jueves, 6 de noviembre de 2008

Oración


Cuando te aconsejé que llevaras aquel asunto a la oración, que lo hablaras a solas con Dios, pusiste cara de payaso enfurruñado:

—No quiero hablar con Dios.

¿Por qué?

Estoy enfadado con Él: siempre quiere llevar la razón.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué bueno... y certero.

aboutangel dijo...

Siempre me he preguntado... ¿Por que cuando se va a hacer un comentario de un nivel de compromiso grande... lo hacen los Anónimos?

Es un poco como tratar de ver por un canuto la vida. Como no va a tener siempre la razón. Es como que un carro le diga a los macánicos que lo hicieron: por que saben ustedes como soy, de que estoy hecho,como funciono...

Rocío Arana dijo...

Aboutangel tiene toda la razón. Es a nosotros a los que se nos llena la boca diciendo "la voluntad de Dios es..." Como si fuéramos los dueños de esa Voluntad.

Anónimo dijo...

Seguramente no leerás, ya, esto, pero no entiendo lo que ¿me? quieres decir... sobreelángel