martes, 29 de junio de 2010

Después del partido


Hoy no haré consideraciones como el otro día sobre la humildad. Kloster, enfundado en una bandera de España y con la cara pintada de rojo y amarillo improvisó una canción que comenzaba así:

Una tacita de caldo
sentará de maravilla
a don Cristiano Ronaldo
de parte del Guaje Villa.

Y si necesita tila
porque el chico se indigesta.
Compre tila Capdevila.
Se la dará Andrés Iniesta.

Pero aplacemos la fiesta,
¡vamos, vamos!,
que nadie se eche la siesta,
Pujol, Piqué Sergio Ramos,
que ahora viene Paraguay
y si nos amodorramos
ay, ay, ay




7 comentarios:

hmpaquito dijo...

D.Enrique,

Yo llegué tarde, pero...ese tal Kloster, no será hermano de un tal alter-ego? ;-)

Pues sí que le ha salido hooligan el tal Kloster... como parece que se acomoda muy bien a los usos y costumbres locales: tambien toca la vuvucela ?

Saludos desde la tierra sin nombre.

Clara dijo...

jejejeje, hoy se lo podré enseñar a mis hijos, les gustará...

maria dijo...

Mi abuelo decía : "es de bien nacido ser agradecido "; pero también el hecho de felicitar los buenos logros de los terceros.

Como nací bien : FELICITACIONES

PD: La "poesía" se parece a nuestras "payas" campesinas

maria dijo...

Esto es para Ud. : aún no tengo claro lo de Kloster : es un alter -ego o bien existe?

Hay un libro de un autor chileno : JENARO PRIETO llamado "EL SOCIO"
El socio es una creación imaginaria del personaje principal quien absorvido por esa creación ... no le digo más para que lo lea.


" Ud. mismo me acaba de decir que me ha inventado, que soy producto de su imaginación " una creación de arte", ... y las creaciones de arte no mueren. Mister Pardo, ¡Son los autores los que se mueren.! Consulte su biblioteca .... somos inmortales ... viviré más que usted .... estoy libre de esas miserias terrenales ( le dice " el socio" a Pardo)

AleMamá dijo...

Nosotros en Chile ya tomamos de esa sopita...sabe muy mal....

Burbujita de Mani dijo...

Tan sabio Kloster jejejeje espero q les vaya mejor.

Saludos

Isa dijo...

¡Muy buen poema! me he reído mucho, jejeje.