sábado, 20 de abril de 2013

A vueltas con el aborto





Leo en los papeles que los obispos “presionan” para que se modifique la ley vigente del aborto. ¡Hay que ver cómo son de aguerridos nuestros amados obispos!; con solo opinar, ya presionan. Pero es que además los obispos no piden modificaciones; quieren que se suprima esa ley y también la anterior; que se proteja la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.
 Leo también las declaraciones de un presunto líder que se parece mucho a José Mota. Asegura que si se modifica la ley (o sea eso que no piden los obispos), denunciará el concordato del Estado Español con la Santa Sede. Bien, Alfredo, bien. Ya, por el mismo precio y para hacer más “presión” podrías oponerte a los acuerdos entre el gobierno y la Liga de fútbol profesional. A ver si vemos más partidos en abierto.
Vuelvo al periódico, y veo que el Ministro que se propone modificar la ley para que los abortadores maten menos, dice que “los obispos no están contentos con la reforma”. ¡Estupendo! De eso se trata. Que se enfaden un poco los obispos, que se pongan de morros. ¡Somos más malos…!
Luego leo (y oigo por la radio) las distintas posturas de un grupo de biempensantes de derechas. Aseguran que no hay demanda social, que la ley de “supuestos” está bien, que tampoco podemos “alejarnos de Europa” elaborando una ley demasiado conservadora… Y se les llena la boca de eufemismos como “derechos reproductivos”. “interrupción voluntaria del embarazo” y cosas así.
Todos ellos saben ―porque es imposible negarlo― que eso que llaman “feto” o “embrión” es un ser humano vivo y que “interrumpir el embarazo” equivale a matarlo; pero nadie lo dirá. “Hay demasiados radicales en este debate” ―apostilla un sociólogo―.
No veo yo que haya tantos. “Radicales” son los que va a la raíz. Prefiero que me llamen radical a que digan que me ando por las ramas.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Los obispos saben lo que se hacen,deberian seguir haciendolo,presionar y presionar.Se ha de oir la voz de los catolicos,se tiene que oir fuerte y claro.
Aqui no se trata de ser radical.

susana dijo...

QUE LATAZO DE POLITICOS.

Helen dijo...

Al contrario, anónimo. Se trata de ir a la "raíz" del problema. Eso significa "radical". Si el feto no es un ser humano, ¿con qué derecho limitaremos el aborto? No es delito librarse de un tumor. Pero si se trata de un ser humano vivo, no justificaré ese asesinato jamás.
¿La voz de los católicos? ¡La voz de todos los que crean que el hombre es algo más que una masa de carne y huesos.

Enrique Monasterio dijo...

De acuerdo, Helen; esta batalla no es religiosa.Está el hombre en juego

yomisma dijo...

Me uno a helen, y me duele como persona que sean SÓLO los obispos los que levantan la voz contra el aborto. ¿Dónde están todas esas asociaciones de mujeres, de madres, de derechos del niño, de....? Bien por la Iglesia por seguir firme a sus raíces, mal por los que cambian sus principios por quedar bien ante.....

Antuán dijo...

Esto de andarse por las ramas es demasiado peligroso en temas tan peliagudos como es la vida humana, alguien tan pequeño que no tiene voz ni voto que está completamente indefenso a merced de leyes que han ido imponiendo los desgraciados de turno. ¡Que Dios se apiade de ellos! pero hay que hacerles la guerra. Y poner todos los medios. Adiosle-pido

Anónimo dijo...

Seguro hay que hacerles la guerra y sin descanso.Es horrible el aborto
.

FERNANDO Q. dijo...

Todos y cada uno de los comentarios a estas certeras palabras de don Enrique no son sino voces de un mismo grito: paremos esto ya. Y ese "YA" debe retumbar en la cabeza de todos aquellos, católicos o no (Helen estoy de acuerdo, el drama es para todos), que en su día confiaron en algunos políticos para que cortaran de raiz la tragedia.
No sé a qué esperan aquellos que tienen en sus manos la salvación de tanto inocente. No sé por qué se empeña la supuesta derecha en resaltar el malestar de los obispos cuando la medio ley se medio apruebe y en vez de 300 mueran 150 niños cada día en España.
Quiera Dios que, después de acoger tanto inocente en su seno, tenga miseriordia de aquellos que permiten este genocidio. Nostors aquí en la tierra, tenemos que seguir, como dice Antuán, dandole clara batalla.
Batalla que no es política ni religiosa. Seres vivos, de la especie humana, son arrancados antes de nacer del vientre materno en clínicas financiadas por todos nosotros.
Así de simple. así de trágico.

Antonio dijo...

Ajolá los obispos puedieran presionar, ajolá los católicos pudieramos votar a un partido que nos representase, ajolá los metiesen atodos en el trullo por asesinos, pero...... no seamos ilusos porfavor, esto de aborto es solo un negocio de demonio mas, y al fin y al cabo este es su territorio, donde puede medrar. Yo me conformo con rezar, no tengo esperanza en ningun político. Cada dia entiendo mas a los estados teocráticos. UFFFFF ya me he calentao.

Pedazo de anónimo dijo...

Politiquillos de tercera.Mercaderes de la vida humana.Este tema no se puede quedar así.Hay que pararlos.....y ellos(la mayoria trepas)enriqueciendose a costa del asesinato.

Enrique Monasterio dijo...

Ya sé que la tentación es grande, pero procuremos no insultar. Luchamos en favor de la vida no "contra" los asesinos.
Hay que convencer. Y mientras tanto, dialogar, dar razones y no dejarnos aplastar.

Igo dijo...

El problema que yo veo es que aquí solo opina la Iglesia católica. ¿Qué pasa con los testigos de jeova, los mormones, los judios, los musulmanes, los adventistas....?
Sus Iglesias también se sitúan en contra del Aborto... ¿Acaso no se puede hacer por una vez aquello de "todos a una"?

Pedazo de anónimo dijo...

Lo siento.Ni es mi estilo insultar ni creo que sirva para álgo.Pero lo he hecho,perdon.

pacita dijo...

estoy con Igo!

ALEJANDRA dijo...

En el aborto sólo caben dos posturas: en contra o cómplice. Yo no voto a quienes no son contrarios, es mi forma de decir no a un crimen del que de otra forma sería cómplice.

Todoslosnombres dijo...

Tus hijos no son tus hijos, son hijos e hijas de la vida, deseosa de sí misma.
No vienen de ti sino a través de ti
y aunque estén contigo no te pertenecen.

Kahlil Gibran

Lo creo a pies juntillas.

nubosidad variable dijo...

Desde que estaba de 13 semanas de gestación me dijeron que la niña tenía el pliegue nucal más grande de lo normal y que habia una probabilidad muy alta de que fuera sindrome de down o que tubiera una cardiopatía. Desde ese dia me repitieron hasta la saciedad la probabilidad de abortar, con veinte semanas me confirmaron la cardiopatía y siguieron insistiendo en la "interrupcion del embarazo" Cada vez que oia ese tema se me encogía el corazón pero yo rezaba para poder conocer a mi hija. Ahora tengo una preciosa niña con síndrome de down, la cardiopartia que tenia parace que se ha arreglado con el crecimiento y cada vez que me sonrie me la comería a besos.Muchos quisieon borrar para siempre esa sonrisa.

Rocky Balboa dijo...

Nubosidad variable: eres una crack!
En estos colegios de fomento hay muchos ejemplos de madres que hacen eso, pero me parece que mis amigas se acostumbran a una cosa que fuera de la burbuja no ocurre.