domingo, 26 de julio de 2009

El colirrojo


Llegó ayer a media mañana y desde entonces no ha salido de mi exiguo jardín. Es el único pájaro que cabe en un ámbito tan reducido. Se llama Phoenicurus ochruros, colirrojo tizón para los amigos.

Es pequeño; no creo que sobrepase los 15 centímetros desde la cabeza al extremo de la cola, pero su porte es elegante. De color negro azulado, tiene una cola roja muy vistosa que se agita nerviosamente para llamar la atención.

No es un pájaro raro. Uno puede verlo en muchos lugares diferentes, aunque, al parecer, se encuentra más a gusto en los roquedales y a una cierta altura. Yo nunca lo había tenido tan a mano por tanto tiempo. Ahora mismo, mientras escribo, da la vuelta al ruedo del jardín y gruñe con su áspero reclamo característico.

Lo traigo hoy aquí porque es mi compañero y no tengo nada mejor que contar. Esta mañana, al terminar la clase he regresado a mi zona y estaba esperándome.

Me llama la atención que venga solo porque se trata de un macho adulto y debería tener muy cerca a su cónyuge. ¿Quién sabe?, a lo mejor tienen problemas. Si se queda un día más conmigo le pondré nombre y trataré de fotografiarlo para la posteridad. Y si son tres, inventaré un cuento o un soneto pajarero.

Entre tanto, sigo explicando Teología a veintitantas mujeres, que escuchan atentamente con la esperanza de que termine pronto para poder freírse al sol en la piscina.

6 comentarios:

Inés dijo...

Hoy seguro que aparece el cónyuge del pajarillo...es que en estas épocas la convivencia provoca sus roces pero...se vuelve...los colirrojos, con ese nombre, seguro que son buenos maridos.

E. G-Máiquez dijo...

Este poema de Juan Marqués seguro que le gusta:

Uno, tres, cuatro, siete...
Se hace difícil contar tantos pájaros.

Se ha quedado uno junto a nosotros.

Imposible contarlo.

Felicitas dijo...

¿Sabía que el también llamado raborubio :

... es un pájaro que cada vez más se está acercando a zonas humanizadas?

... es un pájaro terrestre que brinca entre las piedras en busca de algún insecto?

... cuando está en peligro agita su cola roja con nerviosas sacudidas?

... es muy individualista, y mismo durante el invierno es muy intolerable con los de su especie?

... su emparejamiento, en la primavera, está rodeado de danzas?

Pues eso.

Anónimo dijo...

Bello Colirrojo,
enamorada me tienes por tus vivos colores,
intensos el negro y el rojo.
Entre rama y rama danzas rituales
para conquistar a tu moza, la bellísima Colirrojo.
Con qué impaciencia esperas su llegada.
Inquieto, nervioso, te adelantas en su busca.
Ella dándose sus últimos toques
vuela a tu alcance y te enamora.
Por fin las hojas de los árboles
esconden vuestro romance,
y en la soleada primavera
os perdéis para amaros.

Ave del Paraíso

Me parece que habrá que esperar a la primavera.

D. Enrique: por favor, escriba un cuento o un poema sobre el Colirrojo. Me encantará leerlo.

Isa dijo...

Hasta los pájaros le siguen...me quedo muerta...
¡Qué interesante!me encantaría ir a sus clases...

Dani dijo...

Pues yo creo que su señora estará atareada en el nido incubando los huevos de la segunda puesta.
En el cole donde enseño ciencias naturales también tuvimos en primavera un nido de colirrojos, lo podéis ver en YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=WGJhizcPxNk