viernes, 19 de febrero de 2010

La rosa azul


Durante siglos fue una fantasía romántica de los amantes de las flores y también un reto para botánicos y floristas. Los poetas soñaron con esa rosa imposible y crearon leyendas de príncipes enamorados que debían pagar a su amada el tributo de una flor con el color del cielo. Algunos estafadores recurrieron al tinte para engañar a los más crédulos, pero lo cierto es que nadie hasta ahora había logrado que surgiera de la tierra una auténtica rosa azul.

Hace muchos años los botánicos dejaron zanjada la cuestión. La rosa, explicaron, nunca será capaz de producir espontáneamente la idelfinidina, que es el pigmento responsable de ese color. Así que era inútil seguir experimentando con cruces entre las diferentes especies. Para que naciera una rosa azul sería necesario alterarla genéticamente.

Y eso es precisamente lo que ha hecho la empresa japonesa Suntory, en colaboración con su filial australiana Florigene. A ellos les importaba un rábano la vieja admonición juanramoniana, “¡no la toques ya más, que así es la rosa!”. Sabían que había un mercado y, como el negocio es el negocio y el yen es el yen, han conseguido cubrir la demanda con una rosa transgénica de belleza singular.

De momento, la rosa azul se vende en Kioto y Osaka a 15 euros la unidad, y según dicen, muy pronto llegará a Europa con crisis o sin crisis.

Las consecuencias de la noticia eran previsibles: un puñado de ecologistas ha puesto el grito en el Cielo ante el “peligro” de que el viento y los insectos esparzan un polen dañino para el equilibrio natural de las demás especies. Yoshikazu Tanaka, director del centro de estudios científicos vegetales de la casa Suntory, dice que exageran, que su flor es tan natural como inofensiva, pero me temo que la pobre y pacífica rosa se encuentra ya en el centro de una guerra ideológica de resultado incierto.

Uno, que sabe poco de flores, piensa que los ecologistas (que tampoco saben tanto) se pasan varios pueblos. El hombre es el jardinero de este mundo nuestro, no una especie animal más; Dios le encargó que trabajara el Edén donde lo puso y que lo convirtiera en su casa cooperando así con su poder creador.

Claro que el trabajo humano por dominar el mundo debe ser respetuoso con la naturaleza precisamente porque somos propietarios y no expoliadores; pero gracias a esa tarea transformadora, en España, sin ir más lejos, cultivamos toneladas de patatas, tomates y maíz, que eran desconocidos en nuestro continente antes del descubrimiento de América, y ha sido posible crear alimentos nuevos muy nutritivos y nada peligrosos.

Así que, mientras no se demuestre lo contrario, me declaro a favor de la rosa azul. Sin embargo no deja de conmoverme esa defensa a ultranza de lo natural frente a la abusiva manipulación humana.

Los ecologistas más radicales parecen amar las leyes de la naturaleza con pasión religiosa y entusiasmo misionero. Yo, sin llegar tan lejos como alguno de ellos, me subo también a ese carro con todas mis aves, a las que amo tanto. ¡Salvemos el Planeta!, sí señor. Defendamos la naturaleza, y ya de paso, defendamos con el mismo ímpetu la naturaleza humana y la ley natural que es expresión de la dignidad y de la grandeza de este trozo de barro dotado de espíritu que somos cada uno. ¿Por qué vamos a arremeter contra una rosa sólo porque la han hecho azul, mientras aplaudimos arrebatadamente que el hombre altere voluntariamente su sexo, elija ser varón, mujer o hermafrodita en contra de lo que dicte su naturaleza?

Conozco a un niño (lo es, a pesar de que tiene 16 años) que lucha, con el apoyo de una organización radical, por conseguir que lo mutilen y le den un paquete de hormonas femeninas con cargo a la seguridad social. Dice que “se siente” mujer y que está orgulloso de serlo.

Extraño mundo éste en el que basta el “sentimiento” de un adolescente para alterar a golpe de bisturí la naturaleza humana. Si fuera un clavel, los ecologistas gritarían como posesos.

23 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

¡Cómo lo sabe! Los ecologistas no pierden su tiempo en defender la vida.¡Qué lástima!¡Hay tantas y tantas cosas que habría que defender!
Salen algo caras las rosa azules ¿no cree? para que encima no sean tan naturales y se marchiten.

elektrocrash dijo...

excelente post Padre, el remate fue brillante!

Juana la Loca dijo...

Lo primero que me sale es lo de "Están locos estos humanos". Lo segundo es que, a pesar de estar de acuerdo en que el hombre es el jardinero del mundo, no creo que lo sea sólo para hacer negocio, que en el fondo es lo que buscan los de la rosa azul. Y lo tercero ... lástima por ese pobre hijo, que lo seguirá siendo a pesar de lo que le hagan. Su madre tuvo un hijo, y su padre también.

Pierre Nodoyuna dijo...

Capuchino, me parece que está claro que las rosas azules conseguidas SÍ SON NATURALES.

Anónimo dijo...

Buena entrada Enrique!! ya sabemos que el hombre fue puesto en el eden para q cuidara de el, pero como sabemos el hombre inventa a cada segundo,no es de extrañarse que alteren el cultivo de una Rosa.en mi pais hay una sola floristeria q importa Rosas Azules, y son mas baratas que en España... $2.00 P/U. Tienen muchisima demanda! El negocio es Negocio bien dicho!

slds ,Burbujita de Mani.

Andrea Rodil de del Valle dijo...

La rosa azul me encanta!!! Creo que los hombres tenemos un don de Dios para trabajar y crear, son increibles estos japoneses!!!

Por otro lado, siempre me ha parecido ridícula esa contradicción tan tremenda que existe entre los que defienden la vida de los animales, la "integridad" de la vida vegetal, y que le dan la espalda a la vida humana. El otro día salió un contingente de rescatistas con un presupuesto ridículo para salvar PERROS Y GATOS que hubiesen quedado desvalidos tras el terremoto de Haití...¿?

Almudena dijo...

A mi no me resulta tan clara su conclusión final. Por desgracia, hay personas que han nacido "en la frontera, en tierra de nadie" en algunos aspectos. No conozco a ese chico pero estoy segura de que el abanico de posibilidades es demasiado amplio como para que a algunos les toque nacer con un cerebro de un sexo y un cuerpo de otro de la misma manera que, en los extremos de la "normalidad" hay hombres brutos, agresivos y auténticos depósitos de testosterona como mujeres cursis, ñoñas, débiles e histéricas.
Ojalá fuera todo blanco o negro pero (y soy todo menos relativista), me temo que no es así. Aunque se abuse en muchos casos, como pasa con todo.

Guadalupe dijo...

Lo apoyo don Enrique, creo que este ha sido uno de los mejores post que he leído en su globo... y opino igual que usted, no entiendo a esa gente que apoya a los pobres perritos perdidos, pero que no le importa saber que una mujer está abortado o "haciéndose hombre"... Hace poco, me dijeron una buena frase "La naturaleza fue hecha para el hombre y no el hombre para la naturaleza"

Papathoma dijo...

Chapeau.

Yomisma dijo...

Almudena, me parece que estás equivocada. Reconozco que no todos somos iguales, que cada uno tiene sus "especialidades", pero en decir que alguien nace con el género equivocado es como decir que Dios se ha equivocado. Puede ser que haya personas de género másculino que sean más sensibles de lo corriente, que no de lo normal, u otras del género femenino que tengan atracción hacia lo que entendemos como masculino. Pero eso no quiere decir que sean menos normales. Son diferentes como tú y yo somos diferentes. Y han de vivir con esas diferencias como tú y yo vivimos con ellas. Si no fuera así....quién no piensa que no es perfecto. Yo siempre pienso que cuando me vaya al Cielo tendré unas piernas largas y delgadas. Porque las que me han tocado en la tiera!!!! No por eso voy a un"medico" que me cambie las piernas por otras. Y te aseguro que a veces en mi cabeza siento que tengo que tener esas piernas preciosas. Pero me miro al espejo y... sigo viviendo con las que me han tocado. Contenta,eh!
A lo mejor los que están equivocando a este pobre niño son los que le convencen de que lo que es no debía ser, en vez de hacerle ver que lo que es es estupendo. Muy simplón? No sé, no sé....

Anónimo dijo...

Almudena: Dios no hace las cosas a medias. Si naces hombre, eres hombre. Más o menos sensible, o más o menos rudo, pero hombre. Y como hombre debes ser educado.En la mayoría de los casos lo que falla es la educación, no seamos ingenuos.
Gracias Don Enrique: creo que ha expresado lo que mucho pensamos.
Monse.

Elina dijo...

Me encantó el post de hoy, gracias!
totalmente de acuerdo en todo.
Impresiona saber que íntegramente todas las células de este chico, desde que fue concebido hasta que se muera, contienen los genes XY, masculinos, aunque intenten cambiarlo con el bisturí. Rezaremos para que se clarifique su cerebro.

Isa dijo...

Me ha gustado muchísimo so entrada, don Enrique. Tanto luchar por la rosa, mientras les importa un pimiento la vida humana, qué absurdo.
Por cierto, prefiero la rosa roja, mucho más elegante.

Almudena dijo...

Bien Yomisma, me hablas de un tema estético y yo ni he pensado en eso. Ahora te digo: según tu teoría todos los que nacen con una enfermedad, con algo de más o algo de menos, (y hay casuística para aburrir)¿Es porque Dios se ha equivocado???? ¿No deberían operarse, sino conformarse????
No creo, Monse, que la masculinidad o femineidad sean sólo una cuestión de genitalidad. Y casi todos los niños que conozco ya saben muy bien lo que son desde muy pequeños y se les puede y debe educar en ello, pero es inútil pretender que una rosa se comporte como un cardo, por más que te empeñes. Nadie como uno mismo sabe lo que es.
Bueno, Dios sí. Él sí sabe de verdad lo que somos. Quizá en éstos como en otros casos no se equivoca, más bien permite dificultades que nos hagan crecer. Ojalá en éste como en otros temas yo pudiera estar en la mente de Dios y afirmar algo con seguridad pero, va a ser que no. Por eso tengo mis dudas.

Andrés dijo...

No voy a entrar en el debate del chico con sus problemas, que bastante tiene.

La rosa es majestuosa, no sé si el olor será también hermoso, pero las fotos merecen lo que cuesta (espero que con la demanda y la oferta se avarate el precio).
Además es algo simbolico, se regala una, no un ramo.

Ah...Que bella es la bioquímica...

Saludos

Enrique Monasterio dijo...

Permitidme (Almudena y yomisma) que medie en el microdebate que mi rosa azul ha generado.
Las dos coincidís en que el chaval tiene un problema: "se siente" mujer, aunque fisiológicamente es un varón.
La cuestión, por tanto, radica en saber cómo afrontar la anomalía: ¿modificando su cuerpo para que el chico se sienta mejor, o tratando de curar su mente para que se acepte y se "sienta" varón?
Yo no lo tengo claro, la verdad; pero ¡ay de quien se atreva a afirmar que la anomalía responde a una enfermedad mental! Los colectivos de transexuales y afines se lanzarán a la yugular de quien no piense que ser varón o mujer es una opción personal.
En fin, que los "ideólogos del género" acabarán por afirmar que si uno se siente pájaro, habrá que injertarle unas alas para que eche a volar.

Yomisma dijo...

Exactamente Don Enrique, y con todo respeto a la opinión de Almudena, me parece que un problema psicológico lo están intentando arreglar son una solución de estética.Quién no diría que dentro de unos años a esa misma persona le entren sentimientos de ser de nuevo varón....?

Feracaso dijo...

Don Enrique, muchas gracias por defendernos a los japoneses.

gilca dijo...

Jamás me hubiera imaginado que escribiera sobre esto. ¡Qué preciosidad de flor!
La semana pasada fui busando unas rosas azules para ponerlas en el oratorio. Al final encontré unas pero, ni mucho menos de ese azúl tan intenso. Le pregunté a la de la floristaría que cómo conseguía ese color en la flor. Me dijo que con unos polvos que se echan en la tierra al plantarlas y no les pasa nada. Son tan naturales con las otras.
Viva el negocio de este tipo!

Nico dijo...

Veo que nuestra Seguridad Social a pesar de la crisis está a la vanguardia del mundo, es lo equivalente a Japón en tecnología.

Andrés dijo...

D.Enrique, yo a lo de las alas me apunto (aunque no con injerto, que es poco práctico), seguro que es mejor que ir en coche...(aunque en invierno un poco fresco)
Mejor no, que luego te ponen radares puñeteros, zonas azules (como su rosa),etc y le quitan la emoción.

Saludos

Teresa dijo...

Me encanta esta entrada, y cómo aprovecha la "rosa azul" para a propósito de ella...

Gracias

Lic. Natalia del Rosario Arenas Paz dijo...

Hola, soy de Guatemala y les comento que en mi país ya se están produciendo rosas azules. Tengo entendido que las empresas que trajeron para cultivar esos híbridos son extranjeras, según dicen son japonesas; por lo que las rosas azules de Guatemala no se quedan acá sino que se exportan. Sin embargo, en un mercado local se venden algunos ejemplares y son sencillamente preciosas. Supongo que tales ejemplares son los que por alguna razón, quizá el tamaño, no calificaron para exportarse, por eso las venden en un modesto mercado. El precio de cada rosa en ese mercado es el equivalente a US$1.25... hace menos de 2 años mi hija contrajo matrimonio y le hice el bouquet con estas rosas, quedó precioso pues el azul de estas rosas es intenso, son rosas increibles.. Se las recomiendo. Saludos