí hasta el último día de su vida. Fue probablemente la persona con más ímpetu apostólico que he conocido en estos últimos tiempos. Acercó a Dios a centenares de hombres y mujeres. Dio catequesis a niños, a adolescentes y a adultos; españoles e inmigrantes. Tuvo amigos de todas las clases, y sabía escuchar, sonreír, alentar y contagiar su fe y su amor a Dios.
Además fue un profesional de primera fila. Recibió la medalla al mérito civil, y trabajó al servicio de la administración del Estado durante muchos años.
Hoy llueve sobre Madrid. Otoño llora por fin. Es una buena noticia.

20 comentarios:

Carmen dijo...

No lo deje!!!.Aunque sea semanal.No nos deje!!!

rafaela dijo...

Don Enrique .
Lo comprendo perfectamente....a mi me pasa algo parecido.le agradezco su sinceridad.
Un saludo
Rafaela

Antuán dijo...

Don Enrique está usted en todo su derecho. No hay prisa. Ayer estuve a punto de entrar otra vez a ver que le pasaba. Ahora lo entiendo. Mi más sentido pésame. El tiempo pasa y con el se van yendo los buenos. Hoy mismo aprovechando que estaba en la cocina mientras el resto de reunión; llamé a mi cuñada que el otro día hizo un mes de su madre y se fue con su niña a Misa. Me dijo mi hermano que el abuelo llevaba todo el día en la cama, triste. Le dije que le ponga un horario de levantarse tarde y acostarse pronto y que coma con ellos pero menos cama todo. Esta mañana nos contó una compañera que hace media jornada mientras sus padres a la residencia de día... historias. Por cierto en la leñera tenemos dos bicicletas y una bomba de inflar las ruedas no se si le sirve, es pequeña para un glogo tan grande. Usted haga lo que pueda que nosotros nos encargamos de poner el gas. ¡Mucho Ánimo! Hasta la semana que viene. Adiosle

Isabel dijo...

Igual el globero está haciendo un error en el planteamiento inicial,intentar que el globo sea lo que fué y no lo que es ahora,....Creo que se está rindiendo muy deprisa....donde voy yo con mis peros ahora?.. la arruga es bella ..Yo me entretengo mucho leyendo sus historias,a veces entro dos veces al día a Google a mirar si ha publicado algo...me es de mucha ayuda hoy en día donde se me multiplican las horas de casa y las penas.Claro está !igual estoy haciendo un planteamiento egoísta y está verdaderamente cansado de andar en globo., Cuídese en cualquier caso.

Merche dijo...

Don Enrique, muchas gracias por estos 12 años. Cada edad tendrá su manera de hacer el bien, supongo, y a lo mejor ahora tiene que hacerlo de otra forma. Escriba cuando pueda y quiera, no se preocupe. Sus fieles seguidores nos asomaremos al globo y nos pondremos muy contentos cuando veamos que hay algo nuevo. Un abrazo.

Alejandra dijo...

Esto es un p'atrás para coger impulso (ojalá).
Estando como está con niños casi cada día no me creo que no tenga al menos anécdotas que contar. Que esté cansado es otra cosa. En fin, ¡gracias por todo lo pasado y por lo futuro!
No se lo tome como un chantaje: ¡Marita le sigue leyendo!.

Unknown dijo...

Por favor, don Enrique, no lo deje, usted no sabe lo que nos ayuda

Pablo dijo...

Por mi parte y por la suya,haga lo que usted considere. Que llevo un mes aquí. Y usted es libre y mayor de edad (no de desde hace tanto tiempo), así que como usted vea.

Pablo dijo...

Eso sí, habría que dejar alguna vía abierta para las genialidades de Antuán

Anónimo dijo...

Don enrique, enhorabuena por todo lo que ha hecho hasta ahora. Si se ve agobiado pues haga lo que pueda, yo seguiré entrando en el globo a ver qué agradable sorpresa me encuentro. Yo confío en que el pinchazo se arregle... aunque tarde un poco

Anónimo dijo...

El otro día alguien decía que el Padre Pío había escrito algún libro sobre el Ángel de la Guarda. Podéis decir el título por favor? me gustaría leerlo. Gracias de antemano

Papathoma dijo...

Pues...qué quiere que le diga: el globo no es lo que era, es diferente y usted nos avisó claramente del cambio de rumbo. Y nadie se ha quejado, sino que nos hemos adaptado cada uno a su ritmo. Lo de unos pocos alrededor de la mesa camilla era tentador; sin embargo han ido apareciendo nuevos amigos, que han sido más o menos bien recibidos y el globo ha seguido volando. Haga lo que quiera, que para eso es el Capitán, pero no se rinda. Ah, y gracias.
P.D Siempre me intrigó Isabel y me daba pena, cuando alguno era demasiado duro con ella. Hoy ha mostrado su lado más encantador. Y tiene razón: ¿a dónde va a ir con sus peros?
No se proponga escribir en el blog: simplemente asómese y cuéntenos algo, cuando quiera.

María Emilia dijo...

En paz descansa su santo amigo, y la esperanza y certeza de la vida eterna le conforte a usted.
No sabe como me dolería no leerle más, recuerdo que llegue aquí por un correo que me enviaron de semana santa con un video de un niño que mueve el tronco de un árbol bajo la lluvia y abajo del video venía su nombre le busque y llegue aquí, no tengo idea cuanto tiempo hace de eso, pero hace muchos años, y de aquí he encontrado muchos otros blogs de sacerdotes qué me han llevado a otros, uno de ellos perdió su dominio en google y todo su valioso material se perdió, ojalá todo lo de aquí no se pierda sería una pena, no sabe como lo comparto con sacerdotes sobre todo para alentarles y les encanta sepa que llega a varias ciudades en México a ojos de sacerdotes, espero que yo no escriba por ese problema que tengo de apegarme a las cosas, que Dios purifique mi intención y a usted Dios le bendiga y María siempre le haga compañía, por hoy le abrazo en Cristo por la muerte de su amigo, se vale llorar como Jesús. Espero no tener faltas de ortografía sino que me corrija Pablo, no sería raro porque tengo un hijo Pablo que se ocupa en corregirme la ortografía
Lindo día a todos, me voy a misa y les encomiendo

Amalia dijo...

Será bonito releer el globo desde el principio, tenemos para rato! Y si de vez en cuando le apetece puede pues escriba unas líneas. Más tarde o más temprano las leeremos y nos dará una inyección de alegría, de aves y de familiaridad. En mi caso además me sirve para saber de usted y no brearle a mensajes jejeje.
Un beso grande.

Fernando Q. dijo...

Descanse en Paz don José María

Y usted, don Enrique, con tranquilidad. Estoy con Amalia y sugiero leer todos los dias una entrada antigua.

¿no podría ser buena idea que se publicara automáticamente uno por orden cronológico?

Merche dijo...

Secundo la moción de Fernando Q. Porfa.
Y cuando tenga ganas algo nuevo y luego vuelta a los antiguos.

Juan Andrés dijo...

Querido Don Enrique, concuerdo con los comentarios ya publicados. No nos deje: tiene su derecho a tener más trabajo que nunca al jubilar, pero yo creía que los sacerdotes no jubilan .... Sacerdote para siempre.
Aquí en Chile le leemos todos en mi familia, Trinidad de 18, Ximena mi mujer (no me deja publicar su edad), José Tomás de 15, Juan Pablo de 13.
Aunque sea uno a la semana, lo esperaremos con expectación. Lo conocimos en Villanueva en el 2003

Vila dijo...

Sin problema querido Donen. Con ilusión esperaremos la entrada/píldora semanal.

Yo estoy dando catequesis a un grupo de niñas de Primera Comunión en el cole y llevo ya cinco años haciéndolo y solo lo dejaría por fuerza mayor, porque son geniales!!!

Por cierto este finde nos vamos de buceo submarino toda la familia, para festejar el cumple de mi querido marido y amigo suyo. Una inmersión será en su honor!!

Romano dijo...

Muchas gracias, D. Enrique.

Ya tiene respuestas suficentes. me sumo a todas ellas. Como Amalia dice, además tenemos el histórico que no tiene precio. Pero semanalmente nos pone al día de sus reflexiones, referencias o comentarios que nos sirven para hacer las nuestras propias.

Cuidese mucho que lo necesitamos mucho, muchos.

Adaldrida dijo...

Por favor no se vaya del todo, que ya estoy viendo que no.