viernes, 25 de abril de 2008

Alergia II


Marzo ventoso
y abril lluvioso
hacen a mayo
bastante asqueroso.

Yo, que era feliz
con la primavera
tengo la nariz
roja y choricera.

Mi perfil enérgico,
mi rostro de esfinge
vino a ser alérgico
hasta la laringe.

Pedí en la farmacia
un remedio clínico.
Busqué la eficacia
de un antihistamínico.

Ahora, alicaído,
vegeto y bostezo
porque me ha vencido
la flor del cerezo.




6 comentarios:

Pascalle dijo...

Estoy segura de que este poema es de Kloster: me ha emocionado mucho, de verdad... snif.
Seguro que alguno de los contertulios es capaz de ponerle una buena música para eurovisión 2009.

E. G-Máiquez dijo...

Je, je, plas, plas.

Que se mejore (no el poema, sino usted).

Rocío Arana dijo...

PLAAAS!!! ES BUENÍSIMO...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
cristina dijo...

El polen flota y la nariz azota. Yo estuve quince días tomando antihistamínicos y no sé si iba o venía. Me ha encantado la foto y el verso. Cuídese

cristina dijo...

Pido perdón a los poetas...... y, en sobre todo al "Bersolari" vizcaino,....Querìa decir poema, no verso.