lunes, 6 de julio de 2009

Lunes sin publicidad

Hay quien prefiere la playa. No lo entiendo

En verano la publicidad se hunde, los periódicos adelgazan y la red se queda vacía: las webs navegan sin dueño ni visitantes. Yo soy el blog que clama en el desierto.

Con la llegada del mes de julio, doy por concluida la sección fija publicitaria, y quizá algo más.

Hoy visitaré el hayedo de la Tejera Negra, que está esplendoroso como nunca, y mañana volveré a Madrid. Seguiré escribiendo, pero no esperéis gran cosa de mí mientras dure la canícula.




7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias don Enrique. Disfruto todo lo que escribe,
Me gustó especialmente su paseo por el pueblo de Riaza.

INÉS dijo...

D Enrique , también en la playa y en el mar se consigue la paz.
Le voy a mandar unas fotos que apoyan mi teoría.¡Le gustarán!

Anónimo dijo...

Ni en medio de la canícula no desespere de las musas. Como usted es un trabajador nato seguro que cuando le visiten le encuentran trabajando.¡Animo con verano y muchas gracias por todo!. Y donde esté la montaña...

mòmo dijo...

Pues yo, no es por dar ideas, pero ante ese paisaje, le perdonaría que se alejara para siempre de cualquier ordenador. Dan ganas de perderse.

Isa dijo...

¡Menudo paisaje tan chulo! mucho mejor que la playa, sin lugar a dudas...

Gonzalo dijo...

La foto, completada por el pie de foto, me parece el más profundo y rotundo discurso sobre preferencias vacacionales.

Precioso.

Saludos.

Pierre Nodoyuna dijo...

Pues con esto y un bizcocho.....hasta mañana a las ocho!