miércoles, 9 de marzo de 2011

Especialista en propósitos


Eso dice Enrique G-M en su artículo de hoy; que es especialista en buenos propósitos. Magnífica especialidad: siempre nos parecemos más a nuestros propósitos incumplidos que a nuestros fracasos diarios.

13 comentarios:

Relicary dijo...

"Cada uno sabrá cómo transitar su camino" parece que dice el búho. Y se me ocurre relacionarlo con los buenos propósitos, las buenas acciones, los logros... como una especie de adoquinado.

"Siempre nos parecemos más a nuestros propósitos incumplidos que a nuestros fracasos diarios", merece la pena pensar en ello.

yomisma dijo...

Ud. Cree? Me parece que los propósitos incumplidos vienen a ser lo que en realidad queremos ser y no lo que somos...

Carlos García dijo...

¡Qué reconfortante resulta eso que dice usted hoy! ¿De verdad piensa que siempre nos parecemos más a nuestros propósitos incumplidos que a nuestros fracasos diarios? Quizá sea así a los ojos de Dios, porque ¡lo que es a los propios!

Autoayuda dijo...

La verdad sobre uno mismo en Cuaresma... La verdad, siempre. Si no hay verdad real, si sólo hay conversación vacía, si el honorable término "justicia" sólo tiene el sentido que se le dé en la mesa de negociaciones, ¡Ay de los ausentes! ¡Ay de quienes por carecer, carecen hasta de palabra! "Me queda la palabra", decía Blas de Otero. Pero a los enfermos, a los presos, a los subnormales, los no nacidos, los ancianos, los dementes, los catatónicos, los emigrantes sin papeles, los drogadictos, los que padecen el Sida, y al ingente número de los marginados de nuestra sociedad, ni siquiera les queda la palabra, porque unos la han perdido y otros no la han tenido nunca... decía mi otro prof., Alejandro Llano y su otro alumno Gorka de Miguel.

cristina.v dijo...

Enrique G.M, me ha encantado tu articulo.
Yo también tengo buenos propósitos,algunos los cumpliré y otros... Dios sabrá.
Pero lo que si cumplo, es una promesa que hago todos los años,
bueno... con la ayuda de esa gracia que he pedido esta mañana en Misa

E. G-Máiquez dijo...

Muchísimas gracias por el enlace, y a todos los comentaristas. Ese aforismo es impagable, don Enrique: "Siempre nos parecemos más a nuestros propósitos incumplidos que a nuestros fracasos diarios"; y contrarresta el del empedrado infernal, que da yuyu. En un haiku antiguo, recuerdo ahora, le daba la razón:

Buenos propósitos:
soy, durante un momento,
alguien distinto.


La clave está en no parar de hacerlos, en recomenzar. Gracias de nuevo.

Miriam dijo...

GEnial el artículo de su tocayo.
Y estupenda la idea de parecernos más a los propositos incumplidos.
Es supermegalentadora. Gracias.
La volveré a leer cuando los propositos de estos 40 dias se desinflen

Antuán dijo...

Desde luego prefiero no hacerlos y si no hay más remedio los indispensables porque te llevas cada chasco. Si quieres conseguir algo a de ser queriendo no proponiendotelo porque a la fuerza no conseguirás nada. ¿Como decir? nu querer sin querer, pero queriendo. Adiosle

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

¿propositos? ¿depositos? ¿apositos?
¿pronombres o juego de palabras?
el maestro Yoda de la guerra de las galaxias decia: hazlo o no lo hagas pero no lo intentes...no te engañes.

Anónimo dijo...

Alfonso Aguiló dice que para los valientes propósitos y decisiones firmes hay que cortar el retorno -como hizo Henán Cortés "Quemar las naves"- sólo así quedan 2 opciones: seguir adelante o morir. Pues eso.... AC

Noel dijo...

Espero, David, que no tengas a Yoda como tu punto de referencia moral.

Vila dijo...

oooh!! han eliminado al Valencia. Mis condolecias D.Enrique

Me quedo con su frase, es optimista

E. G-Máiquez dijo...

Compruebo que usted y sus amables comentaristas han contribuido a que viva un comienzo de cuaresma realmente penitencial. Desde mi blog yo enlacé mi artículo al Diario de Cádiz y usted desde el suyo lo hizo al Diario de Sevilla. Veo que el enlazado por usted ha tenido más visitas, más votos y más comentarios. O sea, que me ha hecho polvo (eres). Lo que no dejará de venirme de maravilla. Gracias.