miércoles, 28 de mayo de 2008

Un funeral de sonrisas


Luis, mi monaguillo de hoy, en las bodas de plata de sus padres hace bien poco

Si esto es un diario, que lo es, debo anotar aquí que hoy he celebrado una Misa de exequias por el alma de Felipe Ivars, que falleció en Valencia el pasado día 7. Ya me referí a él hace unos días. Su hija María José vive en Madrid y me pidió hace días que oficiara el funeral.

Estábamos en una pequeña capilla dedicada a la Santísima Virgen. Luis, a quien bauticé hace once años (hay que ver qué cara de delincuente se le ha puesto), me ha ayudado a Misa con mejor voluntad que acierto, y yo, que no había preparado nada para la homilía, no sabía cómo terminar. Me he emocionado mucho, pero, gracias a Dios, nadie se ha dado cuenta.

Hasta aquí, como veis, todo normal, si consideramos normal que un funeral parezca una fiesta, porque el fallecido era un hombre santo, sencillo y generoso, y que todos seamos conscientes de que está en el Cielo. A punto he estado de cambiar los ornamentos morados por otros blancos y celebrar una Misa de acción de gracias.

Felipe sólo tenía un defecto: leía mis artículos y me los elogiaba tanto que acabé por pensar que eran buenos. Espero que los siga leyendo y me sople al oído alguna idea, porque últimamente ando bastante escaso.


7 comentarios:

LUISA dijo...

A mí me gustaría, que en mi funeral hubiese cantos; que fuese una Misa alegre. Pero mi marido es poco amigo de esto, o quizas es que ni por asomo llego a un minimo nivel de santidad.
Salu2
A ver si algun día me dice algo sobre lo que le pregunté ayer.Me vendría bien.Gracias
LUisa.

Enrique Monasterio dijo...

Lo siento, Luisa, no sé que pregunta me hiciste

Bego dijo...

Don Enrique no se preocupe que seguro que mi abuelo ,aunque esté muy ocupado en el cielo preperándonos un sitio,encuentra hueco para leer sus artículos y le ayudará en lo que necesite.
Muchas gracias por la misa de ayer.

LUISA dijo...

Bueno, es que no firmé, para no quedar mucho al descubierto, pero si se fija seguro que lo descubre. Y si no, no importa.
Luisa.

Ljudmila dijo...

Seguro que Felipe le soplará algo bueno para devolverle lo bueno que usted le soplaba en vida.
En cuanto al funeral asisti hace años atrás al de un joven que recien terminaba su carrera universitaria con toda su familia cantando al compas de la guitarra... Ellos cantaban los que estamos detras llorabamos de emoción.

Altea dijo...

Pues que nos sople ideas a todos, que a veces se acaban...

Anónimo dijo...

Todos los funerales tienen que ser alegre, pues es el dies natalis, el comienzo de la verdadera vida que empezamos a vivirla ya aqui, tenemos que ir viviendo el cielo ya en la tierra y asi ya una vez alli sera pan comido, el poder charlar en vivo con dios, nuestros hermanos del mundo mundial con quienes os hemos encontrado ON-line en la tierra , en el cielo sera en vivo y en directo.


CONCURSO "Ay, Dios mío" en... http://vidasobrenatural.blogspot.com/