domingo, 8 de marzo de 2009

A Madrid

Oratorio de la casa antigua
Termina la convivencia. No eran 29 chicas como dije el viernes, sino 36. El tiempo, espléndido; la mujer muerta, abrigada con un manto de nieve; el aire en calma. Y yo, con una gripe de tamaño regular. Lo cuento, porque soy un presumido y alguien se tiene que enterar de que hasta hace media hora no me ha bajado la fiebre ni el dolor de cabeza.

Los pájaros se habrán extrañado de no verme con los prismáticos al cuello. Y eso que ya han empezado los trinos de primavera.

He escrito más de una vez que el secreto más difícil de guardar no es el de la Confesión, sino los milagros de la gracia que uno presencia. Con gripe o sin ella no habría renunciado por nada del mundo a estos dos días y medio tan llenos. O sea, que no vengáis diciendo que tengo mucho mérito.



7 comentarios:

vicky dijo...

Lamento decpcionarle pero si le voy a decir que tiene mérito. Lo tiene por su entrega, por tomarselo enserio. Por darse cuenta de los milagros.
Tiene mérito que acuda a ese retiro lleno de esperanza, tiene mucho merito que nos cuente que no se perderia esos días.
Puede que algún día yo esperimente una miladro de gracia, y entonces me acordare de este breve texto que usted ha escrito y que a mi me animo a seguir esperando a seguir luchando.
gracias

Isa dijo...

Cuánto mérito tiene usted don Enrique, jiji...
Me alegro de que todo haya ido tan bien y de que fuesen más chicas de las previstas; ¡si es que Molinoviejo nunca falla!
¡Ah! y gracias por poner la foto del oratorio, es precioso.
¡Y cuídese por favor!

paloma dijo...

Don Enrique, si le sirve de consuelo, en casa tengo un hospital: todos con gripe, seguro de un momento a otro caigo.

Gracias por la foto, algún día lo conoceré.

¡Cuidese mucho!

Anónimo dijo...

D. Enrique, las horas anteriores al lunes siempre me encuentro fatal y, si además, hay que irse de Molinoviejo para volver a Madrid creo que me moriría y desearía, como siempre, una imensa nevada que aislara hasta el martes o el miércoles en Segovia.

Recupérese pronto pero coincido que no puede quejarse poruqe Molino es Molino.

Buen domingo!!!

Desiderio dijo...

Si no se le ha ido la gripe, con los comentarios de Vicky e Isa el termómetro lo debe de haber tirado a la papelera.
Por cierto, gracias por la recomendación.
Que se mejore.

Boo dijo...

Qué ganas de conocer ese oratorio y pasar alli muchos ratos!
No voy a adularle pero se que cuando uno se encuentra peor para hacer algo, eso tiene más fruto.
Cuentenos,por favor, algunos de esos milagros o de otros que tanto animan en medio de noticias negras.

María. dijo...

Sí, realmente este fin de semana ha estado más que lleno. Muchas de las mejores cosas no se ven, y son las más auténticas.
Gracias.