miércoles, 24 de junio de 2009

La diferencia

Una vez más recurro a un artículo de Enrique García-Máiquez en el que se demuestra que la palabra "libertad" sigue siendo subversiva.

En la Resolución Provisional de los Conciertos Educativos de la Consejería de Educación se han eliminado de la lista de centros subvencionados a los 12 centros no mixtos que había hasta ahora. Se les tacha de algo y por algo tan tremendo como practicar la discriminación por razón de sexo en la admisión de alumnos que suena casi a violencia de género. Pero nadie es discriminado siempre que existan otras posibilidades de escolarización, como es el caso. Según mi sentido común de andar por casa, si nos ponemos así de mixtificadores, habría que considerar discriminatorios a los Juegos Olímpicos porque los deportistas compiten escrupulosamente divididos por razón de sexo. Peo esperen un poco, por favor, no se rasguen aún las vestiduras, que por suerte no tenemos que acudir a mi sentido común (el menos común de mis sentidos, me temo). Hay instancias mucho más altas.

La Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en el Esfera de la Enseñanza, entre otras, amparan el modelo de educación separada, en auge además en países tan democráticos como Gran Bretaña, Estados Unidos o Australia. El Parlamento Europeo, en un informe de 1 de abril de 2009, defendió la necesidad de la pluralidad educativa, respaldando la no mixta. Y el Tribunal Supremo en sentencia de julio de 2008 determinó: “No se puede asociar la enseñanza separada con la discriminación por razón de sexo”.

Entre los pedagogos, unos consideran mejor la enseñanza diferenciada, otros la mixta. Todos tienen sus razones. Lo prudente sería que los políticos no tomarán partido por ninguna de las posturas y dejasen que los padres eligieran sin trabas lo que consideren más conveniente para sus hijos. Pero si se retiran los conciertos, sólo las familias con dinerito podrán optar por los colegios no mixtos, que serán exclusivamente privados. Imaginemos por un momento (como hipótesis de trabajo) que la educación no mixta fuese más eficaz: se estarían perpetuando los privilegios de clase.

No hace falta, sin embargo, construir hipótesis. Basta con la realidad. Si ambas educaciones presentan sus propias ventajas y son respetuosas con los derechos de los niños, ¿por qué no permitir (y alentar, incluso) que convivan los dos sistemas, abriendo así el abanico de la libertad? La tentación del totalitarismo es insistente y bienintencionada: nos invita a imponer nuestras opiniones —que son las acertadas, por supuesto, para nosotros— a la totalidad de la población, quiera o no. La única vacuna eficaz contra la intolerancia es un respeto total a la diferencia. Y en este caso particular, a la diferenciada.

Enrique García-Máiquez.
Diario de Sevilla

11 comentarios:

Bernardo dijo...

Mente muy lúcida. Gracias por traer este artículo hasta aquí. Merece difusión.

Yo me eduqué en colegio mixto desde los 3 a los 18 años, y no tendría reparo alguno a que Jaime y Carmen recibieran educación diferenciada.

Creo que la retirada del concierto es la "cabeza de San Juan" que la Consejería ofrece a un sector radical de votantes para ganar su simpatía (o al menos apaciguar su ira).

Isa dijo...

Vaya asco de dictadura y de manipulación...(siento ser tan brusca hoy...pero no me salen otras palabras)
Gracias por el artículo, ¡es buenísimo!

Cyrano dijo...

Enhorabuena por el artículo. Desde el noreste de la "piel de toro", agradezco que otros piensen como yo y defiendan esas ideas...

Anónimo dijo...

Sólo quiero decir que la enseñanza pública tiende cada vez más a asemejarse en muchas estrategias a la privada. Por el orden y la convivencia.

y que los profesores de la enseñanza pública están por fin empezando a defender su lugar.

Pilar

Pierre Nodoyuna dijo...

Sí, es que la libertad es sólo para lo que a ellos les parece. Por eso nosotros tenemos la LIBERTAD que nace de la Verdad. Pero donde una puerta se cierra, una ventana se abre. Animo y al toro.

INÉS dijo...

La libertad está en poder elegir lo que nos parece mejor para nuestros hijos ¡es así de simple!
Lo contrario es adoctrinamiento y pensamiento único ¿o no?

Yomisma dijo...

Bueno Inés, y si me parece que lo mejor para mis hijos sea llevarles a un cole de nudistas donde enseñan que todo está bien mientras uno no sienta dolor físico? La libertad es dejar opciones abiertas y permitir a los padres elegir. Pero habrá que decidir cuáles son esas opciones, sobre todo si van a ser subvencionadas por el Estado. Entonces es dónde hay que meter la nariz y decubrir el agujero de la ley para ser capaces de seguir educando a nuestros hijos de la manera que deseamos dentro de lo que el Estado ofrece. No somos tontos, agudicemos el ingenio. Quejandonos lo único que conseguimos es que la patada en el....nos la den con más gusto.

porunconciertojusto dijo...

Con su permiso y el de sus amigo Enrique, le "copio" el post.

La retirada del concierto escolar a los colegios de educación mixta es un retroceso en los Derechos y Libertades de los españoles.

No afecta sólo a los padres, a los hijos sino a todos.

No se restringe sólo la libertad de los que desean llevar a sus hijos a un colegio de educación diferenciada sino también a los que prefieren la educación mixta ya que, les habrán llevado a ese colegio por ser la única opción.

Cuando a los ciudadanos se nos restringe la libertad de elegir se nos trata como borregos. Por desgracia hay un grave riesgo de convertirte en aquello que te consideran y, eso precisamente, es lo que parece que pretende este gobierno.

GAZTELU dijo...

Como escribe este hombre....es una gozada leerle.
GRACIAS por reproducir aqui el articulo.

porunconciertojusto dijo...

La patada en el concierto ya nos la han dado, Yomisma.

Lo que es necesario son muchas voces, o letras, o canciones o lo que sea a favor de la libertad, del derecho de los padres.

A este Gobierno le ha entrado un "paternalismo doctrinario" que pretende decidir por los padres.

Ahora el Estado nos pide a los padres que para que las niñas de instituto (15 y 16 años) puedan ir de excursión llevemos la autorización pero, sin embargo, son "maduras" para abortar libremente.

El Intervencionismo del Estado siempre ha sido muy peligroso pero, cuando se refiere a un intervencionismo claro, directo y contundente en las conciencias y familias (ej.: educación para la ciudadanía) hay que gritar hasta quedarse sin voz o escribir hasta desgastar el teclado.

Cada uno somos responsables de lo que no dijimos, de lo que callamos y de las cartas a las períodicos que no escribimos.

Nos atacan, nos recortan libertades, nos faltan el respeto y no podemos quedarnos como si nada. El silencio es la apisonadora para el pisoteo democrático.

nico dijo...

Educación no diferenciada:
Yo tampoco entiendo a estos políticos tan imprudentes, que con este tipo de medidas no gobiernan para todos. Se están arriesgando a perder votantes. Y a que les califiquen de totalitaristas y discriminadores por querer evitar una malentendida discriminación, que lo único que pretende es educar igual a los que son iguales,y sólo a estos.