lunes, 29 de abril de 2013

El síndrome de la punta de la lengua






Todos lo padecemos, pero los viejos, un poco más.
―Por ejemplo, el nombre de aquel compañero de curso, sevillano, que era tartamudo y explotaba su tartamudez con tanta gracia. ¿Cómo se llamaba? Desde hace diez años, tengo su cara y casi su apodo en la punta de la lengua.
―Aquella canción de Giorgio Gaber, un cantautor italiano comunista de los años 60… Yo la cantaba en voz baja, a escondidas, y todavía hoy me viene la melodía a la cabeza. Pero la letra…, está aquí mismo, en la punta de la lengua.
―Sí, hombre, sí; esa chica que asiste al curso de retiro que he empezado a predicar. La he visto docenas de veces, y ella da por supuesto que la reconozco. Podría consultar la lista; pero no quiero. Además, tiene un apelativo familiar que seguramente no aparece en los papeles. ¿Cómo era? A ver si me miro la punta de la lengua en el espejo…
Sentado en el cuarto de estar, frente a la gran mesa que me sirve de escritorio, veo llover al otro lado de la ventana. Esta mañana el jardín apareció completamente blanco. Al mediodía los copos de nieve seguían cayendo en un vuelo silencioso y constante.
Ahora el agua lo destruye todo y el jardín llora. La nieve se precipita desde lo alto de los árboles. El suelo es un barrizal… Y yo tengo un poema melancólico, o un haiku nocturno, en la punta de la lengua. Ojalá se me cayera sobre el teclado y tomara forma, como les ocurre cada día a los poetas.
Es lamentable: tengo abarrotada la punta de la lengua de poemas que nunca me atreveré a escribir.


10 comentarios:

Rocky Balboa dijo...

Escriba, escriba, que le leemos con gusto.

Caminando dijo...

Si usted no se atreve, yo no se que haré... mirese en el espejo y no nos prive de esos poemas.
La nieve cubre con su fino manto blanco las imágenes de mi ventana,y la lluvia revoltosa se encarga de limpiar los cristales donde descubro la primavera...

Caminando dijo...

Ahora le toca corregir puntuación y completar... ;)

c3po dijo...

Tengo un comentario la mar de agudo en la punta de la lengua, pero el espejo me pilla lejos. A ver si mañana ...

Enrique Monasterio dijo...

No trates de engañarme. Todo el mundo sabe que los robots androides no tienen punta de la lengua

Antuán dijo...

La presentación es un poco extravagante he de decir pero se lo permito. le echré una mano. Mientras la chiquilleria se comia los macarrones con tomate y queso un coleguilla me adelanto su entrada de hoy, solo pudimos leerlo y de la punta de la lengua no de la imaginación me saqué este poema si lo queremos llamar así:
La nieve es algo más que singular que nos sorprende/ cada Primavera, eso que no sabe hacer cualquiera/
Comprovado esta: los pajaros se alegran con el sol/ las flores y las áboles se animan a brotar/
¿Que es lo que hago yo? Trabajo- trabajar./ Y dar Gracias a Dios que no nos falte/
Que los hay que están lampando por él porque es el trozo de pan para el y el de los suyos/
El banco no tiene ya creditos para prestar/ cobrar el paro dice mi hermano será hasta octubre./
Mientras pone ladrillos en una casa vieja/ que quiere vender, aunque poco saque/ lo que pagó por ella y ¡allá penas! 30-IV-2013
Espero que sea de vuestro agrado. Adiosle

Antuán dijo...

Yomisma ¿como dices que la prima-vera se canceló? no lo que pasa es que era un anuncio. siempre pasa lo mismo luego sigue haciendo de abril, sin ir más lejos mientras escribo pensé que me sorprenderian en la buhardilla y es que está lloviendo. donde es invierno es invierno. osea que abrigate, no se como hace por ahí. Adiosle

Anónimo dijo...

También se le llama "de las castañuelas"... porque se "chasquean" los dedos diciendo...¿cómo era, cómo era?
No te preocupes no alzheimer (o como se escriba), sino el calendario nomás...

Juan Antonio

Todoslosnombres dijo...

Cómo que nunca te atreverás a escribir esos poemas. ¿Sabes? creo que muchos estamos deseando leer tu poesía.
Gracias por esa prosa poética de hoy.

Caminando dijo...

creo que le toca D. Enrique escribir...