domingo, 13 de marzo de 2011

Desagravio


Hace unos días un grupo de 60 ó 70 estudiantes asaltaron la capilla de la Universidad Complutense y protagonizaron un acto sacrílego y soez, adobado con exhibiciones nudistas ante el altar. Se conoce que no encontraron un modo mejor de expresar sus ideas que vomitar insultos y mostrar al público esas partes de su anatomía que ellos utilizan para pensar.
Os ahorro los detalles, que son suficientemente conocidos al menos en Madrid, ya que la noticia fue ampliamente difundida por los medios.
Traigo este triste incidente al globo para anunciar que el próximo viernes a las 13,30 habrá una Misa en esa capilla, organizada por profesores y alumnos cristianos, para desagraviar al Señor por tanta blasfemia.
Desagraviar no es, en ningún caso, insultar ni contraatacar; es reparar, pedir perdón a Dios en nuestro nombre y en el de aquellos que le ofenden.
Las denuncias irán por otro camino.

19 comentarios:

M.Carmen dijo...

No lo entiendo por mucho que me lo expliquen. Donde está la libertad, el respeto, la tolerancia, la "alianza de civilizaciones...?
Menos mal que los cristianos no contestamos con la misma actitud. Yo también desagraviaré

Vila dijo...

Gracias por el anuncio, intentaré organizarme para ir y, si es posible, que también él me acompañe (quién sabe).

Cuando habla de "denuncias" ¿a qué se refiere"? Todos sabemos que son un grupo concreto de gilipollas los autores de los hechos, que además buscan el oportunismo del momento.

Anónimo dijo...

Eso ha sido una auténtica vergüenza. Hasta dónde va a llegar nuestra paciencia o nuestra desidia? No sólo nos pisotean ellos sino- además-los que lo consienten. Es indignante! AC

Enrique Monasterio dijo...

Esta entrada se titula "desagravio". Por tanto no quiero comentarios insultantes hacia nadie.
¿Denuncias? Por supuesto, Vila; creo que ése es el camino, precisamente porque se sabe quiénes fueron los autores. Hay abundante material gráfico. Y el acto constituye un delito contra la libertad religiosa, tipificado en el código Penal.

Vila dijo...

Tiene razón, perdóneme, efectivamente ese está siendo el camino.

Me quedo con el desagravio.
(porque la polémica sobre este tema solo traerá mas follón del que ya está generado)

Ya no intervendré mas.

Autoayuda dijo...

Pues yo también lo he oído hoy en Misa -el anuncio del desagravio-. El tema jurídico lo ha iniciado ya un sindicato llamado "manos blancas": solicitan un año de prisión. Y, ciertamente, algunos estudiantes y profesores iremos.

Anónimo dijo...

A veces nos lo pone muy difícil, d. Enrique pero tiene toda la razón. Pido disculpas al globo. AC

Miriam dijo...

Me uniré dde el Mediterraneo.

Papathoma dijo...

En la Homilia de hoy tambien nos hablaron de esto. Me uno al desagravio.

La Universidad siempre se considero cuna de las libertades...En situaciones de conflicto eran el ultimo reducto del pensamiento libre.

Actos como este las ponen al nivel del mas cutre de los tugurios.

maría isabel dijo...

Yo soy de Chile, pero entiendo su sentir y me uno desde acá en las oraciones de desagravio.
Hoy nosotros sufrimos algo similar. Entró un solo hombre, forzando una puerta lateral, y destruyó el sagrario, orinó en las Sagradas Formas y el Altar, se desnudó y abandonó una ropa mugrienta encima del Altar.
Nos duele tanto estos ataques al Autor mismo del Amor.....

Anónimo dijo...

Yo iré a la Misa para DESAGRAVIAR!

cristina v dijo...

Me uno al desagravio.
Ahora, también está prohibido rezar en la capilla de castillo de Montjuic y tienen previsto destinar el local a asociaciones laicas.¿...? . Hay que movilizarse como hicimos con el Valle de los Caídos.
Y le diría a estas chicas, tan valientes, que hicieran lo mismo en una mezquita,a ver que tal?.

Anónimo dijo...

Aparte de indignante y repulsivo el acto en sí , que no merece más comentarios,se añade la circunstancia de que la universidad es un ámbito pde diálogo y debate. Y me parece que primeramenteen es un acto antiuniversitario, es decir, contra la actitud elemental del hecho de ser una persona y universitario.

ROPEGRA.

Anónimo dijo...

Me uno al desagravio desde Sevilla,rezaré para que no se vuelva a repetir nunca más esto en ningún sagrario del mundo.¡¡¡ Dios Perdonales porque no saben lo que hacen¡¡¡

Antuán dijo...

También escuche la noticia en la furgo yendo al trabajo con mis currantes. lo primero que te sale es ¡que poca verguenza! o ¿donde está la libertad? pero es mejor pasar y rezar como veo que responden: Des-agraviar. Nose si se puede taducir por un: Amar más. Y como deciamos unos dias que dejen a cada caminante siga su camino. Adiosle

Bernardo dijo...

Hace poco fui testigo de un suceso en el metro de Munich.

Un chico de piel oscura, dreadlocks, cascos en los oídos, y sudadera con la capucha puesta fue increpado (en alemán, claro, que a mí siempre suena más a bronca) por un hombretón corpulento de cazadora "bomber" negra evidentemente embriagado.

Enseguida vinieron los amigos del hombretón y se lo llevaron a otro vagón, no sin cierto esfuerzo.

Al poco rato uno de los amigos del hombretón vino a pedirle excusas al increpado, que en todo este rato no había abierto la boca.

Qué puedo decir. Me pareció un gesto noble. Ese chico vino a dar la cara por el agravio de su amigo.

Por lo mismo creo que es la mar de natural y de justicia que demos la cara y pidamos perdón por nuestras hermanas. No veo polémica por ningún lado.

La justicia humana, como siempre, se irá por los cerros de Úbeda. A Dios lo que es de Dios.

Una lectora habitual dijo...

Desagraviar y rezar por los que han hecho semejante barbaridad es lo mejor que podemos hacer. Por mucho que intento entender que alguien haga algo así, no alcanzo a comprenderlo. Si ellos estuvieran reunidos en un local de la asociación y entrara alguien al asalto como hicieron ellos, no creo que les gustara mucho ¿no? ¿tan difícil es respetar a los que se quieran reunirse para celebrar algo, la Misa, aunque ellos no lo compartan? Espero que la vida les enseñe a cambiar de opinión y sean ellos mismos los que un día estén desagraviando.

Anónimo dijo...

A mi sólo se me ocurre que el demonio existe, y está campando a sus anchas. y sí, hay que desagraviar, pero también hay que estar preparados porque, desgraciadamente, esto no es un hecho aislado. Últimamente está habiendo muchos ataques físicos a la Iglesias, profanaciones, blasfemias...,no creo que sea un ataque contra la libertad religiosa, sino contra la Iglesia católica.
Monse.

pacita dijo...

Parece que hay mucho interés en cerrar capillas de universidades,en Barcelona se han mandaddo cientos de mails para que se abra la capilla de la univ. deBellaterra y parece que se ha conseguido,nos acordaremos el viernes.