miércoles, 3 de febrero de 2010

Tigres vegetarianos


Entro en una página web recomendada por el Ministerio de Educación y tengo la impresión de encontrarme en una carnicería. La llamada "educación sexual" se reduce a pura fontanería genital. Quieren convencernos que la mejor forma de crecer sin tabúes ni obsesiones sexuales es atiborrar de sexo a los niños a partir de los 11 años para ver si se indigestan.

Probablemente piensan que a base de echar carne a las fieras, los tigres terminarán por hacerse vegetarianos.


13 comentarios:

Anónimo dijo...

Cierto y no solo en la página del ministerio,hay más... Y ésto se cuela en los colegios, mejor dicho se deja colar, da igual concertados que públicos, es una pena.Cuando les haces ver la incoherencia con el ideario del colegio se limitan a asentir con la cabeza ...
Carolina.

elektrocrash dijo...

es una verguenza, y en la argentina no es mejor, de hecho, es peor!

Nubosidad Variable dijo...

Es una pena, a mi me da vértigo pensar lo que le están enseñando a los niños en el colegio.Pero al igual que el Imperio Romano cuando la corrupción de las costumbres alcanzó el tope cayó, éste tiene que caer. Así lo espero por la cuenta que nos trae.

Clara dijo...

Es que, terminan por hacerse vegetarianos.
Lo de es tos días con la ministra de Sanidad y su Plan de Salud Sexual y Reproductiva es de novela de ficción, tipo Un Mundo Feliz. Pero...realidad.

eligelavida dijo...

La página de la Comunidad de Madrid para los jóvenes se llama 'si te lías'. Sólo el nombre indica lo que los políticos piensan de los jóvenes. ¿Dan carnaza con intención de ganar votos en el futuro?

Carmen dijo...

Estoy de acuerdo, al menos en cierto sentido, es un completo "degenere" que además se toma como "normal".

Papathoma dijo...

Reflexión para padres. Todo se pega, y a veces las explicaciones que damos a los hijos pequeños son demasiado "técnicas" -aún cuando se emplean modos infantiles para que lo entiendan-. No se puede olvidar el punto central: la vida, el amor, la familia... Cuando su niña de 8 años le preguntó a una amiga mía: "¿pero cómo va a estar embarazada la hija de (...)?¡pero si no tiene marido! y además es muy pequeña para ser mamá...", entendí que mi amiga no le había explicado simple biología. Ese día tocaba explicar más cosas, que entendió aunque no le gustaran. Y al final, la madre tuvo que prometerle que le ayudaría a cuidar a su bebé si le pasaba a ella. Espero que mi amiga se acuerde de la promesa llegado el caso...

Isa dijo...

Qué pena. No me he metido en esa página ni me apetece mucho, pero puedo suponer lo que cuenta.
Pues eso, que críen animales. ¡Qué importancia tienen los educadores en las aulas! y los padres, claro...

Relicary's Blog dijo...

Creo que es bueno explicar las cosas, porque si no se sabe de esos temas, te acaban tomando el pelo. Claro, luego está lo de 'qué explicar'... Si tratamos de ver extremos como 'normales' eso se acabará convirtiendo en lo normal. Es el proceso que se sigue cone stas cosas. No sé si me entienden.

No he visto la página, pero veré si me animo y puedo comentarla con una base lógica.

Yomisma dijo...

Estoy de acuerdo con Papathoma. En muchos casos lo de decir a los nios la verdads se confunde con explicar a los niños las cosas fuera de su alcance. Mi hijo de 7 años un día vino diciendo que la vecinita de 8 le había dicho que ella fue hecha "en ciencia". Yo, que sabía que había sido fruto de fecundación in vitro, investigué qué más le había dicho. Gracias a Dios no fué más lejos....

Juana la Loca dijo...

Ante el Motto de la clase de salud sexual de los hijos de una amiga mía (Sex can wait, masturbate), alguien comentó: quieren apagar el fuego con gasolina.

Anónimo dijo...

Se han dado casos que dicen que los tigres vegetarianos si existen, algunos se encuentran en la selva y otros viven con personas en sus casas, solo alimentandose de yerba o zacate, es algo dificil volverlos vegetarianos, los mas sencillos son los tigres blancos.

Anónimo dijo...

Concuerdo contigo, se han dado casos donde hay mas de 10 tigres vegetarianos, y se dan mas en los tigres blancos (de bengala).