sábado, 5 de junio de 2010

Otra vez el Serantes


Hoy celebramos en Gaztelueta la Misa en el primer aniversario del fallecimiento de Vicente Garín, y yo, recién llegado de Madrid invitado por el Colegio, trato de preparar la homilía sin el menor éxito.

Cuanto más cercana es una persona, más difícil resulta hablar de ella. Y aún es más difícil hacerlo en familia, a viejos amigos. Dejar suelto el corazón, es peligroso, porque uno corre el riesgo de dar el espectáculo y constituirse en protagonista de la homilía. Y sólo Jesucristo debe ser el centro de la Palabra. Por otra parte, la predicación debe ser personal y viva; no puedo dar ceniza, sino fuego. Y para quemar a los demás necesito arder, dejar que Jesucristo me encienda.

Escribo cara a la ventana de mi habitación. Al otro lado, sumergido en una bruma tenue, está el Serantes, el monte de mi infancia. A veces tengo la impresión de que todos mis recuerdos están pegados a esa montaña. Me basta con mirarla y me veo a mí mismo vestido con el uniforme del colegio, en este mismo lugar, con Vicente Garín, Isidoro Rasines, Jose Luis González-Simancas, Wlado Vince…

Mirando al Serantes, se me van aclarando las ideas. Sí, en Gaztelueta han cambiado muchas cosas —ya escribí hace años, remedando a Heráclito, que nadie da clase dos veces en el mismo colegio—; pero hay algo que permanece siempre: aquello que llamábamos desde el comienzo “el espíritu de Gaztelueta” y que estaba hecho carne y vida en los que iniciaron esta aventura hace casi 60 años.

Ese espíritu es como el Serantes. Siempre idéntico a sí mismo, aunque cambie de color cada día. Y Vicente ha sido como ese monte; el que nos recordará siempre que Gaztelueta echa sus raíces en la sinceridad, en el amor a la libertad, en la confianza entre profesores y alumnos, en la cordialidad en el trato…

Sí, creo que algo de eso diré en la homilía.

8 comentarios:

yomisma dijo...

Que lo pase bien.Solo quedan 20 días....

Anónimo dijo...

Caray con su entrada, "dejar que Jesucristo me encienda"....Tengo la total seguridad de que ha dado verdadero fuego en la homilía.

Gracias por compartir con nosotros un cachito de usted, y le deseo que disfrute de su ciudad natal este finde.
Saludos "vila"

Nicolás dijo...

hay que ver lo que hay que hacer para ahorrarse un comentario, menos mal que solo quedan veinte días. Aprovecha.

Andrés dijo...

Me he perdido...20 dias para que?
Seguro que la homilía fue buena, con bocetos como ese...

Un saludo

yomisma dijo...

Es por no dejar el aire vacío de palabras...

Anónimo dijo...

Buen viaje de vuelta, yomisma. Efectivamente ya queda nada.

yomisma dijo...

Andres, en 20 dias, 19 hoy, nos vamos de vacaciones a la Madre Patria. Pero, anónimo, el viaje es de ida, que home sweet home sigue estando aquí.

Andrés dijo...

Yomisma, eso es vida; vivir in the U.S.A. y venir de vacaciones a España....(sana envidia)

Un saludo