miércoles, 22 de mayo de 2013

Las historias de don Fernando (II)


Eva habla con Dios

 ― Señor y creador mío.
― Buenos días Eva ¿qué quieres?
― Tengo un problema.
― ¿De qué se trata?
― Que conste que te estoy muy agradecida por haberme creado y puesto en este fantástico hábitat. Los animales son preciosos y la culebra graciosísima…, pero no soy feliz.
―  ¿Cómo es eso?
­­―  Me siento muy sola y estoy harta de manzanas.
― En ese caso tengo una solución. Voy a crear un hombre para ti.
―  ¿Y qué es un hombre?
― Se parecerá a ti pero con algunos defectos: tendrá tendencias agresivas, será muy egoísta, a veces te hará feliz pero no será capaz de simpatizar y escucharte como es debido. Te creará problemas, pero será un poco más musculoso, grande y rápido que tú. Necesitará tus consejos. Se le dará muy bien luchar y jugar con una pelota…
― No está mal.
― Entonces será tuyo, pero con una condición.
― ¿Cuál es la condición?
― Que no se te ocurra decirle que a ti te creé primero.

* El titular del globo no se hace responsable del contenido antropológico de estas historias.

17 comentarios:

Vila dijo...

Jajajajajaja GENIAL !!!!

sin mas comentarios pues sobran.....

Ana Ma.Simionato Pons dijo...

Ja, ja, jaaaaa... Felicitaciones D.Henry!!! me encanta su sentido del humor: no lo pierda jamas... Y mejor todavia cuando se mete con nosotras: somos unicas!!!!!!

Anónimo dijo...

Somos tontos eso es cierto... Por eso la frase, "a las mujeres no hay que entenderlas, hay que quererlas".

O.

yomisma dijo...

Me gusta esta versión, pero se suponía que los chicos no debían enterarse... Si es que somos de bocazas....

Cordelia dijo...

Muy bueno

pacita dijo...

Ah q buenísimo!!!!!

Anónimo dijo...

Querido D.Enrique, ya que hablamos de historias le quiero contar una que me impacto mucho la semana pasada,estaba en Almeria , hace años conoci a un hombre simpatico bueno al que la vida le habia golpeado terriblemente, se vio en la calle y sin familia,le conoci en un bar de Lubrin ( un pueblo muy remoto de Almeria) le di todo el cariño que pude nos tomamos un vino ( no conducia yo ). Me dijo que la proxima vez que fuera por Lubrin me tenia que enseñar su casa,le dije que le prometia que asi seria, al terminar le pregunte ¿ vives muy lejos de aqui ? el me respondio, no a dos kilometros en el cementerio, le pregunte ¿ cuidas el cementerio ? el me dijo no lo que pasa es que aqui casi no hay entierros y he pedido al ayuntamiento que me de permiso para vivir en un nicho...Me quede perplejo el continuo yo me comprometo a ser respetuoso y cuidar las flores y las lapidas de mis vecinos de esto hace ya 5 años.Le dije bueno Charly asi se hacia llamar y como puedo localizarte cuando vuelva. Me dijo pregunta en este mismo bar y suelo venir a media tarde. Pues bien cuando regrese a Almeria la semana pasada me deje caer por el bar de Lubrin , pense quizas ya se ha muerto, pregunte al dueño por " el Charly " y me dijo esta al caer, efectivamente ,nos fundimos en un abrazo y me dijo eres hombre de palabra... tomate un vino ,que no me dejo pagar. Yo queria obviar el tema de su " casa " pero enseguida me dijo, ¿ te enseño mi adosado ? me fui con el y con esa gracia andaluza me dijo .Me va de pegada ahora tengo dos en uno duermo y en otro guardo mis libros y enseres. La verdad que mantenia impoluto aquel sitio.... Aprendi dos cosas a ser feliz en tus circustancias y a estar alegre ... Gracias Charly, tambien me dijo que sus vecinos nunca daban problemas y eran gente muy silenciosa.
Un abrazo GOYO

Tumismo dijo...

Así debería haber sido en realidad,vamos un fallo irreparable.

Enrique García-Máiquez dijo...

Narrativamente, una joya. Esa culebra graciosísima, con las s de sus andares, inolvidable.

Merche dijo...

¡Uf, Goyo, qué impresionante! También los del ayuntamiento le podían haber proporcionado una casita, en vez de un nicho en el cementerio ¿no?

Papathoma dijo...

¡Vaya un 2x1el de hoy!!
Geniales las dos historias...una provoca la carcajada y otra una sonrisa profunda.
Gracias!

Almudena dijo...

Jajaja su historia me resulta más creíble que la del Génesis, la verdad y en cuanto a la de Goyo, una historia preciosa. Me ha encantado

Merche dijo...

Le decía un hombre a Dios:
- Señor, ¿por qué hiciste a las mujeres tan guapas?
-Para que os enamorárais de ellas, contesta Dios.
- Y entonces ¿por qué las hiciste tan tontas?
- Para que se enamoraran de vosotros.

(Sin acritú, ¿eh?)

Todoslosnombres dijo...

Siempre he creído que nuestro Señor y Creador, tiene un finísimo sentido del humor.
Goyo, qué bonita experiencia tuviste la oportunidad de vivir.

Gracias por las letritas y la carcajada de hoy.

Tumismo dijo...

Merche muy bueno juassss.

Anónimo dijo...

Ja ja ja ja

Anónimo dijo...

La verdad, muy bueno (cómo se nota que sus lectoras somos la mayoría mujeres... todas aplaudimos el chiste). Pero además de ser bueno, es que creo que tiene tanta razón! por supuesto que creo en la igualdad, pero en esa igualdad, hay un punto (quizá sólo uno, vale) en el que la mujer va por delante del hombre, y a veces calla por prudencia, amor o inseguridad. Pero que va por delante, eso lo tengo yo clarísimo.
No acabo de entender muy bien el por qué de su estancia en Canarias, y el tiempo que va a permanecer allí. Pienso en el sueño que le comenté, y me pregunto si tiene algo que ver.
Historias del Metro