jueves, 4 de febrero de 2010

Novios o así

Una pareja sin prisas
Ana (16 años) llega a la capellanía con una extraña consulta, que a lo mejor no es una consulta.

—Le he dicho a mi padre que Luis y yo somos novios.

—¿Y qué cara ha puesto?

—Normal, pero me ha preguntado si me veo casada con él. Le he respondido que ni de coña, y me ha dicho que entonces no tengo novio. ¿Usted qué cree?

—Que tu padre tiene razón: tienes un rollito, un amigo, un fiche, un colega, un apaño, un enganche, un grano…

—Joé…

(Los nombres de la pareja, como otras veces, no son auténticos)

14 comentarios:

Anónimo dijo...

JA,JA,JA...

ADEMÁS DE VERDAD!!

Lo que imponen las palabras!!. No da lo mismo no!.

A mi me llama la atención que en mi época (hace unos 15 años), época de ligoteo, a las chicas nos gustaba ser o novias, o nada. Para marear la perdiz que llamen a otra...

Anónimo dijo...

Yo le preguntaría con muchísimo respeto si cuando rezaba con 10 años se veía sacerdote? Totalmente de acuerdo con enseñar una moral y un sentido a todo ese periodo noviazgo, pero no escandalizarse porque no se vea casada con el.
Gracias.

Isa dijo...

Ja ja ja...cuánta razón tenía ese padre y qué buena respuesta le dio usted...Me hubiera gustado ver la cara de la cría.
¡La pena es que hay muuuuuuchas chicas asííííí!

Relicary's Blog dijo...

Jajajaja. Hay que saber Hablar. Las palabras tienen mucha fuerza y es una pena devaluarlas.

Me recuerda a mis quejas de que ya casi no puedo hablar de animales de granja, porque todo tiene un doble significado... Leñe...

Enrique Monasterio dijo...

Nadie se escandaliza, Anónimo. Y yo menos que nadie; pero las palabras tienen un significado preciso. Hay chavales y chicas de 16 años que sí "se ven" casadas con su novio, aun sabiendo que la vida da muchas vueltas. Y hay otros y otras que tienen "novio" o "novia" como quien tiene un juguete o una piruleta.

Andrea Rodil de del Valle dijo...

¡¡Me encanta esa respuesta del padre!! No le está diciendo que no lo tenga, ni le prohibe nada, no creo que se escandalice... el comentario es suficiente para que la niña caiga sóla en la cuenta.

Espero que no se me olvide para dentro de unos años...

Carmen dijo...

No es muy habitual que se de que desde los 16 años... pero es podible

Almudena dijo...

Pues la chica no tendrá novio pero tiene mucha suerte... ojalá hubiera siempre cerca alguien con capacidad y ganas de poner luz en las situaciones

Kike dijo...

Hmmm... esta vez sí no estoy de acuerdo: (1) la chica tiene apenas 16: me parece un poco brutal andar sugiriéndole que piense en matrimonio; (2) es antiestratégico decirle eso: en mi experiencia cuando les dices a los de 16 que lo que tienen no es novio, se aferran aún más al asunto y se vuelven contestatarios (y en algunos casos, nueve meses después se convierten en padres de familia); (3) nadie cuando empieza un noviazgo se ve inmediatamente pensando en matrimonio: nadie en su sano juicio "se ve casado" (si es maduro y discierne bien) con quien acaba de empezar una relación; eso viene después, si es que viene. Por supuesto, padre tocayo, disiento desde la más profunda amistad. Salud.

Enrique Monasterio dijo...

Y yo creo, querido Kike, que estás sacando de quicio una pura aclaración terminológica en broma. Ni su padre le ha sugerido que piense en el matrimonio ni la cosa es tan "brutal".

Isa dijo...

Kike, una amiga mía (no te hablo de una chica de 40 años...menos de 25...) sí que se vio casada con su novio cuando empezaron a salir...por supuesto que luego se puede torcer el asunto, pero ella busca algo serio y ve (al igual que el novio) su futuro junto a él y no con otro; que ella no busca líos...

Clara dijo...

Creo, y así me lo planteaba a los 16 años también, que si ves claro que ni por asomo podrías llegar a casarte con esa persona... ¿para qué demonios sales con ella? Recuerdo, a esa edad, haber hecho la misma reflexión a un chico, y se sorprendió y dijo que no me estaba pidiendo casarse conmigo. Y contesté que lo sabía, pero si yo no veía remotamente posible esa opción, era absurdo empezar. ¿para qué gastarse interiormente? ¿para probar nuevas situaciones? ¿porque todos los hacen? ¿para añadir una conquista en un supuesto carné? ¿porque quedaba guay entre las amigas? Yo no quería ir dejando trocitos de mi corazón por ahí, sin motivo alguno.

Anónimo dijo...

Las cosas del querer -y de la boda-no son sencillas... es un proceso que da muchas vueltas y antes hay amistad, respeto, cariño, ... y a veces hasta amor auténtico. ¡Pero 16 son 16! (Y más en esta época de inmadurez)
No hago juicios de valor, simplemente pregunto:
1.- ¿Cuánto tiempo hace que los comentaristas del blog no escuchaban - la palabra "novios"? 2.- ¿Está llamada a desaparecer de de la lengua hablada?
3.-Si las palabras reflejan una realidad, ¿se refiere hoy a una realidad apenas existente?
4.- Recomendar la estupenda novela de Manzoni "Los novios" (que esos sí eran auténticos)

doublebassist dijo...

ay... esta juventud...

Los jóvenes son un reflejo de la sociedad, de sus padres, amigos...

la adolescencia es la búsqueda de quienes somos. es en esta edad cuando la palabras amor y amigo empiezan a cobrar sentido. los "ligues" son una respuesta de un joven que se ve necesitado, que comprende que su vida no tiene sentido si está solo. el problema está en que les hemos enseñado que sin compromiso, sin responsabilidad todo es más fácil.

tenemos que entender que los jóvenes dependen de nosotros, de lo que hagamos y digamos; somos su referencia.

el que no ama a su prójimo, a quien ve, ¿cómo amará a Dios, a quien no ve? Por eso es necesario que les mostremos qué es el amor, el amor pleno (para ello es recomendable leer la enciclica de Benedicto XVI "Deus Cáritas est").