jueves, 13 de noviembre de 2008

Molinoviejo, otra vez




Me voy a Molinoviejo a predicar un curso de retiro.

Hago el propósito, que no cumpliré, de olvidarme del blog hasta el domingo, porque lo cierto es que no se me ocurre en qué momento del día podré detenerme para escribir unas líneas.

Molinoviejo, además, estará precioso. El otoño le sienta bien a la Sierra de Madrid. Y mis pobres pájaros necesitan que les haga una visita.

Molinoviejo es una saludable costumbre tanto para los que van allí a encontrarse con Dios como para el sacerdote que tiene la misión de atenderlos.

Yo ya estoy impaciente por llegar. Rezad un poco para que las 28 chicas que me esperan sepan escuchar al Señor, no a mí.




9 comentarios:

Boo dijo...

OK, rezaremos , pero también pídales que recen por los muchos que leemos su blog y que no tendremos la suerte de estar en Molinoviejo...

Anónimo dijo...

¿Quedará alguna seta por esos parajes?
Lo que no creo que le quede es tiempo.

eligelavida dijo...

Se le ve con ganas. No se me ocurre otro comentario que este, y por cierto no es mío, sino de Sta. Teresa: “No quiere más Dios de nuestra parte sino ver nuestra determinación para hacerlo todo de la suya”. ¡Casi nada!

Anónimo dijo...

Acabo de llegar de un curso de retiro en Viladoms.
Hace años asistí a una convivencia en Molinoviejo fué algo inolvidable.
Mmuchas gracias por su blog. Lo echaré de menos estso dias .

MONTSE

aboutangel dijo...

Montse no será la única persona que sentira esa ausencia, ojalá y se pueda dar algunas escapadas!

Luis y Mª Jesús dijo...

OK

Benita Pérez-Pardo dijo...

Ok. Rezaremos por el curso de retiro pero no deje de encomendarnos en la ermita!.

Anónimo dijo...

Dn Enrique: No se olvide del encargo de Josemaría B - "Una mente maravillosa"-y de la familia en general. Nosotros también nos acordaremos de ud. ¡¡Que lo disfrute!!
Kika.

Mariazell dijo...

D. Enrique, si todavía se acuerda de Mamen, Valle y sus niños, pida por ellos. Y por mí y el resto de mi familia, que tampoco nos viene mal. Gracias.