miércoles, 2 de junio de 2010

La crisis


"El hecho de que la mayoría de los españoles coincidan en que el problema más grave de este país es la mala situación económica me hace pensar que España tiene ahora mismo un problema mucho más grave que cualquier crisis económica."

Miguel d'Ors

24 comentarios:

Templador de Gaitas dijo...

La crisis toca los bolsillos, el animo, la alegria, la motivación, el empeño, el respeto, la responsabildad. Habrá otros problemas sin duda, pero mi estomago me dice que este si es un problema y grave y no me deja ver los otros.

Anónimo dijo...

El que eso escribe,¿acaso está él y su mujer en paro?
Perdón por la impertinencian, si es que lo es, pero con todos los respetos creo que es un dato, los gravísimos problemas económicos que sufen muchas personas, del que no se puede prescindir.
ROPEGRA

Marta dijo...

¿Y por qué tenemos en este país la mala costumbre de responder siempre a los argumentos con interpelaciones personales?

Enrique Monasterio dijo...

Anónimo: vuelve a leer el texto de d'Ors, por favor. No veo que "prescinda" de nada. Dice lo que otros muchos han dicho ya: que la crisis es mucho más profunda.

Anónimo dijo...

La grave situación económica es la consecuencia de una crisis mucho más grave.
Estamos pagando las consecuencias de la fanfarronería, el despilfarro, la soberbia humana, la frivolidad en general, en vivir pendiente de las apariencias, la falta de seriedad y compromiso en los trabajos, los cafecitos laborales, la mala gestión en general...
En este país llevamos años aplaudiendo (en términos generales - no hay más que ver la tv), la chavacanería, el triunfo sin esfuerzo, la falta de valores (según cuanto paguen...).
EL chiquilicuatre del año pasado fue ya bastante representativo.
Las faltas de ética y estética suelen ir de la mano.
La crisis es superprofunda pero el síntoma de la ruina económica es el que se ve más rápido.

Papathoma dijo...

Gracias a Miguel D'Ors por expresar de una forma tan acertada lo que algunos no nos atrevemos a expresar en alto.

La crisis económica es "sólo" la punta del iceberg...y la que sufrimos todos (unos más que otros, no nos engañemos).

Marinero dijo...

Esas estadísticas suelen ser hijas de unos cuestionarios en los que se da una serie de respuestas fijas, a elegir, y si acaso se deja un apartado abierto para "Otras"; los resultados tienen mucho que ver con esto. Y, para quienes hablan de "este país" (el artículo de Larra titulado precisamente "En este país" sigue siendo bastante actual, me parece), recordar que la crisis económica ni se originó en España ni afecta sólo a España, sino a muchísimos países, con gobiernos por cierto de los más distintos colores políticos. A partir de ahí, cada cual puede arrimar todo lo que desee el ascua a su sardina, política también o como sea; pero, ¿también en todos los demás países se dan todos esos males? ¿Y dejaría de haber crisis si no se dieran? Porque, oiga, en la Edad Media, en que el poder de la Iglesia Católica y de la moral por ella dictada eran mucho mayores, no sólo había crisis, sino que eran pavorosas y causa de muchos miles de muertes, incluso en los países más ricos -digo, por poner un ejemplo. ¿No hay por ahí cierta tendencia a simplificar, y convertir en historias de buenos -los que piensan como yo- y malos -los demás- cosas que no tienen nada de simples?

Enrique Monasterio dijo...

Lo siento, Marinero, no veo más ascuas ni más sardinas que las que tú pones, sin venir a cuento. No sé de qué estadísticas hablas, y nadie, salvo tú, ha mencionado a la Iglesia Católica. Aquí se habla de valores éticos, de la banalidad imperante, etc. Te veo…, como siempre, un pelín polarizado en tus cosas. Publico este comentario aunque se vaya por las ramas y, si quieres, en otro tono y con rigor, hablamos de la Iglesia y de las calamidades en la Edad Media. Hoy no pega ni con cola.

Anónimo dijo...

Mario Oriol
Supongo que la crisis a la que se refiere Dor´s es una crisis de valores, sin embargo, no podemos catalogar como crisis un modelo de valores que no se corresponda con los que yo tengo, seguramente el autor del artículo no esté en paro y se pueda permitir, esto lo digo sin acritud alguna, valorar la sociedad desde una atalaya que nada tenga que ver con las verdaderas necesidades. La crisis económica, como bien ha dicho anónimo, es el fruto de querer vivir por encma de las posibilidades, de creernos que toda la vida los pisos se iban a estar comprando por 20 y vendiendo por 40, de la filosofía del pelotazo que es la que impera en este nuestro país. Los hipotecones de 1000 euros que se despacharon hace unos años son la crisis de ahora.

GAZTELU dijo...

Una servidora está completamente de acuerdo con Miguel d´ors.
Aunque yo esté personalmente sufriendo esta crisis,deuna manera grave,pienso que sin crisis no hay desafíos,no hay méritos.
En las crisis es donde aflora lo mejor de cada uno,yo lo estoy comprobando con mi familia y con mucha gente que tengo alrededor.
Es un hecho cierto que estamos ante una situación económica gravisíma pero no olvidemos que detrás de la crisis económica estamos sufriendo una crisis de valores tan cruel que será dificil de reconducir en mucho tiempo o qui
zás nunca mientras que la bonanza económica volverá sin lugar a dudas antes o después.
Realmente lo que importa son las almas de las personas y no su cuenta corriente,apretarse el cinturón,pasarlo mal,prescindir de muchas cosas no necesarias para vivir debería ser una asignatura obligatoria en la vida de toda persona,porque las enseñanzas que se descubren de ello son incomparables con una crisis económica.
GRACIAS

Almudena dijo...

Sí. A mí hace tiempo que me preocupa lo imprescindibles que me resultan cosas que seguramente son prescindibles. Y me revienta pensar que, sin duda, soy causante de esta crisis económica (en cierta medida, que nadie me linche), y, especialmente, de la crisis de humanidad que vivimos.
Por cierto, le pese a quien le pese si le pesa a alguien, cuando pienso en humanidad pienso en Jesucristo. Incluso si pienso en remedios contra la crisis económica, pienso en Jesucristo

Anónimo dijo...

Don Enrique,

Me encantaría ver un post acerca de la iglesia y la edad media. Ya estoy harto de tanto recurso fácil a la iglesia medieval juzgada desde la moral de hoy. De todas formas tan moralmente avanzados estamos que colamos el mosquito y nos tragamos el dinosaurio. Léase aborto, eutanasia, abandono de nuestros mayores, matrimonio homosexual, y porque no, cosas más pequeñas que todo el mundo hace y que por ser pequeñas parece que no están mal como engañar unos eurillos a hacienda si cuela, cobrar el paro por despido previamente pactado(porque todo el mundo lo hace), conseguir tal o cual ayuda o beca aunque no me corresponda, bajar todo lo que puedo de internet porque no es de nadie, colarme en el atasco de todas las mañanas, etc. No miremos a la iglesia, mírese cada uno a si mismo y tire la piedra. A ser posible pequeña porque le caerá encima.

Un saludo,

David Beltrán

Anónimo dijo...

Mario Oriol

Comparar el matrimonio homosexual con la Inquisición, Don Enrique, supongo que no será merecedor por parte de usted de ninguna correción como ha hecho con marinero, la eutanasia también, por qué la sociedad tiene que atenerse a una leyes morales que les son ajenas?, le propongo abrir un post con respecto a este tema (el de la eutanasia sobre todo)para que podamos debatir acerca de este empecinamiento moral en la vida particular de los que aún creemos que la vida nos pertenece a cada uno.

Pierre Nodoyuna dijo...

Suscribo todo lo anterior excepto lo de marinero pues se ha ido por los cerros de úbeda. Cuando un estudiante se rompe una pierna, y deja de ir a clase, o a un examen.... A que le catean? Pues un profesor se hace un esguince y se queda en casa porque TIENE DERECHO A LA BAJA. Pero cobrando por supuesto. Y a nadie se le ocurre que la Uni tiene que contratar a un sustituto y pagarle q la vez que te paga atí la baja mientras estás en casa viendo la tele, o de compras pues hay que aprovechar que no voy a trabajar....En fin, que esto nos lo hemos guisado nosotros con ayuda de los sindicatos y de la educacion socialista. He dicho!

INÉS dijo...

De acuerdo...hay crisis más gordas que la económica...y quizás solo nos preocupamos de tener el bolsillo lleno... de acuerdo.
A lo mejor aprobechando el parón este es el momento de atajar otro tipo de crisis que nos destruyen sin darnos cuenta.
Creo que ese es el mensaje...tampoco le vamos a dar más vueltas.

RAE dijo...

Inés, que se "t'a colao" un gazapo aprovechando la crisis.

Papathoma dijo...

Hace rato que me he perdido.

Se estaba hablando de una crisis mas profunda, en la que cabria -en el aspecto economico-la corrupcion o la irresponsabilidad de MUCHOS ante los propios deberes civicos (con Hacienda, por ejemplo) y tantas cosas mas, en distintos niveles de gravedad.

¿A que viene empecinarse con la Iglesia? (Y en concreto con la Catolica).

Inquisicion. Si al final la culpa de la crisis no la vamos a tener los funcionarios...¡¡¡¡la van a tener los curas!!!!

Seneka dijo...

No es por nada D.Enrique, pero lo que dice M. d'Ors ... ¿cuando lo dijo? Porque los antipáticos de siempre ya lo dijimos hace más de 30 años.

maria dijo...

Sin duda que la crisis económica es un resultado cuyo origen para algunos es difícil de visualizar , especialmente cuando la sufres en carne ( en tu bolsillo) propia.

Algunos sostienen que la causante es la avaricia, otros un problema psicológico-social muy profundo.

Andrés dijo...

Me parece que nos hemos ido del tema en los comentarios.
Estoy de acuerdo con Miguel D′ors.
Lo cierto es que si nos tocan la moral podemos aguantar, pero si nos tocan el bolsillo chillamos como locos...
Me parece que estamos viendo las consecuencias del Pensamiento Débil.

Un saludo

David Beltrán dijo...

Mario,

Desde el punto de vista de un creyente la muerte no es un mal absoluto pero si lo es la condenación. De esta forma, los males morales que conducen a ella son males morales absolutos y como tales deben ser denunciados. Otra cosa será la consciencia de cada uno que solo Dios conoce. Por lo tanto como creyente me reafirmo en decir que el matrimonio homosexual, el aborto, la eutanasia, etc, son males morales absolutos que llevan a la destrucción del hombre y de su sociedad.

En cuanto a la inquisición recomiendo el libro de Vittorio Messori Leyendas Negras de la Iglesia.

Por último eso de que las normas morales le son ajenas a la sociedad es más que discutible puesto que el hombre es capaz de juzgar el bien y el mal sin necesidad de atenerse a ninguna creencia.

Un saludo

INÉS dijo...

Aprovecho para pedir perdón por el gazapo de mi comentario anterior...¡qué burrada!.Gracias RAE , debe ser que la crisis me está afectando a las neuronas...también.

Nicolás dijo...

La crisis de valores, mucho mas grave que cualquier crisis económica, se resolverá cuando consigamos que voten todos los que se empeñan en no votar.
Si no son capaces de admitir la obligación de ejercitar su derecho al voto, tampoco admitirán otras obligaciones; y si solo admiten derechos, que lugar ocupan los valores en su vida.

Orisson dijo...

Seneka, macho, primero escribe poesía y luego te haremos caso...

Un saludo