martes, 8 de junio de 2010

Extraños pensamientos


Me lo ha dicho Kloster, que anda pensativo y melancólico:

—¿Cuántas cosas más habrá que prohibir para ser auténticos progresistas?



6 comentarios:

Papathoma dijo...

PROHIBIDO PROHIBIR.

Isa dijo...

Pues al ritmo que vamos, hasta respirar...

Boo dijo...

hace unos días le dije a mi hija de 10 años que se pusiera el cinturón de seguridad en el coche que nos iban a poner una multa y me preguntó: mamá, si voy descalza, también te ponen multa? ha debido de captar que las multas, a veces ,se ponen arbitrariamente...

yomisma dijo...

Lo malo es dar la explicacion por la multa.
Hace dos o tres años tuve un accidente en el coche: en la autopista me dieron por detrás. Y, Gracias a Dios sólo iban conmigo mis suegros y mi hijo mayor. Todos con el cinturón de seguridad bien puesto. Normalmente llevo dos o tres niños conmigo. Mi hija Laura se apunta a todo así que hubiera venido, no sé aún por qué no lo hizo. Pero si hubiera venido se hubiera matado seguro pues siempre tenía que decirle muchas veces que se pusiera el cinturón y acababa desistiendo. A partir de entonces la explicación es bien sencilla: ponte el cinturón que te puedes matar. No falla.

INÉS dijo...

¿Prohibir? A mí con eso de "gobierno de españa" cada vez que me regañan por algo...¡se me pone un humor!
Y lo peor es que me entran ganas de delinquir...¡que pena!

Bernardo dijo...

Para las cosas como ponerse el cinturón, el caso, etcétera, siempre uso el mismo argumento:

El casco no sirve absolutamente para nada: pesa mucho, te da calor, te limita los movimientos, te obstruye la visibilidad...

... lo que pasa es que cuando realmente ha de servir para algo, ya es demasiado tarde para ponértelo.