jueves, 4 de febrero de 2010

Desayuno de oración

Hoy el Presidente de Gobierno de España desayuna en Washington. No ha trascendido el menú. La noticia es que, además, rezará. Espléndido.

Estoy seguro de que, de ahora en adelante, ya no tendrá ningún inconveniente en asistir en España a los actos religiosos de mayor raigambre popular: la procesión del Corpus en Toledo, la ofrenda al Apostol Santiago, la Salve en las fiestas de San Sebastián, la Misa por las familias en Madrid, la ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados...

Basta que la Conferencia episcopal española curse las correspondientes invitaciones y nuestro Presidente se apresurará a participar lleno de alegría.

Claro que habrá que invitarle a desayunar.

8 comentarios:

Relicary's Blog dijo...

Sutil ironía... No es el acto, es quien le invita al acto :P

Isa dijo...

Qué bueno, don Enrique...pues sí, ahora toca invitarlo...

virtual nurse dijo...

Mi merienda de oración...Yo he quedado con una amiga para merendar y acudir luego al retiro espiritual de siete a nueve. Acaba de decir el presidente del gobierno que España es sobre todo cristiana.
Qué suerte tenemos de poder escuchar y ver a Don Enrique en esos retiros, enseñándonos a hacer oración, a hacer examen de nuestra vida, a conocer a Dios ¡Y le veremos también el domingo en la tele, claro que sí! Muchas gracias

Bernardo dijo...

En vista del resultado obtenido en el "desayuno de oración" con Zapatero, el próximo evento al que le van a invitar es la "cena de los idiotas".

Enrique Monasterio dijo...

v.n. No me des coba. A la próxima, te censuro el comentario.

Almudena dijo...

Ya se sabe... "París bien vale una misa"... o lo que sea.
De todas formas, en España, "los marrones religiosos" se los come la vice-presi ¿No?

Juanluís dijo...

Si viene Obama, se pone a hacer cola un par de días antes...

Anónimo dijo...

Zapatero va a rezar y la Bolsa cae un 6%, será coincidencia?
Chon.