viernes, 10 de julio de 2009

El viejo del pitillo


Tiene 94 años. A juzgar por las fotos, sigue fumando, a no ser que el pitillo con el que siempre se retrata sea tan falso como algunos pasajes de su tenebrosa biografía. Nunca ha sido santo de mi devoción. Es más, cuando aparece su imagen procuro apartar la vista; pero hoy, al verla de nuevo en un diario digital, pienso que tal vez Dios nuestro Señor le ha concedido una vida larga para que tenga tiempo de hacer balance, de pedir perdón, de rectificar.

Lo malo es que no le dejan: todavía le entrevistan, le hacen homenajes, le jalean sus desatinos seniles. Por eso ha dicho en una radio que “el Papa en su última encíclica copia a Marx” y que es un “demagogo”. ¡Qué bien se lo pasaba la joven entrevistadora oyendo las estupideces del anciano!

Dejadle descansar. Pobre viejo.



20 comentarios:

Rosa dijo...

Yo no me metería precisamente con la edad de este señor, más que nada porque puede devolverse la pelota señalando la edad del Papa actual, nacido en 1927.

Nuevepornueve dijo...

Que el Apostol Santiago le guíe aunque sea al final del camino (al personaje, Ud ya me entiende). Porque intuyo q ninguno de sus otros "patrones" lo hará.

Enrique Monasterio dijo...

Es verdad, Rosa; el Papa sólo es 13 años más joven

INÉS dijo...

No se trata de edad, hay muchos sabios de 94 años.
Es el personaje...alguien que no se arrepiente de nada y que disculpa todos sus errores ¡mal ejemplo!

Anónimo dijo...

Yo, como don Enrique, prefiero pensar bien. Es decir, que la culpa es de la demencia senil. La otra posibilidad es terrible.
Además este individuo ya ni siquiera puede leer, mucho menos una encíclica del Papa.

Isa dijo...

Ya rectificará, y si no...Dios hará lo que sea más justo.

Enrique Monasterio dijo...

Carlos y otros: "censuré" vuestros comentarios por una de estas dos razones:

1. Porque poníais el nombre del personaje.

2. Porque aquí no quiero insultos

Gerardo dijo...

No pensemos mal, perdonemos, encomendemos y comprendamos...es dificil, lo sé..pero yo lo estoy intentando!.

“Que sembréis la paz y la alegría por todos lados; que no digáis ninguna palabra molesta para nadie; que sepáis ir del brazo de los que no piensan como vosotros. Que no os maltratéis jamás; que seáis hermanos de todas las criaturas, sembradores de paz y alegría, (...)”

Historias del Metro dijo...

En la presentación de la Encíclica en la Conferencia Episcopal, la experta en Doctrina Social de la Iglesia dijo a todos los periodistas presentes que en las encíclicas de temática social, como ésta, que habían escrito los Papas durante el siglo XX (creo que un par de ellas), tenían las mismas reacciones por parte de los medios de comunicación: "Un giro al Socialismo por parte del Papa, o del Vaticano". Era muy gracioso, porque mencionó en concreto lo que dijeron a los medios de comunicación Pérez Galdós y Blásco Ibáñez, y resulta que su reacción era la misma que la de los diarios de hoy.
Al parecer, es lo que pasa cuando la Iglesia expone lo que es su Doctrina Social. Por supuesto, no tiene nada que ver con el Socialismo, es simplemente que se ocupa de los más débiles, como cualquiera con una cultura mediana sabe. Pero los que hay que viven de clichés y de reduccionismos, qué aburrido.

Isa dijo...

Gerardo, conozco esas palabras...¡muy bien traídas aquí!

Pierre Nodoyuna dijo...

Así que muchos de nosotros no hemos leído las tres enciclicas de Papa, y este señor al que no se nombra ( será Voldemort?) se la habrá leído? O hablará de oídas? Vamos, lo malo es escucharle; decir....que diga lo que quiera.

Pierre Nodoyuna dijo...

Ah! el pitillo es un regalo del Museo de Cera.

Profeballa dijo...

Como no soy de España (mejor decir: "como no vivo en España") no sè de quièn hablan :(
saludos

Anónimo dijo...

Pues yo me metería o me meto con su edad, su estado, su mala leche y su amargura. Me alegro de que mucha gente le encomiende pero es un pobre anciano insoportable y repito muy muy amargado.

Mendrugo dijo...

Es Vd. demasiado caritativo, D. Enrique. Callando el nombre y llamándole pobre viejo, que es lo único bueno que se puede decir del tipo. Menos mal que insulta al Papa. Lo malo sería que le elogiase.

Mendrugo dijo...

La cosa fue en un programa de radio que se llama "Tertulia de Sabios" (no es coña). Se dicentes sapientes stulti facti sunt.

Cristina V dijo...

Éste pobre viejo, lo tengo de vecino en mi barrio, yo pienso como usted don Enrique pero lo veo muy bien situado. No hay que perder las esperanzas. Sus vecinos de abajo, son los del centro Parque, y los de arriba un matrimonio de supernumerarios.

Anónimo dijo...

Mala hierba nunca muere... Como el tabaco no puede con él, ni su odio y resentimiento y sigue manejando mucho la lengua para herir, con un pelín de suerte, se la muerde y se envenena y cae por su propio peso ante el Juicio Divino del que no se escaquea nadie. Hay que rezar por esas pobres almas, a pesar del daño que hacen y el dolor que nos producen, allá arriba no lo van a tener tan fácil, digo yo.... AC

Paloma dijo...

Su larga vida es una prueba de la Misericordia Divina. No me quiero poner tremendista pero sólo le recordaría al anciano del pitillo que las cosas van por este orden: 1º Misericordia, 2º Justicia. Y que el tiempo vuela...

Anónimo dijo...

No me parecen bien los comentarios que se hacen de esa persona.Si no es para alabar mejor no decir nada y simplemente encomendar. Y si tanta pena os da, miraros primero a vostros mismos y pensar qué hacer vosotros para mejorar. No se puede juzgar a alguien que no conoceis personalmente. Callar y rezar.