miércoles, 9 de abril de 2008

Llueve



Llueve sobre Madrid, y la ciudad se atrinchera para defenderse. Se encienden los faros de los automóviles, se despliegan los paraguas; salen los coches de sus sótanos y la ciudad se llena de bocinazos y salpicaduras. Las escobillas de los limpiaparabrisas están agrietadas y ya no sirven. Hay atascos, gritos, silbidos de los guardias urbanos y de los “agentes de movilidad”, que ya no mueven nada.

Madrid es hostil a la lluvia. Dicen que hacía falta porque el campo está seco y los embalses casi vacíos; pero los urbanitas de la Meseta, cuando hablan del campo piensan en el Bernabeu, y no entienden muy bien por qué no llueve sólo en Lozoya, que es de donde llega el agua al grifo. Les molesta la lluvia; la soportan como un mal menor, pero no la entienden.

Yo, en cambio, disfruto con ella. Me gusta mojarme y sentir que recupero la piel húmeda de mi tierra. Esta mañana, al afeitarme, la cuchilla se deslizaba con suavidad, como cuando vuelvo a Bilbao.

Hace tiempo tuve un sueño. De verdad, no es broma; sí que lo tuve. Soñé que llovía a mares, con fuerza inusitada. Era de noche y yo salía de casa corriendo para beberme la lluvia. Me encontré en un descampado inmenso; me quité la camisa, me tumbé en la hierba, y respiré hondo. Poco a poco fui sintiéndome limpio y feliz.

Ahora pienso que la Gracia de Dios es también una lluvia, que nunca deja de fecundar la tierra. Dios es generoso y la entrega sin medida. Es un agua viva que refresca, purifica y sana.

Lo que ocurre es que tenemos miedo y sacamos los paraguas o nos refugiamos en algún portal sucio y miserable. Preferimos que nos salpiquen los charcos de la calzada.

Ya lo dijo Jesús a la Samaritana: "si conocieras el don de Dios; si supieras quién te pide de beber, tú le pedirías a él y él te daría agua viva".

Pero es preciso desnudar el alma. Sólo así esa lluvia, que viene de lo alto, saltará con nosotros a la vida eterna.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

no tiene la más mínima idea de lo que me ha ayudado esta mañana esto que ha escrito.
GRACIAS

Cuando todo sea LUZ a lo mejor se entera...

GRACIAS, DE VERDAD.
Y... DÉSELAS DE MI PARTE A DIOS.

Nuevepornueve dijo...

D. Enrique! Buenos días! Me ha gustado muchísimo esta entrada de hoy. Todo.

Vivo al minuto el resultado final de la encuesta..... ¡¡empate técnico entre la gastronomía y el sueño en versión española!!
A ver qué pasa.

¿Cómo anda de actividad futbolera? Lo del Liverpool-Arsenal de ayer estuvo bien, ¿eh?
Este año "su" Athletic no baja... no van a ser "el equipo de 2ª con el mejor estadio"... jejejejeje....

luis dijo...

Paseando por el barrio, me he encontrado con este artículo http://cruz-y-fierro.blogspot.com/2008/01/cmo-ganar-la-guerra-cultural.html que necesito compartir con los que piensan por libre. Es un mensaje que tambien oí en el silencio de Medjugorje... estoy flaseao. (algo tiene que suceder)

alejops dijo...

Qué bonita entrada. El problema es que la gente suele preferir la coca-cola al agua pura.
Qué tensión con la encuesta. ¡Siesteros, a votar, que nos alcanzan!

Rocío Arana dijo...

qué bueno... Acaba de escribir en el blog de una chica que está triste que Dios no es un cuento.

Anónimo dijo...

Rocío, en qué blog ha escrito eso D. Enrique

Anónimo dijo...

Yo soy de "tierra adentro", y me encanta la lluvia; verla y oírla desde dentro de mi casa, y también meterme en ella, sentirla en los pies mientras camino, sentirla en mi cabeza, sentirla alrededor... Es verdad que parece que limpia toda la suciedad exterior e interior. Y te llenas de calma, de bienestar, y te sientes más ligera.

D. Enrique: Me encantó la entrada de "La primavera", con esa "vena" poética que tiene (no la ha podido retratar, pero sí describir bien), y también la de la "Lluvia", sobre todo el párrafo de su sueño.

Bueno, y yo pensaba que había "fuerzas ocultas" empeñadas en un empate entre la tortilla y la siesta, pero acabo de ver que ésta última tiene un voto nuevo. ¡Qué emoción! Creo que va a haber empate.

Ultreia dijo...

Acabo de encontrarme con este blog. Pasaré por aqui de vez en cuando.

yomisma dijo...

La lluvia es hermosa, y el sueño de mojarse es estupendo, pero....si luego hay una buena fregona detras de los mojados!!!!! A votar a la fregona, amigos!!!

sunsi dijo...

Observo que todos aprovecháis para dar un empujón a vuestra opción en la encuesta. A ver qué sale. Yomisma... muy astuta por aprovechar una entrada sobre la lluvia para promocionar la fregona.

A mí también me gusta la lluvia... y mojarme. Ahora en Cataluña más nos valiera que nos gustase a todos y saliéramos en romería para que llueva. Yo me he tomado al pie de la letra lo de la multa y no riego las plantas. Me sabe muy mal porque se van a morir. Pero es que la multa es hasta de 3000 euros.

Gracias por el final de la entrada, Don Enrique. Hay días que te hace más falta que otros leer lo que hoy usted ha escrito.