martes, 2 de abril de 2013

Un cántico nuevo



Así es, amigos: sigo en Molinoviejo, y esta vez me toca dar las mismas clases y predicar las mismas meditaciones a un grupo de chicas tan estupendas como las anteriores. A veces me parece que son las mismas. Como encima sigue lloviendo…
¿Estaré "atrapado en el tiempo" como en aquella peli del día de la marmota?
Un propósito: renovarme cada día; no convertirme en un tocadiscos. Cantate Domino canticum novum! A ver si lo consigo.

16 comentarios:

yomisma dijo...

Truco: pedirle a la Virgen que sea Ella la que le renueve. Funciona siempre.

Igo dijo...

Eso es justo lo que le decía yo al sacerdote hoy. Que me siento como pasando de la confesión porque tengo complejo de ser una clase de matemáticas de aprenderse la tabla del 2.
2x1, 2
2x2, 4
2x3, 6

Y así, dentro de un bucle infinito todo ciclado. En fin. Habrá que resetear el programa.

Antuán dijo...

Pues para estar atrapado hay bastante luz y color, me gusta. Bonito espacio. Adiosle

Antuán dijo...

Ah! y guerra a la rutina, el otro dia nos deciaan en la vigilia Pascual que teniamos que volver a Betania, significaba volver al principio de nuestro encuentro con Dios. Pues eso Ánimo y con la ilusión de la primera vez. Adiosle

pacita dijo...

Igo perdona pero no entiendo nada

Papathoma dijo...

No hace falta, Pacita: tú reza por Igo, que parece que pasa por esos momentos en los que a uno le parece que no avanza y repite siempre lo mismo.... (de ahí lo de la tabla)
Perdona si me meto, Igo. Yo también rezo. (Y no añado consejos, que ya te los habrá dado -y buenos- tu cura! Hazle caso...;-)

pacita dijo...

ya .graciasPpt!

Rocky Balboa dijo...

Jajajaj me encanta esa peli!! (La del día de la marmota)... No se puede caer en la rutina, por eso hay que distinguir cada día del anterior, cada día es diferente en algún aspecto, que es lo que te hace esperar con ilusión, no las vacaciones, no el fin de semana, sino vivir cada día con ilusión.
A partir de ahora quito "(el verdadero)" y a ver si no me suplantan de nuevo...

Igo dijo...

Pacita, Papathoma ha acertado por completo.

Soy ingeniero y cuando estabamos en clase de automática, siempre nos hablaban del riesgo de los bucles infinitos. Es como si todos los días me tuviese que aprender la tabla del 2. Y semana tras otra, en la confesión, me examinan de esa tabla. Tienes la sensación de no saberte la del 3, pero sigues diciendo la del dos.

Me explico ahora?

yomisma dijo...

No entiendo como os puede gustar la película de día de la marmota. Siempre me ha parecido un ladrillo terrible.
Igo, en el camino de la cruz o Vía Crucis, Jesús le dice a su madre algo así como : ahora hago todo nuevo. No es que no te sepas la tabla del 2, es que con Jesús todo es nuevo, recién estrenado, siempre. Volvemos a nacer, como le dijo a Nicodemo. ¡Resucitó!

Enrique Monasterio dijo...

Lo de "yo hago todo nuevo" no es del Evangelio, sino del capítulo 21 del Apocalipsis y se refiere a la restauración final del universo

Enrique Monasterio dijo...

Tienes razón esa peli es un ladrillo, pero tan inquietante...

pacita dijo...

Vale Igo ya te entiendo, a mi tbien me pasa eso parece q estás como atrapado.me gustaría tener las cosas tan claras comobalgunos@ q comentan en el blog.A mi me encanta la Madre Teresa y su maneras de fiarse de Dios

yomisma dijo...

Me referral a la pelicula La Pasion de Cristo. Cuando Jesus encounter a a su made, le dice alto asi. Pedro gracias por la referencia del Apocalipsis.

ALEJANDRA dijo...

Igo, me atrevo a decirte que le pidas a la Virgen que te haga niño. Un niño tiene tanto que aprender que todo le parece nuevo. Regresa a tu "primera cita" con Jesús, vuelve a silabear el Ave María, abandónate... Verás cómo te reseteas, como te dicen por aquí. Cuando meto la pata ( cada segundo!) siempre digo, Madrecica, lo que yo haya estropeao, arréglalo tú. ¿ Qué no hará una Madre por un hijo?, yo que también lo soy, te aseguro que TODO.

Cordelia dijo...

Pues a mí me encannnnnnnnta la peli de la marmota, le ha visto veinte veces. Mi madre se pone mala solo de oír la música, de las veces que se la hemos hecho tragar...