lunes, 7 de abril de 2008

Anónimos


Queridos comentaristas anónimos: ¿no va siendo hora de que os identifiquéis, aunque sea privadamente, por correo electrónico?

Tengo la incómoda sensación de ser una especie de maniquí colocado en un escaparate y deslumbrado por unos focos que me ciegan y me impiden reconocer a los que se detienen para mirarme.

No es que me moleste vuestra presencia en el blog y mucho menos los comentarios; pero sé que la mayoría me conocéis, quizá desde hace años. Por lo poco que decís de vosotros mismos voy tratando de localizaros en algún rincón de mi memoria, y ya creo saber quién se oculta detrás de algunos seudónimos; pero no estaría mal que dieseis la cara. Luego podrías seguir enmascarados con el pasamontañas virtual del anonimato.

No os quejaréis: yo cuento todo lo mío, y el propio Kloster no tiene inconveniente en exhibir sus astenias primaverales. Es verdad que no he puesto ni pondré una foto como solicitan determinados visitantes impertinentes, pero al menos tenéis un búho que es mi vivo retrato.




33 comentarios:

Kike dijo...

Esteeemm... yo no sé si entre en la categoría. Me llamo Enrique y mi blog está ahí para más señas y que se compruebe que peleo del mismo bando. Es solo que soy nuevo por aquí. Bueno, ni tanto, que desde hace un año lo vengo siguiendo con el Bloglines. Solo que comento poco, eso es.

Esteemmm... ¿pasé la garita? :-)

Hadasita dijo...

A mí me conocéis bastante, porque muchos de vosotros os paseáis con frecuencia por mi blog. A D.Enrique espero conocerle en persona pronto... de momento sólo he podido leerle. Me llamo Esther, vivo en Valencia, soy teóloga, y me pirra el chocolate. El resto lo tenéis a la vista en Hadasita (fotos incluídas). Por cierto, D.Enrique: ¡qué diferencia de sentimientos! Usted se ve en un escaparate, y yo me paseo por aquí sintiéndome como en mi casa... ¡GRACIAS!

maria jesus dijo...

D. Enrique, yo le leo siempre y le comento poco, porque vengo a buscar material para pensar y no a decir que estoy de acuerdo.Soy madre de tres antiguas ovejas suyas del Aldeafuente, pero no me conoce.
A mi tambien me pirra el chocolate.

Mariazell dijo...

Yo me uno al club de los que lo visitan a diario pero apenas dejo comentarios, supongo que por pudor. Le conocí hace bastantes años cuando yo vivía en Madrid con mi hermana, Mamen. La última vez que nos vimos fue cuando bautizó al sobrino nieto más bonito del mundo y creo que nos volvemos a ver para el bautizo del segundo. Pido sus oraciones porque esto no es tan bonito como parece.
Nos vemos pronto.

Antonia Macaya Fonts dijo...

Gracias D. Enrique por su sentido del humor. Me hacía falta reir un poco. A mi tampoco me gusta que me manden comentarios anónimos. De todos modos, en mi caso, he pillado uno y gracias a eso le he podido decir que tiene mucha ternura....¡Es lo que tiene ser mamá de chicos que juegan a la "Play". Un saludo

Nuevepornueve dijo...

Bueno... la que ha organizado hoy, D. Enrique!
Quién soy Ud ya lo sabe casi desde el principio (aunque me confundiera primero con mi rubia y "andaluza" hermana)... pero esta entrada de hoy me ha hecho pensar y haré una confesión pública: a veces entro como "anonimo"... yo creo que es porque "a veces" me da un poco de vergüenza que sepa qué pienso o qué digo... Y sé que está fatal. De pequeña me enseñaron que a los anónimos no hay que darles crédito, ni siquiera leerlos...
Y dada esta especie de "catarsis" de auto-presentaciones... diré que soy Loreto, una madrileña de las más antiguas alumnas de entre todas las antiguas alumnas que tuvimos la suerte de coincidir con D. Enrique en ese colegio pequeñito de Madrid, mucho antes de que lo trasladaran de sitio.

Teresa dijo...

D. Enrique: Sigo su blog a diario. Al principio entré como "Anónimo" por mi ignorancia informática. Después, alguien me dijo que "pinchara" Nombre/URL. No siempre hago comentarios porque muchas veces me parece más interesante leer los de los demás. A veces, uno diría cosas, pero se siente en un escaparate, y se las calla por pudor. Ya sé que usted es más sencillo. Por cierto, me pareció genial la entrada de "Astenia primaveral". Y ayer recé por sus confirmandos.
Sigo la lucha emocionante en la encuesta entre la tortilla de patatas y la siesta y, a pesar de la foto con la apetitosa tortilla, creo que ganará la siesta, por la que he votado, abandonando con pena a la humilde y útil fregona.

riCh dijo...

Don Enrique, a mi no me conoce y veo complicado que me conozca, yo nací, vivo y moriré en México(Lindo y Querido); mi nombre es Ricardo de la Cruz

Desde que era más joven leía "Mundo Cristiano", que no sé como llegaba a la casa de mis padres y después leí "El Belén que pusó Dios", que me gustó mucho.

Después llegué a su blog gracias a mi hermana Mariazell(que no es la misma Mariazell que posteó antes) y me he vuelto un asiduo lector de su blog.

Esta por demás aclamar su forma de escribir, pero nunca estará por demás agradecerle por hacerlo.

Saludos desde Guadalajara, México.

Anónimo dijo...

HOLA, D. ENRIQUE, GRACIAS POR SU BLOG DONDE NOS HACE LA VIDA MAS ALEGRE EN ESTA PASCUA 2008, AH SOY ANÓNIMO, PERO POR COMODIDAD, PERO CON DIOS TODOS NOS CONOCEMOS Y TODOS SOMOS AMIGOS DE DIOS, ¿NO D. ENRIQUE?

luis dijo...

D Enrique a Vd. le queda comentar esta extraña vinculación que produce su blog.. . ¿una encuesta?.

sunsi dijo...

Bueno, yo entro tods los días y siempre hago los comentarios con con mi apelativo familiar: Sunsi. Entré en su blog cuando supe que el autor del Un Safari en mi pasillo tenía blog.
Puestos a sincerarnos, algunas veces me he arrepentido de hacer comentarios a cara descubierta porque son cosas personales y te da la sensación de que las aireas. Esto era al principio. Ahora ya no. Este blog tiene algo que te hace sentir como en una tertulia de amigos. Y conste que no conozco a nadie. Siento un feeling especial con hadasita por razones que le contaría, pero a ella sola. Juanan tiene la misma edad que uno de mis hijos y le he cogido mucho cariño y a María, que es de lo más tierno. Me encantan los comentarios de ... jo, ahora no me acuerdo cómo se llama, pero es esa cabeza tan bien amueblada que tira de la vida a golpe de diálisis con mucho garbo. Y me dejo un montón , pero este comentario se alargaría demasiado.

Tiene razón Luis cuando dice que su blog genera una extraña vinculación. Creo que la clave son sus entradas ( la de astenia primaveral, por ejemplo, que otro hubiera dicho que es una tontería)y que interviene en el momento oportuno.

Os invito a todos a visitar mi blog:sunsi.weblog.net

Enrique Monasterio dijo...

El búho llora de emoción. No me esperaba tanto

juanjomolina dijo...

Genial!!! Este blog era es y seguirá siendo sin duda un punto de encuentro para muchos anónimos y otros con nombre y apellidos que quieren respuestas como las que usted da. Mucho ánimo desde el Sur. A ver si se pasa por la redacción a tomar un café . (http://www.juanjomolina.wordpress.com)

Bego dijo...

Hola D.Enrique! Yo no he sido nunca uno de esos anónimos y creo que si lo hiciese me pillaría seguro.Lo que sí suelo hacer es leer todos los días su blog sin comentar nada, pero le prometo que a partir de ahora lo haré más a menudo!
Muchas gracias por su blog!

j.a.varela dijo...

No pensaba decir nada porque siempre firmo. Pero me sumo otra vez a la tertulia.

j.a.varela

Mariló dijo...

D. Enrique
Hace unos 5 meses descubrí su blog, que me parece genial y desde entonces yo también lo leo diario! Le escribí hace unos meses un email para presentarme, así que no soy tan anónima, aunque confieso que he puesto dos o tres comentarios anónimos.
También soy mexicana y hasta hoy pensaba que no conocía a nadie... Pero resulta que conozco a Ricardo de la Cruz, que dejó un comentario hace un rato. ¡Qué curioso!
Bueno pues yo también apoyo la encuesta propuesta por Luis!
Muchas felicidades y gracias por el blog don Enrique!

Enrique Monasterio dijo...

Mariazell: me has intrigado. ¿Es posible que estuvieras en el bautizo de David Manuel, cuando yo apenas me tenía en pie por culpa de la vesícula?
¿Dónde vives?
¿Qué haces?
Tampoco es necesario que me contestes aquí, pero tengo un correo: monasterix@gmail.com

Anónimo dijo...

Fue una tempranera mañana de un sábado. Decidí ir a dar una vuelta a ver escaparates, para relajarme y disfrutar de mi día de descanso.
Primero reparé en uno que me gusta mucho de unos jefes con chupete, como no tengo chupetes alrededor desafortunadamente o quien sabe, reparé en el que estaba al lado. Era un escaparate muy entretenido con muchas cosas y mucha gente viéndolo. Una chica hadasita dijo que no vehía muy bien el fondo. La presté mis gafas por si mejoraba, luego una musiquilla de los que se van no volverán que me picó un poco y dije que los que se iban eran ellos. Al poco tiempo salió una mujer muy interesante hablando sobre una enfermedad que parecía grande pero la que era grande era ella. Nos ofrecieron tortilla de patatas que gustosamente paladeé como siempre y todos los que estaban viendo el escaparate entonaron músicas para eurovisión que me hizo mucha gracia. Pasaba el tiempo y llegó la Semana Santa, la semana de Pascua junto a unos de Emaus muy animados que no paraban de hablar…
Finalmente apareció un señor que dijo que subieramos al escaparate al que casi todos se apuntaron y me fui poco a poco como había llegado. No le conocía de nada y vino con un buho muy gracioso, pero de ahí a subir… pues no. Salí de casa sin pintarme y no estoy para presentaciones. En otro momento, tampoco. Me gusta pasear sin dejar rastro.

Anónimo dijo...

Soy visitante casi diaria de su blog, al que me aficioné a través del de mi hija María. Disfruto con lo que escribe, lo uso y lo recomiendo.
Esta afición es un ratito entrañable y delicioso con el que suele arrancarme normalmente una sonrisa, una reflexión o hasta una lágrima y se lo tengo que agradecer. Pero también a los demás "blogueros" con sus comentarios. ¡¡ me encanta leerlos !!
¡¡¡Gracias por su blog!!!
Yo seguiré siendo una visitante casi anónima. Y con posibilidad de contacto porque tenemos a Josemaría en 1º de Bach. en la F.si lo pillamos algún día...y para lo que Ud quiera.

Hadasita dijo...

Me encantan las tertulias. Y me encanta reconocer nombres (M.Jesús, Teresa, Kike...). Algún día tendremos que hacer una "kedada" en toda regla y darnos un buen abrazote anti-astenia primaveral.
Por cierto, D.Enrique: usted inaguró los comentarios en mi blog. Me voy acercando a las 8000 visitas. Cuando llegue a las 10.000 espero que vuelva a ponerme algo; me haría muchísima ilusión...

Dominica dijo...

Yo no me llamo Dominica, no me conoce y yo a usted tempoco, sólo lo que leo.
No pongo mi nombre porqu entonces no haría ningún comentario.

Enrique Monasterio dijo...

Creo que me guardaré esta página entera, para no olvidarme de ninguno.

yomisma dijo...

Hola D. Enrique. No se si llego tarde a darme a conocer. Me gusta mucho este blog, no solo por las entradas si no tambien, y a veces sobre todo por los comentarios. Soy adicta a C3PO, hadasita, sunsi, juanan, y tantos otros. Supongo que ser'ia tonto preguntarle si se acuerda de mi, entre otras cosas porque da lo mismo. Soy Begona . Fui profesora becaria de Aldeafuente varios anyos, donde aprendi mucho e hice buenas amistades. Desde hace casi 14 anyos vivo en USA ( por eso es tan dificil usar mi nombre en estos teclados...) Tengo 5 ninyos entre 11 y 5 anyos. Y recomiendo su blog al mas pintado, por su sentido comun y su sentido del humos. Y si pescan algo como los de Emaus, pues mejor.
A todos los comentaristas un saludo!

Anónimo dijo...

yomisma, si tecleas Alt+0241 en el teclado americano sale la ñ

María dijo...

ja! La pillé... sabia que mi madre (y me consta que mi padre) pasaban por aqui con frecuencia!!! jejejeje.

A mi me pasa un poco como a usted, me parece un poco "injusto" lo de los anónimos, pero es verdad que estan en su derecho!

Mónica dijo...

Hola:

Sé que llego algo tarde, pero ayer intenté escribir y no conseguí terminar el comentario (los niños me reclamaban).

Escribo poco, aunque siempre con nombre y verdadero.

D. Enrique, no nos conocemos, aunque soy madrileña y vivo en Madrid.

Me encanta acercarme a su blog, porque es como quedar con los amigos a tomar un café, charlar un ratillo. Además es genial encontrar a tanta gente estupenda junta. Soy charlatana, pero en su blog prefiero callar, escuchar y pensar.

Suscribo lo de la quedada, con tortilla y romería...

Mónica

Dominica dijo...

No dude en guardársela, necesitamos, yo por lo menos, que nos encomiende, todos los días por favor

yomisma dijo...

Anónimo, gracias mil. Y viva Españñññññññña!

sunsi dijo...

Don Enrique.Perdón por entrar por segunda vez.Pero si va a guardar la página¿puedo aprovechar y pedirle que rece por mi hijo mayor?. De su enfermedad no puede curarse (al menos esto es lo que nos han dicho), pero si estuviese más cerca de Dios... ¿Lo podría encomendar?

Juanma dijo...

Me daba "vergüenza" escribir en esta entrada porque es de hace 3 días ya, y el último comentario es de ayer por la noche, pero bueno... En realidad soy uno de esos visitantes que suelen "leer sin aportar".
Ya le esribí un correo contándole que le seguía desde hace mucho tiempo en Mundo Cristiano y que entré en su blog porque supe de él cuando usted dijo que lo haría en uno de sus artículos.
Para que me sitúe, soy ese sevillano que a veces va a un local a tratar de hacer reír a la gente; el de LA HIPOCONDRIA.
Como digo en el escenario cuando me presento: "...para los que no me conocéis, soy Juanma Suárez; para los que me conocéis... también".
Es cierto lo que se comenta en otras entradas anteriores, don Enrique: este blog es como un oasis, al menos para mí, donde acude uno cada día (más o menos) para poder beber un trago de agua fresca que ayude a seguir adelante por el desierto.
También le comenté que me alegra muchísimo cada comentario que leo, porque me siento tan cercano a cada uno de ellos y a cada persona que lo escribe, que es cierto que se siente uno como en casa en este blog.
En fin (también se lo dije en mi correo: tiendo a enrrollarme cuando escribo), aunque se lo hayan dicho ya "cienes" de veces, yo se lo repito de nuevo: MUCHAS GRACIAS POR ESTE BLOG.

Anónimo dijo...

Lo más importante de este blog es que hace el bien. Dándose cuenta o no..."Haz el bien y no mires a quien"

Anónimo dijo...

Creo que llegó la última, pero como los últimos serán los primeros ...... Me llamo Ana y le conozco de oídas y de leídas de alguno de sús libros. Escribo desde Pucela y conocí su blog desde el blog de Altea y me gusta porque encuentro ideas para contar a los "adoles" de mi catequesis. Gracias por compartir sus vivencias.

Hadasita dijo...

Mónica: me encanta lo de añadir tortilla y romería a la quedada. ¡Buenísima idea!