viernes, 6 de marzo de 2009

“Seducidos por la muerte”


La Editorial Planeta acaba de publicar la traducción al castellano de un clásico sobre el suicidio asistido y la eutanasia: “Seducidos por la Muerte” de Herbert Hendin.

Es la obra en que se basó el Tribunal Supremo de los Estados Unidos para establecer que no existe derecho constitucional al suicidio asistido.

No es una obra cualquiera sobre la eutanasia. Es el informe serio y científico del Director Médico de la Suicide Prevention Internacional, y Catedrático de Psiquiatría del New York Medical College, que frenó a la administración Clinton cuando se disponía a sacar una ley financiada con fondos federales. El autor fue llamado a declarar, resumiendo las conclusiones de su obra, ante el Congreso de los Estados Unidos. Herbert Hendin se había desplazado antes a Holanda para estudiar la posibilidad de legalizar la eutanasia; el resultado fue este clarificador informe, recogido en un libro que se lee como una novela, y que tuvo un enorme impacto en la opinión pública norteamericana.

Una cosa es el debate social sobre este tema en los medios de comunicación, que se produce casi siempre en torno a un caso límite. Y otra cosa es el estudio serio de los resultados reales de la eutanasia en un país, con vistas a implantarla en el propio. Ahí es donde los gobiernos se vuelven atrás, como acaba de ocurrir en Francia.

Ese estudio es lo que recoge el libro de Hendin, y es de agradecer que se haya hecho de forma muy amena, entremezclando la frialdad de los grandes números con la cercanía de muchos relatos narrados con gran viveza y humanidad. Resultan también muy ilustrativas las conversaciones del autor con los principales promotores de la eutanasia en Holanda, que van sazonando toda la obra.

9 comentarios:

GAZTELU dijo...

Gracias por la informacion del libro.Hoy ire a buscarlo,tiene un "pinton".
Necesito formarme mas en este tema,hay veces que uno no tiene argumentos "convincentes" a la hora de argumentar sus posiciones sobre todo con el aborto,aunque despues de ver ayer un video publicado en otro foro,solo te queda dar gracias a DIOS por la cantidad de gente "extraordinaria"
que tenemos alrededor.
Recomiendo el VIDEO
Con su permiso:"CAPELLANIA ALDEAFUENTE". ES UNA BUENA MEDITACION PARA EL FIN DE SEMANA.

Söderåsen dijo...

Don Enrique, gracias por esta noticia. Espero esta vez ser más original: conoce este video? http://www.youtube.com/watch?v=tHKWgUlSi5g&e

Alejandra

GAZTELU dijo...

D.Enrique,perdone la osadia,pero estoy pasando una fase muy "pedigueña",dado el exito de la catequesis de los jueves del ADORO TE DEVOTE,seria posible unas lineas del VIA CRUCIS lo que resta de cuaresma.
Nos ayuda mucho a todos
Meditar la pasion de Nuestro Señor es apasionante!!!
Es usted encantador....lo sabe!!!
Se nota que soy una bruja verdad?
GRACIAS Y BUEN FIN DE SEMANA

Isa dijo...

Gracias por informarnos acerca del libro, tiene muy buena pinta y es muy importante saber de este tema,porque luego si no, en conversaciones con amig@s, no sabes qué decir...por lo menos yo.
¡Gracias!

Inés dijo...

Le agradezco este tipo de información.A veces me faltan argumentos serios y me encuentro exponiendo sentimientos ,contrarios a los de los que defienden la eutanasia, pero sentimientos al fin.
Ya le contaré qué me ha parecido y le pido alguno,con argumentos de peso, para el tema del aborto que se nos cae ¡ya! encima.Gracias

Anónimo dijo...

Sobre argumentos para el tema del aborto, solo tengo uno. Pasen por la UCI neonatal de cualquier hospital de referencia español.
Ayer conocí a la hija de una lectora de este blog, granprematura, de 24 semanas. Una PERSONA inscrita en el registro civil con todos sus derechos.
¿Alguien se atreve a decir que dos semanas menos no es un asesinato en toda regla?

eligelavida dijo...

Muchísimos enfermos luchan cada día por llevar una existencia digna, con unas prestaciones sociales mínimas y muy poco apoyo social. Enfermos que no tienen quien les visite en casa o en los hospitales; que sufren tanto la soledad como el dolor que deriva de su enfermedad. Y en cambio, cuando surgen casos de gente que pide la eutanasia, en seguida los medios se vuelcan y todo “apoyo” es poco.

¿Es posible que alguien crea que el sufrimiento va a desaparecer matando a quien lo padece?

Desiderio dijo...

¿Sabe D. Enrique? El de la eutanasia es un tema que me cuestiona, y me explico. Desde luego que de entrada la veo injustificable. Me parece una manera burda de eliminar —que no de resolver— un problema mucho más profundo, como es el de la soledad, el del sinsentido de la vida y, ¿por qué no?, el del sufrimiento. Es verdad que cuando se toca este tema es muy fácil irse a los casos extremos, cuando seguro que serán los menos. Ahora bien, ¿qué hacer con esa persona que, efectivamente, está en estado terminal, y que no tiene las herramientas psicológicas, o mejor, espirituales, para afrontar ese trance tan difícil? Sin nada a lo que aferrarse, esa situación debe ser tremenda, no sólo para el paciente sino para sus seres queridos. Esos seres queridos, que sin caer en las garras del laicismo más radical, realmente quieren evadir al enfermo de esa situación. ¿Qué hacer? ¿Qué decir? Perdón si me he extendido demasiado.

Enrique Monasterio dijo...

Desiderio. Lee este libro