miércoles, 14 de enero de 2009

Adicciones (y II)


—Y hablando de adicciones, ¿no serás adicto al blog?

Me lo he preguntado algunas veces, y lo cierto es que, cuando comencé con esta historia hace casi dos años, pensé que, en efecto, corría el riesgo de que el blog me secuestrara. Uno tiende a convertirse en adicto de casi todo lo que toca: de las aves, la poesía, las croquetas, los microcuentos...

—Ten cuidado, colega —me advertía Kloster, que me conoce mejor que yo mismo—. La bolgosfera es una trampa: podemos caer en la red como moscas en una telaraña, y tendrían que sacarnos a base de psicofármacos.

No se equivocaba mi amigo. Mi primer propósito fue escribir, a lo sumo, un post a la semana y utilizar esta página como almacen de viejos artículos. Pero me lié. La red me llamaba al amanecer. Y empecé a escribir recuerdos, "pensieri", anécdotas de cada día, esquemas de homilías, bromas...

Acabo de terminar el año 2008 con más de quinientos posts y docenas de miles de comentarios. Sin embargo, creo que no soy adicto. Es más, a veces estoy harto del blog y de tarde en tarde planeo cerrarlo para siempre sin previo aviso y sin despedidas.

Esta mañana lo comenté con Kloster:

—¿Qué te parece, nos vamos?

—Ni se te ocurra, muchacho. Tú y yo no somos adictos al blog, pero sí a la gran tertulia de "librepensadores" que se reune aquí cada mañana. Si cerráramos esto dejaríamos una legión de huérfanos. Nada engancha tanto como el cariño de la gente.

Por una vez Kloster y yo estamos de acuerdo. Seguiremos escribiendo un año más. Y supongo que en 2010 renovaremos el propósito.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Por favor , ni lo piense.
Realmente nos dejaria huerfanos.A mi su bolg a parte de hacerme pasar ratos, divertidos, tambien me sirve para hacercame a nuestro Padre Dios . Por favor no nos deje huerfanos.
Gracias.

Bernardo dijo...

... y nosotros se lo agradeceremos!

A trabajar.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por escribir sus pensares por libre dia a dia, si no nos los contase a todo su barrio, "probablemente" dejariamos la humana costumbre de pensar por libre un poquito más cada dia.
Molto grace!

Nuevepornueve dijo...

Buenoooo....pero que es esto? Un conato de HUELGA? Por favorrr... D. Enrique...ni se le ocurra.
Hace siglos que no dejo comentarios, aunque le he leído todos los dias (y ya he votado 2 veces en la encuesta: una desde casa, otra desde el curro, para ser exactos y 100% veraces). No sabe la envidia que me deba leer sus "asturianadas".... Estuve toda la semana de Navidad con la gripe esa asesina (tuve 40 de fiebre y no bajaba... imagine qué "ordinariez": a punto de ingresar en el hospi en Nochebuena por una gripe!)
No se hace una idea de lo gratificante que era leerle postrada y encerrada en casa. Era la mejor "ventana" a lo más interesante del mundo! GRACIAS POR SEGUIR.
Y después de esto, no le pelotearé más: lo prometo.

Anónimo dijo...

No voy a explicarle lo que se hace con las tentaciones...

Anónimo dijo...

¡D.Enrique, no se lo cree ni usted! Eso lo podría decir yo, que cada vez que tengo que escribir me cuesta un congo. ¿Pero usted?
¿Qué hacemos entonces con los milas de personas que visitan su blog?
Como escribió usted mismo aquí: " Los sacerdotes asistimos cada día al magnífico espectáculo de la Gracia que perdona, que cura las heridas, que elimina las huellas del pecado y devuelve la inocencia y la alegría. Los curas somos unos privilegiados no por haber probado el sabor de la podredumbre y la depravación, sino por ser espectadores de milagros mucho más grandes que la resurrección de los muertos".
POR SER CURA, TIENE QUE MANTENER ESTA TERTULIA EN EL BLOG.

Anónimo dijo...

Gracias a Kloster por aconsejarle bien y a vd. por hacerle caso.
No nos deje huérfanos a todos los que a diario le visitamos.Su blog es un magnífico conglomerado de temas, que a veces nos divierten y siempre nos hacen pensar.
¡ Gracias por el esfuerzo que le supone dedicarnos su tiempo !
MONTSE

Diana Márquez Luna dijo...

No lo cierre, háblenos de Dios, de este mundo, y del otro si sabe algo, de usted, de lo que se le ocurra,...
Que aunque no le dejemos comentario siempre, le leemos.

maria jesus dijo...

D. Enrique, no caiga en la tentación. Piense que hay muchos, como yo, que no le dejan comentarios pero le leen todos los dias. Se debe usted a su público.

Isa dijo...

¡Cómo que cerrar el blog! Hace tiempo que no conocía un blog tan bueno y que hace tan bien a la gente, y, a la primera, a mí.
Gracias por todo. Y ¡FELIZ AÑO!

Unknown dijo...

He de reconocer que soy adicto a los blogs. Especialmente a este. Tanto que si cerrara no sé que sería de mí. D. Enrique, ni se le ocurra.
Veo que no soy el único que lo dice. Haga caso a sus lectores, y también a Kloster. Síganos haciendo disfrutar.
Creo que con todos los comentarios que tiene seguirá el blog, quizás con más ilusión...

Anónimo dijo...

Me suscribo a todos los comentarios anteriores. Una fiel seguidora o adicta a su blog .
Gracias Kloster.

ARdV dijo...

Ya lo dijeron todo.... me sumo a la petición: POR FAVOR NO NOS DEJE!!!

Feruli dijo...

Sin la magia de este blog, toda la blogosfera temblaría.
Gran mago es Kloster en sus consejos.
Un abrazo

c3po dijo...

No, si al final la vamos a liar!! Los de Bilbao no hacemos huelga!!

En fin, volviendo a temas serios:
1.- ¿Puede haber una adicción pajarera? Si la hay, me la pido!
2.- Tengo un médico estupendo que no lo cambio por nada del mundo: me ha prescrito la siesta diaria y me lo ha puesto por escrito.
3.- Tal y como va la encuesta, somos más hogareños que Skakers (de eskakeo). Y cuento como hogar la habitación y el baño (colmo de los colmos blogueros, pardiez).

Anónimo dijo...

Esta claro que cerrar el blog sería un triunfo del Enemigo
Aquí, uno más que lo lee a diario pero casi nunca deja un comentario, como otros cientos
un abrazo

Anónimo dijo...

Uf!! me asusté, gracias por seguir

Anónimo dijo...

No crea, no crea, en esto de las adiciones todos decimos lo mismo, pero por favor, no lo deje. Me debe "una", una respuesta, MJ

Anónimo dijo...

¿Acaso tiene baja la autoestima? Con estas respuestas el superego sube a niveles adecuados. Pues eso, que si quiere le anumo y le doy gracias y tal

Anónimo dijo...

No me haga esto ahora que le acabo de descubrir.Aguante que hay adicciones menos malas ,como la de su blog.

Anónimo dijo...

¿Está claro Don Enrique?
Ni se lo vuelva a plantear
Ya se la había dicho....Hay muchos adictos a su blog
Se va a enterar la próxima vez que me lo encuentre por la calle Ayala
Mira que tener esas tentaciones.....

Anónimo dijo...

UY!. D. Enrique, menudo susto!!!. Sabe mejor que nadie que no puede dejar el blog.

Cuanto más ganas le dé de dejarlo más importante es que siga.

Más o menos con este blog "le ha caído un muerto" pero reconozca que es un muerto simpático!!

Anónimo dijo...

A estas alturas algo me dice que reconoce hasta los anónimos.

Por mi parte, prometo pagar mis visitas a este blog con oraciones. Así, o le pesará menos, o le cundirá aún más.

Anónimo?

Anónimo dijo...

Lo que Ud. queria era un monton de comentarios eeeehhhhhh?????? Pues lo ha conseguido. Se llama la filosofia de los cerdos: tirarles del rabo pa que avancen.

Anónimo dijo...

"Nada engancha tanto como el cariño de la gente" Y día a día nos vamos conociendo y compartiendo... Gracias por perseverar.
Diana Vázquez

Anónimo dijo...

Y yo soy adicta a leer sus post cada día. Forma parte de mi rutina. Así que larga vida al blog!