martes, 15 de junio de 2010

El cuco congelado

Riaza a vista de cuco
Estoy en Riaza de nuevo. Las previsiones meteorológicas no son muy favorables. Podéis verlas en la columna de la derecha de esta página. De momento, lluvia, niebla y una amenaza de nieve, al menos en las montañas vecinas.

Al llegar me recibe el canto de un cuco congelado que se ha refugiado en el jardín para protegerse de este curioso invierno que padecemos. Está muy cerca y con sus dos notas de siempre me pregunta algo sobre el clima. Le digo que me deje tranquilo y, antes de entrar en casa, me acerco a la ermita para saludar a la Virgen. Pronto llegarán “las chicas”, veintitantas mujeres a las que debo explicar Antropología Teológica.

Me consta que están muy ilusionadas con la asignatura. Yo preferiría que no esperaran demasiado del profesor, porque necesito sedimentar las ideas que ahora mismo son excesivas y me alborotan la sesera intentando abrirse paso. Tal vez se vayan ordenando poco a poco y pueda transmitir algo coherente que no defraude demasiado.

Por lo demás, serán días de descanso a pesar de las clases, las meditaciones y las horas de confesonario. Nada descansa tanto como el silencio, la melodía de la brisa, el susurro de los pájaros a media tarde y las gotas de lluvia que caen sobre mojado al otro lado de la ventana.

El globo navegará sin rumbo esta semana. Tal vez anote algún pensiero nocturno o don Alfonso nos regale un par de microvídeos.

11 comentarios:

Isa dijo...

Seguro que usted hace amena esa asignatura...además, parece interesante.
Pues sí, descanse, que eso siempre viene bien, pero no deje de escribirnos algunas líneas cada día...

Anónimo dijo...

dos cosas: primera, qué envidia descansar al hilo de Antropología... qué envidia.
Segunda, acabo de ver el nuevo look, y qué quiere que le diga... me parece tipiquísimo. El azul dejó de ser "color" de moda hace tiempo. No lo veo, sinceramente. De todos modos, faltaría más, el blog lo administra usted. Pero no me convence... Un abrazo!! A disfrutar.
Emilio Muñoz.

Anónimo dijo...

Me encanta que sus palabras las convierta en poesía. Sus metáforas son bellísimas.

Arturo PÉREZ dijo...

Bendito sea el silencio y los cucos que lo rompen.

Rezaremos en familia por sus charlas sobre antropología teológica, seguro que todas sus ideas se terminan ordenando y el Espíritu Santo le ilumina.

Al fin y al cabo gracias al Espíritu Santo el Hijo de Dios se hizo hombre y podemos hablar de antropología teológica.

INÉS dijo...

El silencio....
No hay nada mejor...

giselle dijo...

HOY ME HA SORPRENDIDO EL COLOR BONITO DEL BLOG. A MI SI QUE ME GUSTAN LOS CAMBIOS DE IMAGEN. SUELE SER MI TEOREMA.
ME ENCANTA EL SONIDO DEL CUCO, POR LA MAÑANA.
MENOS MAL QUE ES USTED OPTIMISTA CON ESO DEL DESCANSO Y EL TIEMPO.

Anónimo dijo...

¡Qué suerte el cuco!. Me gusta la foto. ¿Es suya?
Y la de la golondrina...¿?.

Enrique Monasterio dijo...

La foto, ¿mía? Aún no he aprendido a volar. La sacó el cuco.

Vila dijo...

Recuerdo vagamente la finca, pero lo suficiente para saber que es un buen lugar para descansar. Me alegro que así lo haga, pues si normalmente escribe las entradas al globo sobre las 5.30h y a las 23.h sigue aceptando comentarios ..... ¿cuando pretende descansar?.
También recuerdo que tiene lugares estupendos para pasear, espero que le dejen las chicas.
Feliz semana.

maria dijo...

LO QUE ES EL LENGUAJE!! CUCO LE DECIMOS AL MONsTRUO QUE TEMEN NUESTROS NIÑOS

"CUIDADO, QUE TE VA A COMER EL CUCO", SENTENCIAMOS A LOS NIÑOS PARA QUE SE PORTEN BIEN

Papathoma dijo...

Me acuerdo de usted todas las tardes,cuando llego al cole y veo la exposicion de pajaros que han montado alli. Las fotos las ha tomado un padre pajarero y seguro que le gustarian.

Mi duda es si los pajaros resistiran hasta final de curso... porque el pasatiempo favorito de los mas peques (de 1 a 5 años) es poner en movimiento todos los paneles segun pasan.