miércoles, 21 de enero de 2009

Vacas urbanas

Antes de venir a Riaza, en plena calle Velázquez de Madrid, me tropecé con estas vacas. Hay muchas y de todos los colores, son de tamaño casi natural y forman parte del "cowParade Madrid" (en inglés mola más). Según dice un cartel, se trata de la mayor exposición de arte urbano, que ya ha pasado por 50 ciudades. Uno de los objetivos de la muestra es la "democratización del arte" (Lo siento, acabo de estornudar: tengo alergia a los tópicos).

El cartel advierte que está prohibido tocar las vacas, porque una cosa es la democracia y otra el manoseo, pero los ciudadanos y ciudadanas del barrio es lo primero que hacen cuando se acercan a una de estas curiosas figuras de fibra de vidrio.

Kloster y yo, que hemos crecido entre reses vacunas de verdad, nos sentimos un poco incómodos al verlas así, decoradas como jarrones de porcelana. Supongo que si yo fuera vaca me ofendería tanto cachondeillo artístico.

Conste que todavía no sé si me gustan o no. A lo mejor sirven para que los niños urbanitas aprendan de dónde sale la leche antes de entrar en el frigorífico. Y, como los que entienden de vacas, de verdad, son los toros, ahora que estoy en Riaza, le enseñaré las fotos a uno para ver qué opina.

9 comentarios:

Inés dijo...

Una vez pregunté a mis alumnas ,pequeñitas todas, que de dónde se sacaba la leche y me contestaron a coro ¡de Carrefour!Ahora cuando les pregunte que cómo son las vacas me dirán ¡de colores!.Y yo me reiré un rato largo.

Isa dijo...

La verdad es que sí que puede tener una finalidad educativa, porque otra...
Espero que a un artista de éstos no se les ocurra soltar por las ciudades a toros de verdad para ver cómo reacciona el personal...

Lola dijo...

Bueno, don Enrique, a mi esto me parece un poco como lo de "eliminar los signos del franquismo". Las vacas existen, Franco existió, Maleni existe (los pelos como escarpias se me ponen). Fidel Castro existe.... y a mi me parece bien, que ya que nuestros hijos, tienen un programa de humanidades en las escuelas que da penica, los simbolos estén en las calles, para que los padres puedan, al pasar junto a un símbolo decir "mira hijo ese fue un dictador" y tirarle un democrático huevo o "mira hija, el caudillo salvador de la patria"
Eso si, las vacas son feas, rematás

Nuevepornueve dijo...

Una pregunta: la vaca de la foto que encabeza el artículo ¿tenía nombre?
Yo le he puesto VACA EN MANTON DE MANILA.

REZE POR MI! se me olvidó decirle que cumplí 40 tacos hace tres semanasss?? A ver si crezco, q ya me vale...

Yuria dijo...

Me gustaría mucho que mi padre, que nos dejó hace tres meses, hubiese visto estas vacas, pues todo en su vida fue el ganado: caballos, vacas y cabras.Pero era un hombre de gustos sencillos, creo que no le hubiesen gustado.

Anónimo dijo...

Uy!. Vivo en una cidudad rural/marítima/urbana. Ayer, sin ir más lejos, envié a mi marido desde el móvil una foto de unas ovejas que vi antes de entrar en una reunión.

En verano, cuando fuimos a Valencia, al ver la playa mis hijos me preguntaron qué dónde estaban las vacas.

En el colegio, tienen que tener cuidado que el caballo del "prao" vecino no se como su bocadillo.

Vamos, que si en esta ciudad ponen esas vacas, las ordeñan...

trozosdevidas dijo...

D. Enrique, he descubierto otras tres en Colón que son geniales. ¡No deje de pasar por delante cuando vuelva de Riaza! Una vestida de torero, ¡el colmo de la vaca!
Yo tampoco sé si me gustan o no, si son educativas o no. Pero sé que es un fenómeno comunicativo original, que es a lo que me dedico.
Sería interesante medir el coste de un impacto de este tipo en términos de tarifa publicitaria y el ayuntamiento se forraría, o la ONG correspondiente, en este caso.

cristina v dijo...

Pues yo, voy a discrepar.
A mi me gustan, y más después de saber que son vacas solidarias.
Cuando termine las exposición,los mejores ejemplares se subastan entre todo aquel que pueda mantenerla( en Francia un coleccionista privado tiene 13).El precio de salida de cada una de ellas estará entre 1.500-2.000euros,lo recaudado se destina a fines benéficos, en España será destinados a ONG como: AECC-Manos unidas,Fundación infantil del hospital del Niño Jesús,Nuevo futuro, y acción contra el hambre.
Además como hay mucho gamberro suelto, han destinado un taller de reparación en una carpa puesta en el mismo Hospital del Niño Jesús ,así los niños enfermos pueden ver como lo hacen.

cristina v dijo...

Se me olvidaba, en el Corte Ingles las venden en miniatura y cuestan 30 ó 37euros según tamaño.