martes, 13 de enero de 2009

Adicciones


—Yo soy adicta a la siesta.

Pensé que lo decía en broma, que era sólo una forma de hablar; pero no…

—De verdad, te lo prometo. Si no duermo una hora después de comer, me pongo súper mal. Hasta me entra fiebre.

Cambiamos de tema. Mi interlocutora tiene 17 años y tiende a ser radical en sus afirmaciones. Ella “odia” algunas cosas y “adora” otras con furia o fervor irracionales. Mejor no insistir.

El caso es que estoy ante una buena chica (llamémosla Mónica por poner un nombre), inteligente y estudiosa, que sueña con tener una familia numerosa y educar a sus hijos en la fe y en las virtudes cristianas.

Hablamos sobre el Sacramento de la Confirmación, que recibirá dentro de dos meses. Le sugiero que se prepare haciendo unos minutos de oración cada día, ofreciendo su estudio al Señor, participando en la Santa Misa también entre semana… Y aquí Mónica me interrumpe:

—Con tal de que no me quite la siesta…

Me río.

—¿No te lo crees, verdad? Soy adicta.

—Entonces a lo mejor es urgente desintoxicarte.

Me apunto la conversación en la agenda y hago el propósito de reflexionar sobre las “adicciones” que nos proporciona el Estado del bienestar. Kloster me diría que él es adicto a las croquetas de jamón. Yo añadiría que no puedo acostarme sin leer un poema de alguno de mis poetas de cabecera. Lucas, en cambio, por nada del mundo dejaría de ver "Yo soy Bea". Y conozco a un tipo que asegura ser adicto a la lechuga y otro al Bobadilla103 etiqueta negra…

No sé si poner una encuesta en el blog para preguntar a los lectores a qué capricho no renunciarían jamás con crisis o sin crisis. Si me ayudáis a pensar sobre esta cuestión, trataremos de redondearla mañana o pasado.

Esta noche mi cabeza no da para más. A lo mejor soy adicto a la almohada.

14 comentarios:

Elvira dijo...

Y yo le pregunto: ¿cuál es su poeta de cabecera?

Inés dijo...

Yo soy adicta a desayunar fuera de casa,al café de cafetería pero...me he tenido que desenganchar porque la crisis me está dando hasta en las adicciones.
La de la siesta no cuesta dinero pero sí tiempo y eso ni con crisis me lo puedo permitir.Gracias por sus reflexiones.

cristina v dijo...

Yo soy adicta al chocolate, solo renuncio a él en cuaresma y cuando termina me doy un homenaje.
Lo de Kloster, ya sabía que le pirran las croquetas.

Anónimo dijo...

Yo soy adicto a Dios. Cada vez le necesito más y más.

Anónimo dijo...

1.- A ver cómo va el euribor.
2.- A ver las ofertas de empleo.
3.- A blogguear.
4.- Al silencio!!!!!!!!!!!. Todo un lujo que cada vez me cuasta más encontrar.
5.- Al café, por supuesto
6.- Al teléfono.
7.- Alguno más que no me acuerdo ahora

Enrique Monasterio dijo...

¿Mis poetas de cabecera? Garcilaso, San Juan de la Cruz, Góngora, Quevedo, Salinas, Guillén, Miguel D'ors, Peguy, Elliot, José Miguel Ibañez-L, Peñalosa, Enrique G-M, Carlos Morales..., y un par de docenas más. Me gustaría decir que también Rocío Arana, pero sigo esperando que caiga en mis manos "Pampaluna".

Anónimo dijo...

Adicta a tomar un dulce después de comer. Si no lo tomo, me entra ansiedad, como si me faltara algo que he olvidado. Entonces me paro y pienso ¿qué me pasa?. Y acudo rauda y veloz a la llamada de la caja de galletas.

Marite dijo...

Mi hijo de 15 años me dijo ayer que desde hace un mes que descubri "Pensar por libre" me he vuelto blog-adicta.

Muchas gracias por dedicarnos su valioso tiempo.

Saludos

Anónimo dijo...

Yo creo que soy adicto a leer en todo tipo de medio: blog, periódico, libro...
También soy adicto al ordenador, aunque poco a poco voy rebajando la dosis.
Y como no, soy adicto a Dios. A éste le necesito cada vez más.

luis dijo...

don Enrique, cuál es la diferencia entre adicción, pereza, manía, buenas costumbres...

Hadasita dijo...

Por lo visto yo soy la menos sana, puesto que soy adicta al tabaco desde hace como 20 años. Últimamente me he dado cuenta que tampoco puedo pasar muchas horas sin parar a jugar un ratito con mi perrita Tesa. Creo que es adictiva, porque mucha gente viene a mi casa por verla a ella más que a mí, jaja.
Y a falta de tele, blogs y buenos libros (en mi cabecera hay alguno de los que tiene en la suya...).

Mariano C dijo...

Aquí lo que hay es mucho adicto al blog de Don Enrique......¡Gracias a Dios!
Yo también sabía lo de las croquetas.....

Anónimo dijo...

YO SOY ADICTA A MI MARIDO DESPUES DE 19 AÑOS DE MATRIMONIO Y 6 DE NOVIAZGO.
REZE POR (PABLO)NO ESTA EN SU MEJOR MOMENTO.
TAMBIEN SOY ADICTA A "PENSAR POR LIBRE".
GRACIAS POR SU TIEMPO.

Luis y Mª Jesús dijo...

hay adicciones buenas ?