miércoles, 8 de julio de 2009

Los zapatos expuestos

Estaban así, como aparecen en la fotografía que yo mismo tomé ayer nada más regresar de Riaza. Más que abandonados, parecían expuestos al público que pasaba por la acera, a pocos metros del portal de mi casa. Me acerqué a ellos con cierto temor y los observé detenidamente. No eran zapatos-bomba ni zapatófonos de espía, ni ocultaban una videocámara para grabar mis movimientos. Estaban usados, desde luego, pero no viejos ni inservibles. Los cordones aparecían limpios y las suelas tenían pocos kilómetros en su haber.

Eran pequeños como los zapatos de cristal de Cenicienta. De mujer, desde luego, y habían recibido recientemente un cepillado y algo más.

—No durarán mucho —me dijo Kloster—. La crisis no permite estos despilfarros. Ya verás cómo se los lleva alguien antes de un minuto.

Lo miré con lástima:

—Amigo Kloster; no comprendes nada. Detrás de estos zapatos hay una historia; quizá de amor. Lo importante es saber qué pretendía decirnos la chica que colocó aquí estos zapatos; y por qué lloraba.

—¿Y quién te ha dicho que lloraba?

—Claro que, a lo mejor, se trata de una pista, de una prueba fundamental para el esclarecimiento de un crimen. Deberíamos entregarlos a la policía.

—Me parece que el calor te está alterando las meninges, querido colega. Necesitas una ducha fría.

—No sé. Tal vez es sólo una metáfora, una parábola urbana, un mensaje que alguien me envía, un poema perdido… ¿No comprendes?

Después de la ducha me encontré mucho mejor.

10 comentarios:

Orisson dijo...

Debo informarle, don Enrique, que los zapatos de marras sólo son una muestra de una historia mucho más prosaica: alguien que los considera viejos o que ha decidido que sobran de su armario los ha dejado en la calle para que otro alguien, pobre vergonzante, que los hay en su barrio, ancianos con una mísera pensión, los recoja y les dé buen uso.

Aunque, ahora que lo pienso, esa historia de caridad no tiene nada de prosaica.

Un saludo

Pascalle dijo...

Kloster: cuida de tu colega. El verano le está sentando regular.

Isa dijo...

Veo que el calor le hace estragos, don Enrique...pero alabo su capacidad de contemplación y de ponerse en la piel del otro; me deja impresionada...

INÉS dijo...

Este puede ser el inicio de una buena novela.
Si no le sirve me lo dice, que a lo mejor me sirve a mí.Descanse

Unknown dijo...

Madre mía, Don Enrique, es impresionante su capacidad creativa. De todas formas, no comprendo por qué ha empleado Photoshop en la imagen, ¿no quiere que identifiquemos dónde vive? No se preocupe, ya pondremos otro sistema de espionaje que no sean los zapatos...

Saludos!

yomisma dijo...

No se si zapatos, pero en mi pueblo se dejan en la curva (donde empieza la propiedad de la casa) lo que uno no quiere, necesita o ha decidido cambiar de estilo. Ahí mis hijos encontraron una TV de 50 y tantas pulgadas, que todavía funciona, yo recogí un sofá dos plazas en perfecto estado, y una mesa redonda en la que hacen los deberes los hijos de la limpiadora... No es mala idea "reciclar" de este modo.

Bernardo dijo...

De un tiempo a esta parte, cerca de mi trabajo han aparecido pares de zapatos, atados por los cordones, y colgados de los cables que cruzan la calle.

Se recorta muy bien su silueta contra el cielo, porque la calle es cuesta arriba.

Me pregunto si el que dejó los zapatos en la papelera, esperaba que alguien los atase y los lanzase a los cables.

Àngel dijo...

Impresionante....

Macartur dijo...

Para Bernardo:
Parece ser, que los zapatos atados por los cordones y colgados de un cable son una señal de punto de venta de drogas (según le dijo la policía a mi vecino, un día que aparecieron detrás de nuestro edificio). Así que, ya se ve que hay todo tipo de "motivos" para dejar cosas en la calle. Yo me quedo con el rastrillo libre de Yomisma (me encanta la solidaridad espontánea).
La verdad es que da mucho que pensar: ver un objeto e imaginar la historia de la persona... (al menos, dejamos de mirarnos el ombligo un ratito). Gracias, d.Enrique

Rosa dijo...

¡Anda, mirad quien se ha puesto estos zapatos! ;)