viernes, 1 de abril de 2011

Nullius boni sine socio..., dice el búho


Gracias a Google, nuestro sabelotodo predilecto, habéis traducido bien la sentencia del Séneca y el búho. Es una gran verdad que las alegrías, si no se comparten, casi se nos convierten en penas.
La mujer de la parábola evangélica que encontró la dracma perdida después de barrer toda la casa, reunió a sus amigas para exultar con ellas. “¡Felicitadme ―les dijo―, he hallado la moneda!”. Sin esa fiesta final, el hallazgo no habría tenido la menor importancia. Y la Virgen María, cuando recibió la noticia de que iba a ser Madre del Mesías, no aguantó más: cogió el burro y se plantó en casa de su prima Isabel para desahogarse con ella. Sí, también para ayudarla en sus últimos meses de embarazo; pero, sobre todo, para poder cantar y bailar el Magníficat a voz en grito, mientras el mudo Zacarías tocaba las palmas.
(Por cierto, creo que escribí esto hace años y a alguien le pareció “poco serio”. No lo entiendo. A mí me resulta evidente: Dios, Nuestro Señor, exigió grandes sacrificios a su Madre. Incluso la llamó al pie de la Cruz, pero no fue capaz de negarle ese desahogo: pedir a una mujer que calle durante 9 meses la noticia más grande de la historia de la humanidad resulta excesivo. Y María, que fue Virgen, Inmaculada y Santísima, fue asimismo la adolescente más normal y simpática de la Creación.)
Dicen, y supongo que es verdad, que también las penas deben compartirse para aliviarlas un poco. En esto nos llevan la delantera las mujeres. Ellas se lo cuentan todo, ríen juntas y lloran abrazadas en los duelos. Por eso son fuertes. Nosotros nos encerramos en nuestro orgullo y callamos como ostras para conservar la dignidad. Así nos va.
Me dijo Ana hace mucho:
―Tengo gran devoción a Santa Isabel, la prima de la Virgen. Ella vivió con un mudo 9 meses. Yo vivo con otro desde hace 20 años.

13 comentarios:

yomisma dijo...

El orgullo del hombre es terrible. Por un lado es necesario pues les da la autoridad y el "peso". Por otro les aleja de la comprension y compasion por el otro. Y sobre todo por la otra.
Y la mujer efectivamente siempre encuentra a otra a quien contar lo que nada mas que una mujer comprendería. Que haríamos sin amigas! Yo agradezco ahora a las mías el serlo. Y a las que vengan, bienvenidas!

julia maría dijo...

Comparto totalmente su visión de la Virgen.

Anónimo dijo...

No sé como lo hace pero, casi siempre, me arranca una sonrisa, en este caso ha sido la risa. Muchas gracias desde Andalucía

Carlos García dijo...

Me temo que esta reflexión está inspirida en su comprometida situación. Un curso de Retiro, con ¡40! mujeres ... en silencio. ¡Explosivo! Pese a todo, tiene mucha razón. Tenemos -nosotros, o sea ellos- que hablar más.

Anónimo dijo...

Santa María: todas las virtudes que pensemos, Ella las vive en un grado que ninguna criatura sea capaz.
Llena de gracia, es verla llena de sentido del humor ¿Qué bromas se habrá gastado la Sagrada Familia?
¿Qué chistes se contarían?
Yo imagino a cualquiera de los Tres haciendo alguna parodia para que alguno de ellos descansara y si esto a alguno le parece irrespetuoso, seguro que será entre otras cosas porque no entiende que Jesús es perfecto hombre y su humor y bromas perfectas y su Madre, más que Ella sólo Dios.

Antuán dijo...

Tiene muchas cosa hoy al Rew he visto pero ahora solo tengo un rato no hay nadie en el ordenador y despuéspuede haber cola. Todavía están recogiendo agua se soltó no precisamente la trava de la lengua de Zacarías que tendría tiempo de meditar el mistrio y aprendese la lección. Por mi parte me he empleado a fondo estaba en la entrada de la maquina cuando empezó a slir agua por todos lados: ¡pero que haces con la ducha! mira como estás poniendo todo. Y me puse a fregar a mano silenciosamente. que es lo que tocaba y deprisita. Alegremente. Alguien ahablo de contratiempo pero a mi no me pilló de sorpresa no se porque ayer encontré una fotocopia tamaño foto del la cara del Cristo de Velazquez escribí detrás una oración que nos e de donde me viene, esta: ¡Oh buen Jesús que me iluminas,hoy
digo que mi Amor y mi Bien eres, hoy me has dado tu cruz y tus espinas, hoy digo que me quieres. y llevo así desde ayer. ¿ os podeis crer que estoy más feliz que anteayer. Y esque cuando quieres querer de verdad lo que Dios te mande te acompaña uan ¡ALEGRÍA! OS LA DESEO. ADIOSLE

Vila dijo...

Me conmueve ver cómo nos conoce, lógico 40 años son muchos para conocernos.

Cuando ley su entrada de hace años me gustó muchísimo. Y aunque nunca la había visto desde ese punto de vista me convenció, al igual que hoy.
Y me ha encantado la descripción que ha hecho de la Virgen adolescente.

Creo que sí, que nos lo contamos todo y nos lo pasamos la mar de bien haciéndolo.

Buen finde, sin lugar a dudas.

Anónimo dijo...

Felicidades,D. Enrique.
No todos los hombres serían capaces de expresar tan claramente esas cosas, con lo que de reconocimiento de las mismas supone.
Y gracias.

Por cierto,... la traducción a la que llegué sin google era mas o menos que "nada es bueno del todo sin un socio que lo haga divertido (por lo del jucunda, digo yo).

Vila dijo...

Qué tal si cambiamos "Ley" por "Leí" ; seguro que queda mejor sin falta de ortografía. Joooo estas prisas...

Anfrés dijo...

04 y pico de la mañana,Lima ,Perú ,en un cuarto estudiando,salto a la página de fluvium y me encuentro con usted .Hace tiempo que no sentía frescura en la red ,ni incluso estos días ,o quizás por estos días tan destemplados ,como dice mi papá ,que a veces nos toca vivir.A MÍ NO ME PARECE POCO SERIO imaginar a la Virgen alegre .Más bien eso es lo que le falta a este mundo que no comparte y por tanto no canta ni baila.Felicitaciones.Ah y una pregunta:no sabe usted cuándo van a proyectar la película de Joffé por acá que me muero de ganas de verla.
Gracias.

Enrique Monasterio dijo...

¿Y qué haces tu levantado a las 4 de la mañana?
No sé cuándo se estrenará la película en Lima, pero te aseguro que vale la pena.

GAZTELU dijo...

Yo me quedo con el comentario de Ana,su amiga de la entrada, me parece definitiva y eso que el mío no es mudo pero sí un hombre de grandes silencios....

Cuanta más alegría saquemos al leer la sagrada escritura mayor beneficio nos producirá en nuestra alma y si no somos capaces de encontrar esa "alegría" es que algo va mal.....lo tengo clarísimo!!!

GRACIAS por mostrarme una nueva devoción.

pacita dijo...

QUEconsuelo,mudo ,mudo del todo no pero casi¡ por que ellosno tiene necesidad de explayarse? a veces se hace costoso