jueves, 10 de marzo de 2011

Beethoven, un mambo y Japón

Las cuatro notas más famosas de la historia de la música son las que dan inicio a la 5ª sinfonía de Beethoven. Hay quien piensa que conviene dejarlas en paz; otros, como esta orquesta japonesa, se apoyan en ellas para cocinar este mambo. 
Lo que no entiendo es por qué están tan serios todos.

 

10 comentarios:

Cordelia dijo...

Esto me recuerda a lo que para mí es la obra maestra de Les Luthiers (desde el punto de vista musical, del humor ya es otra cosa): el Concerto grosso alla rustica. Adjunto el link, es para no perdérselo:
http://www.youtube.com/watch?v=wumeLVUI3Ko
Y estos tampoco se ríen, salvo el director de la orquesta ;-)

Bernardo dijo...

¡El cencerro, la guinda perfecta para toda orquesta sinfónica!

Muchas gracias por el vídeo.

Anónimo dijo...

MAAAAAAMMMMMBOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Momento inolvidable del día, volveré a lo largo del día a ponerlo. Fantástico.
Gracias

Juanan dijo...

Ay madre.

Como divertimento o como bromato de armonio puede pasar, pero en mi opinión estos refritos-reinterpretaciones-cambiosdeestilo no suelen dar resultados dignos.

cristina v dijo...

Son geniales!!!

Antuán dijo...

Y a mi que me gusta este mambo y más para cocinar. Hay compadres que solo ponn la radio para las noticias, hay quienes tan bajito si es bullanguera que mira paque la oiga el loro, la apagamos y estoy desde hace tiempo en ayunas de musica. Ahora bien con esto de la Cuaresma me conformaré total ya me estaba acosmbrando como el chiste del borrico. De todas, todas ¿como podría conseguir el mambo y algo más que quepa en CD? d. Alfonso es amigo suyo el si que sabe de buena musica y acertará. Yo se lo pago por no decir que Dios se lo pague. Ahora bien, esto pensaba colocar estos dias del albergue la tropa se ha portado bien. y por nuestra parte: Harambe! da gusto cuando todos vamos a una. y no me voy sin añadir una cosa que encontré: La alegría, el optimismo sobrenatural y humano son compatibles con el cansancio fisico, con el dolor, con las lágrimas, con las dificultades en nuestra vida interior o en la tarea apostólica.
Esto no lo digo yo viene en Forja es un libro que no he acabao de descubrir porque voy a salto de mata pero dá. Y a vosotros a poco que entendais os pasará 3/4 de lo mismo. Adiosle- pido. y a uzted ese CD. se lo pgaré con creces, lo prometo. ¡GRACIAS!

INÉS dijo...

Musicalmente...poco ortodoxo, pero animoso y optimista sí que lo es y tal como anda el patio , no nos viene nada mal bailar uno o dos mamboooos cada mañana.
¿Serios?...ellos se lo pierden.

Anónimo dijo...

Ay, si Beethoven levantara la cabeza, no sé qué diría de estas modernidades...! AC

Vila dijo...

!!!!! Genial , genial !!!! y el director no tiene desperdicio...

Llevo todo el día deseando volver a casa, para ver a los peques y al grandón, y también el vídeo (desde el curro técnicamente no puedo verlos, cahis...).

!!Que bueno!!