domingo, 31 de octubre de 2010

Halloween



Acabo de regresar a casa. Son las diez y media de la noche y mi barrio se ha llenado de diablillos, diablillas, calabazas de plástico y zombis caseros.
―¡Uhhhhhh!
La diablilla tendrá 10 años a lo sumo. Su hermano, aún más pequeño, me pregunta si no me asusto. Le digo que muchísimo y en ese momento se oye una voz:
―¡Niños, a casa, que está lloviendo!
Yo pienso en lo que, al parecer, ha sugerido algún obispo para combatir la paganización de esta fiesta: que los niños se disfracen de santos. 
No, señor obispo; con todo el respeto que me merece, esa propuesta es bastante tonta. La santidad no es un disfraz. Santo es precisamente aquel que no se disfraza, el que se deja amar por Dios en todos los momentos de su vida y corresponde con generosidad a ese amor.
Esta señora, pequeña y gordita. que se cruza conmigo ahora mismo tiene un aire a Santa Teresa que no se pué aguantar. Me recuerda a Antuán. 
Uf, qué tarde es. Hasta mañana.

12 comentarios:

GAZTELU dijo...

Yo lo siento mucho pero esta fiesta americana no la soporto.

Menos mal que solo me queda mi hija pequeña por ilusionarse por ella.

La verdad es que a mi Antuan también me recuerda a Santa Teresa pero en mejor porque la santa no hacía esas croquetas y esa empanadillas......

GRACIAS

Papathoma dijo...

En casa hemos celebrado una fiesta de Halloween. Se ha llenado de vampiros, brujas y gatos negros de entre 2 y 10 años, que han disfrutado de lo lindo con los juegos que había preparado mi hija mayor -la de 10-.

Las madres de las criaturas se han quedado un rato antes de llevárselas, nos hemos conocido un poco más, hemos hablado de cosas interesantes... No, no veo ningún problema en utilizar la "carcasa" de Halloween para que los niños disfruten de una fiesta divertida.

Personalmente nunca me gustó el día de Carnaval...y desde hace años organizamos otra fiesta infantil, de disfraces -of course- con esa disculpa.

Y ambas celebraciones sirven para comentar con las enanas lo que celebramos al día siguiente y que es lo realmente importante.

¿Quién no se lo ha pasado bomba haciendo una queimada,con conjuro y todo? No creo que haya que "condenar" esas tradiciones paganas...sino darles otro aire.

Vila dijo...

Personalmente estoy con Gaztelu, no me gusta nada. Es una importación poco afortunada para mi gusto.

A mi hijo directamente le explico el significado de la fiesta católica y porqué es un día sin cole y un día para ir a ver a Jesús.

Ojalá hubiese mas gente como Papathoma y que le diera ese giro a esta fiesta, pero me temo que es un poco mas pagana la sociedad en la que vivimos.

Capitán, me gusto su definición de santidad, Gracias. Y gracias.

Isa dijo...

Uf, disfrazarse de santos no, por Dios; pero vivir como santos, sí, eso mejor.
A mí tampoco me gusta nada esta fiesta pagana, no le veo el sentido en nuestra tradición.

Anónimo dijo...

Ah! pero Antuán es chica?.... AC

Juanan dijo...

Según tengo entendido la fiesta ya se cristianizó hace siglos a partir de tradiciones irlandesas paganas; por eso se llamó All Hallows Eve, que ha derivado en Halloween.

Ahora se ha re-paganizado, y no sé qué sentido tendría re-cristianizarla en estos tiempos. Es como el café cuando se recalienta una y otra vez en el microondas (termina dando asquete).

Enrique Monasterio dijo...

Juanan: la fiesta de Todos los Santos procede del siglo III. Fueron tantos los mártires cristianos que el papa decidió crear una fiesta para todos ellos.
La paganización vino después. Y la "colonización" americana llegó con la Coca-Cola, más o menos.
Hay quien no tiene miedo a mirar al Cielo, porque sabemos que allí está nuestra Patria y quien, ahuyenta su pánico a la muerte envolviéndolo con el celofán del humor negro.

Yomisma dijo...

Halloween es una celebración ridícula de no se sabe que. Los niños se lo pasan bomba porque comen mas caramelos que en todo el resto del año. Los papas se ríen un poco de los pequeñines que vienen a por candy y mucho de los grandes que vienen a por candy... Ayer uno casi se lleva una bici... Menos mal que Cecilia y yo estábamos de guardia en la puerta poniendonos moradas de chocolate.
Y al día siguiente, la vida sigue como si tal cosa. En EeUu ni siquiera es fiesta de guardar! (Al menos este año). Yo por mi borraba Halloween.

Almudena dijo...

A mí Halloween me divierte, los disfraces y la decoración me divierten. No encuentro que pueda competir con todos los santos. Casi se diría que representan cosas opuestas. Yo me apunto a divertirme con la fiesta pagana y a vivir Todos los Santos como cristiana que soy, disfrutando de la Vida de tantos anónimos entre los que, seguro seguro, se encuentra algún familiar. Para mi hoy es un dia grande

Anónimo dijo...

Además de los huevos que te estampan en las ventanas o/y los coches si decides pasar de la fiestecita.... AC

Anónimo dijo...

...y piedras que lanzan a los autobuses.
Monse.

Boo dijo...

En algunos sitios la fiesta es light e inocente, pero como en España tendemos a importar ideas y "mejorarlas" la estamos convirtiendo en una gamberrada...o más que eso. No hay más que salir de noche y ver en qué deriva de destrozos y actitudes.